web analytics

01
Jul

Relato gay argentino: Verano en el gimnasio

Asisto hace 5 años a una cadena muy importante de gimnasios de aca de Bs As. Normalmente voy cuando salgo de la oficina. Ya en tantos años, me he hecho amigo de profesores, otros socios, tenía un grupito de 3 compañeros que iban en mi horario, cada uno de distintos trabajos, y que nos acompañábamos todas las tardes. Solíamos estar mínimo, 1hs 40 en la sede. De esos 3, solo 1 estaba casado, y con un hijo, otro estaba en pareja con una chica, y el otro soltero, pero se decía que tenía muchas admiradoras. Yo siempre bajo perfil y jamás hablé de mi vida sexual. Como tengo amigas lindas y mas d una vez me han visto con ellas en la calle, pensaban que eran mis garches. Nos cambiábamos todos juntos y nos duchábamos en el mismo horario. Para serles franco, de los 3, dos me encantaban, el otro no tanto, lindo lomo, pero de cara no me llamaba la atención. Yo tengo 33 años, 1.75, cuerpo marcado, piel blanca, pelo castaño, soy vers, buena cola y pija normal a gorda.
Con esa rutina, transcurrió el tiempo.
En una de mis semanas de vacaciones, me hago un perfil, en la red social Grindr. Conocí mucha gente. Nunca sospeché, que alguno de ellos 3, fuera gay, y que tendría perfil en Grindr. En mi perfil, no mostraba la cara, solo el torso, mi edad, y mi rol. En eso, una tarde habiendo vuelto al trabajo, saliendo de la oficina, me envían un msj: HOLA! y una foto, era foto de lomo y pija, quería ver la cara, le respondo: Tenes de cara? y yo le respondo con una foto mia de frente, pija y orto..
En eso, me envía foto de cara, y era mi amigo. El que supuestamente esta de novio. Me morí de la vergüenza, susto, mezcla de sensaciones. Estaba por llegar al gimnasio, y la distancia era unos metros ya. No sabía que hacer, si bloquearlo o dejarlo así. Lo dejé así. Lo mismo de siempre, nos saludamos, cambiamos, e hicimos la rutina. Notaba que él miraba mucho el celular. Medio a escondidas. Seguramente le debía aparecer muy cerca.
Vuelvo a casa, y me daba vueltas en la cabeza, la idea de decirle quien era. Él es muy lindo, lomaso, pija grande, ojos verdes, pelo rubio, alto. No sabía que hacer. Tipo 2 am, decido enviarle foto mia de cara, y un hola. Me fui a dormir.

