web analytics

03
Jul

Relato gay argento: un campamento caluroso

Hola! a todos, bueno éste es mi primer relato y espero que les guste.

Mi nombre es Emiliano soy de Necochea, mido 1.70m, soy delgado, no tengo mucho físico, tengo piel morena, mi cabello es semi-largo y negro, no soy muy velludo, no se si considerarme guapo porque yo no pienso mucho en eso.

Esto paso en un campamento que hicimos mis amigos y yo, fuimos a lo que nosotros conocemos como “arenas verdes” esta cerca de la costa, en vacaciones de Navidad.
El día en que nos fuimos me di cuneta de que habían invitado a más personas. (éramos 16)
Cuando llegaron nuestros amigos a buscarnos a donde nos habíamos juntado, subimos las cosas y cada uno se sento donde queria, menos yo, que me toco ir en la caja de una de las camionetas, porque no había mas lugar adentro, pero yo no era el unico que iba en la caja, antes de irnos un amigo de mis amigos se bajo de una camioneta y se sentó conmigo. Su nombre es Diego, es mas alto que yo, es delgado, aunque tiene su físico, es guapo, pelirrojo y en ese momento tenia el pelo rapado, y una barba candado muy prolija, su piel es muy clara. Comenzamos a charlar. Y en un momento me señalo para un lugar y me dijo que mirara,cuando me doy vuelta se había acercado mucho a mí y creo que me iba a dar un beso, solo que habíamos llegado y la camioneta freno.
Ya estaba anocheciendo, yo no tenia una carpa, porque pensaba dormir con uno de mis amigos, pero el decidió abandonarme por otro de sus amigos. Todos habían traído una salvo yo. Diego me invito a dormir con él y yo acepté. Hicimos un fogón, mientras tomábamos comíamos, hablábamos y cantamos.
Después de un largo rato se fueron yendo a dormir uno por uno. Hasta que Diego y yo fuimos los últimos. Me dijo que fuéramos a un lugar más tranquilo, esperamos a que el fuego se apagara solo, me agarro de la mano y nos fuimos a otro lado de la playa donde habían unas piedras y una especie de cuevas, así no nos veía nadie y se llevo unas toallas.

Esa noche la luna iluminaba mucho y las estrellas eran muy visibles. Nos recostamos en la arena y comenzamos a charlar.
-Me volviste loco desde que te vi. Y cuando te dije que miraras para el otro lado y te des vuelta… Bueno supongo que ya sabes lo que quería hacer.- Me dijo tan dulcemente.
Me quede callado y me acerque y le di el beso que al parecer no se lo esperaba. Después de eso sonrió y encima de mi me lo devolvió tan apasionadamente que me excite, él lo noto, y metió una mano adentro de mi remera, tocando mi pecho delicadamente y yo le desprendí unos botones de su camisa. Se saco su camisa y vi su pecho lleno de vellos rojizos y rizados,y sus lindos pectorales y abdominales, y eso me excito más. Me quitó la remera lentamente, me beso, y fue besando suavemente todo mi pecho hasta llegar a mi pantalon.
– sos tan hermoso.- me dijo mirándome desde ahi abajo.

Subió y nos seguimos besándonos, él agarro mi mano e hizo que tocara su pecho y bajara hasta que tocara su entrepierna por encima de su pantalón, estaba excitado pero se notaba que no la tenia parada del todo.
Volvió a bajar, bajo la bragueta de mi pantalón, pero con los dientes y mi bóxer y empezó a chuparmela. (me media unos 17cm).
-Ahh…- era lo único que podía decir mientras mi corazón se aceleraba.

Él seguía. Hasta que invertí las posiciones e hice lo mismo que el, le bese en cuello, sus pectorales, sus tetillas, esas tetillas eran la gloria, sus abdominales eran hermosos, le baje el pantalón y su bóxer y comencé. Media 18 o 19cm su sabor era algo único y al no tener ni un pelo lo hacia parecer mas largo y excitante. Se la deje de chupar para terminar de desvestirnos, entre besos y manoseo.

nos arrodillamos, el me di vuelta y me puso en cuatro, comenzó a pasar su verga por mi culo lenta y excitantemente. En seguida sentí la cabeza de su verga entrando y lentamente el tronco. La saco y empezó a chuparme el culo, sentir su barba en mi lampiño culo era hermoso. despues de un rato e la metió de una, sentía un dolor pero se desvaneció por el placer. cuando entro por completo sentir su cuerpo contra el mio me hacia temblar de placer. Él comenzó a cojerme lentamente. después siguió subiendo la velocidad mientras nos besábamos. En un momento me estaba dando tan fuerte que hizo que me cayera, pero eso no le impido que me siga dando, el placer era rotundamente genial. Su olor, su olor me excito aun más. Me la saco, se acostó y yo me sente sobre su gorda pija, me agache y lo besaba mientras saltaba sobre el, el sonido que hacían nuestros cuerpos era glorioso, me empezó a masturbar hasta que me corrí en su hermoso y lampiño torso. Después de un rato de seguir dándome,me dijo que iba a acabar, asi que me levante, y lo empecé a masturbar, fue tan rápido que acabo sobre lo que yo había acabado, solamente que el había acabado mucho mas que yo. Le pase la lengua por el pecho y el abdomen, juntando nuestro semen, y besándolo alternativamente, despues de un buen rato besándonos me recosté en su pecho y nos quedamos dormidos, tapados con la toalla.
En la mañana antes de que saliera el sol nos dimos un chapuzón en el mar, el agua estaba helada, nos pusimos la ropa, volvimos al campamento y aguardamos la salida del sol.
Cuando salió el sol , estábamos abrasado y esa vez fue el amanecer más bonito y cálido que había tenido. Y aun más con Diego a mi lado.
Despues de esa noche de pasión, solamente nos dedicamos a chupárnosla dentro de la cara. Cuando termino el campamento, decidimos contarles a los chicos sobre nuestras atracciones mutuas, pareció que no les afecto para nada, pero por respeto cada vez que nos juntamos mantenemos nuestras demostraciones al margen. Esto paso en el 2013, y hasta hoy seguimos en pareja.
Espero que les haya gustado.

Relacionados:

Relato gay: “Con el Oso” Al oso lo encontré en una página muy conocida, ese día estaba muy caliente, los pasivos estaban re histéricos o no tenían lugar. Yo vivo con mis viejo...
MI PRIMER OSO Hacía un mes que concurría al nuevo gimnasio, quedaba más cerca de mi casa y estaba mejor equipado. Aunque siempre lo hacía en la siesta, ese viernes ...
Relato gay argentino: “Mi tocayo!” Hola como están? hace tiempo que no escribo ninguna de mis historias, así que como hoy tengo un rato voy a contarles una que sucedió hace 4 años aprox...
Relato gay argentino: Si tu amigo se duerme primer... Hola a todos, esta historia es real y por eso no es tan frenética y espectacular como las demás. Pasó relativamente hace poco, en 2016, cerca de fin d...

1 Comentario Caliente a “Relato gay argento: un campamento caluroso”

  1. 1
    Diego comenta:

    O tenía vellos rojizos y rizados en su pecho o era lampiño…

Deja un comentario muy caliente

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.


El contenido de los videos y fotos no es responsabilidad de Gaysenargentina.com sino de los usuarios que aqui los presentan. Entrada prohibida a menores de edad, si eres menor te pedimos que abandones la pagina y si es Ud padre informese.