Cuando me despierto, tenía 9 msjs de whatsapp de él, diciéndome que no podía creer lo de Grindr, se reía y me pedía disculpas, que si nos podíamos juntar a tomar un café y charlar. Cuando salí de la oficina, le envió un msj al grupo diciendo que no iba a poder asistir, tenía pila de trabajo atrasado, él responde que se sentía mal.
Nos juntamos en un café martinez, sobre la peatonal Lavalle en Microcentro. nos saludamos, nos reímos, y me dice, que él lleva una vida muy tapado, por una cuestión de sus padres, que a su novia la quiere, pero no la ama, y que no sabe como hacer para dejarla y cosas así. Le explique mi posición, y acordamos, dejarlo tranqui el tema, sin mencionar nada, y en eso me dice: Pablo está en la misma, te aviso. Pablo es el que no me gusta. A lo que quedé mas sorprendido aún.
Una semana después, en Bs As diluvia, hacía calor, era pleno febrero, llegamos al gym, No había luz, se estaban manejando con luces de emergencia, y que podíamos usar los salones solo de PB y primer piso, que en los otros, hacía mucho calor, y que si nos duchábamos, que lo hiciéramos rápido para no vaciar los tanques. Hacemos la rutina, chivados mal, no podíamos abrir los ventanales por que entraba agua, y no había aire. Decidimos terminar rápido e ir a ducharnos. Los vestuarios se manejaban con luces de emergencia, las duchas eran penumbras, todo a oscuras. Un quilombo. En eso, yo me meto como puedo a una de las duchas, y ellos a diferentes, en eso, Emanuel (el que me encontré en Grindr) me hace la joda, de meterse en mi ducha, hace un chiste, y se sale, me toca la cola, y me acaricia la mano. Me puse al palo mal. Los otros habían salido, para cambiarse rápido, Yo estaba terminando, y en eso Emanuel, se mete en mi ducha y me come la boca de un beso. Le dije: venite a casa conmigo. Nos cambiamos rápido, nos saludamos con el resto, nos subimos a mi coche, y llegamos a casa. Subimos en el ascensor, comiéndonos la boca, y a las caricias. Entramos al depto, nos desnudamos y quedamos en boxer los dos. No podía creer lo que veía. Ese pibe, estaba ahí conmigo y para mi. Me siento en el sillón, lo acerco a mi, y le saco la pija x un costado del boxer y se la empiezo a chupar, despacio, haciendolo estremecer de placer. Se lo baja de un tirón, me agarra de la cabeza y quiere que me la mande hasta el fondo, era bastante gruesa su pija, así q fui mas tranqui. En eso, lo doy vuelta y le empiezo a chupar ese orto, que era hermoso, sin pelos, lampiño natural. apenas vello en las piernas tenía. Me dijo, raro que me puedas coger, soy mas activo.. en eso, me da vueltas, me tranza, me chupa la pija y me pega una chupada de orto que hace que casi acabe.
Lo agarro de la mano, y lo llevo a la pieza, saco los forros de adentro del cajón de la mesa de luz y se los doy, me agarra, me acuesta sobre él, nos besamos, me acaricia el orto, me empieza a meter de a poco sus dedos. Yo no daba mas, siendo versatil, mas veces me toco ponerla, a que me la pongan. Se levanta, me dice que me quede boca abajo, se pone el forro, y se me pone encima, me la empieza a clavar de a poquito, y yo sufría, no estaba acostumbrado. Con esfuerzo entro, se quedo ahí un rato, nos empezamos a besar, me besaba en cuello, las orejas y empezó a bombear… lo hacía muy bien, en eso, me agarra de la cintura y me pide que me ponga en 4, me empieza a coger así, se ensaliva la mano, y me empieza a pajear, les juro que no podía mas.. Se sale, se acuesta y quiere que me siente encima, lo empiezo a cabalgar y en eso me aprieta de la espalda, con sus brazos y en 3 movimientos, lo hago acabar. Se estremeció de una manera que no había visto antes, estaba agitadisimo. Me besa, le digo: acabo yo! Me pajeo y le acabo sobre el pecho. me derrumbo sobre él, y así nos quedamos como 15 min. Nos duchamos juntos, y me dice: me encantas! No quiero volver a casa, quiero que pasemos la noche juntos. Eso hicimos. El día sig se fue a trabajar, le preste una camisa, y un jean, yo me voy a mi trabajo, con una sonrisa de oreja a oreja. Me llama al mediodía para decirme que había dejado a la novia, y que quería empezar algo conmigo… continuará!

4 Comentarios calientes a “Relato gay argentino: Verano en el gimnasio”

  1. 1
    Joel comenta:

    Hdp, me dejas en suspenso…

  2. 2
    bauti2350 comenta:

    Hermosisimo relato, algo así le paso a unos amigos mios, mitad en el gym y en el trabajo. Espero haya terminado bien esa historia… escribí la 2da parte.

  3. 3
    mariano comenta:

    Por fin un relato bien redactado. Felicitaciones. Admito que me mantuvo mas atento tu relacion con emanuel que el sexo en general, asi que por favor (aunque sea mentira) no nos dejen con la historia inconclusa.

  4. 4
    Mati conte fb comenta:

    Al prinicio lo note real, despues no tanto pero no puedo negar que el relato te atrapa bastante, ojala sigas contando todo, y si enes otra pagina donde publiques todas us historias mejor, pasalo!

Deja un comentario muy caliente

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.


El contenido de los videos y fotos no es responsabilidad de Gaysenargentina.com sino de los usuarios que aqui los presentan. Entrada prohibida a menores de edad, si eres menor te pedimos que abandones la pagina y si es Ud padre informese.