web analytics

27
Abr

Relato gay argento: “PROBANDO LO PASIVO”

La primera vez que recibí una pija en el culo fué de joven.Ocurrió mientras nos bañábamos juntos con un primo en su casa. Luego de mojarnos y enjabonarnos todo el cuerpo, el comenzó a tocarme las nalgas y a pasarme la mano por la zanja del culo; se sentó sobre el bidet y de la mano me llevó a sentarme arriba de su ya erguida pija. Primero no quise pero luego me convenció de que no dolería ni pasaría nada. Así fui sentándome despacito y comencé a sentir como entraba la cabeza de su pija en mi vírgen orto; primero un fuerte ardor y dolor, pero después pasó y no sentí más nada a pesar de que ya me había enterrado casi todo sus 15 cms. Me tomó de la cintura levantándome y bajándome mientras me cogía por unos 5 minutos hasta que acabó y me sacó de arriba mandándome a limpiar bien la cola que me ardía y la tenía casi como un floripón. Después nunca más volvimos a coger ni a acordarnos de esa situación.
Pasaron los años, y ya con casi 20 cumplidos me volvió las ganas de que me vuelvan a culear, así que busqué a un tipo que tenía fama de “raro” en el barrio. Era sastre de 45 años, viudo. Llegué hasta su negocio con el pretexto de querer la confección de un traje.Luego de acordar comenzó a tomar las clásicas medidas, y ya con las manos entre mis piernas y rozándome el culo le insinué algo con un cierto movimiento y gesto. Entendió enseguida, cerró el negocio y me llevó a un dormitorio que estaba al fondo. Allí sin mediar palabras,franela o chupadas, comenzó a desvestirme hasta dejarme en bolas, me recostó sobre una cama, me abrió las piernas y comenzó a pasarme por el orto una crema que había sacado de un pote que estaba sobre la mesita de luz, mientras él ya estaba con su pija afuera…parada,dura y grande. Me tomo de las piernas alzándolas sobre sus hombros. Ví como se puso saliva en la pija y me arrimó a la puerta del culo. Yo estaba caliente y ansioso de que me la metiera; sentí entrar la cabeza casi sin esfuerzo porque estaba bien lubricado y después me mandó toda esa poronga bastante gruesa y larga.
Empezó a cogerme gimiendo como un animal mientras yo trataba de balancear el culo y las caderas para los costados, cosa que le gustaba diciéndome que cogía mejor que una mina. Así estuvo casi 10 minutos hasta que me acabó adentro,llenándome el orto de leche. Luego la saco despacio y me paso una toalla por todo el culo. Me levanté,fuí al baño me limpié y nos despedimos. Por mi iniciativa volvimos a coger tres veces más, siempre de la misma manera, algo increíblemente bueno. El tiempo pasó, seguí con mi vida normal,cogiendo con mujeres hasta casi los 26 años, y otra vez me entró la calentura de ser culeado.
Ahora lo hice con un tipo grande amigo de mi padre,inclusive de su misma edad. Era un radiólogo que le gustaba coger pendejos. Lo visité un día y luego de unos tragos como para tomar coraje,se largó diciéndome que quería cogerme, que le gustaba mi culo, que quería chupármelo. No fue muy difícil decirle sí; era lo que yo buscaba. Me llevó a su dormitorio, me desnudó y me puso boca abajo sobre el sommier; me abrió las piernas de par en par y comenzó a besarme el culo,las nalgas,la espalda,me daba besos negros que me volvían loco de caliente. Me dió vuelta y comenzó chuparme las tetillas mientras me introducía uno,dos dedos en el orto,buscando dilatarlo. El tenía una pija gorda y corta que comenzó a ponerse vaselina. También me pasaba vaselina por la puerta del culo. Cuando estuvimos listos me puso de cuatro patas y comenzó a introducir su pija; la sentí al comienzo pero después la tuve toda adentro y me cogió como una bestia el viejo.Yo siempre buscando más calentura me movía hasta que en un determinado momento le dije que me sentaría sobre su pija, aceptó y así me la metí toda hasta el tronco,cosa que él no aguantó mucho y enseguida acabó. Quedamos fundidos en la cama hasta la hora de irme. Volví a coger con el en dos oportunidades más y después desaparecí. Las próximas garchadas se las cuento en otros relatos.

COMENTEN Y ESCRIBAN SUS RELATOS GAY AQUI

Relacionados:

Relato gay argentino: el obrero paraguayo Tengo 40 años y como mi mujer se fue de vacaciones de invierno con mis hijos me quede solo en casa, esta semana me tome tres dias de vacaciones que te...
Relato gay argento: “primer encuentro con al... Hola soy marcos tengo 22 años siembre consumo material de esta página así que es por eso decidí escribir mi historia. Vivo en un pueblo de unos 650...
Relato gay argento: “Mi vecino pijudo” Hola, mi nombre es Hugo y lo que les voy a contar ocurrio realmente cuando tenia 18 años. Siempre supe que era puto, pero nunca lo dije, soy lo que se...
Relato gay: “El pendejo colorado.” Esto sucedió hace ya unos cuantos años, soy tecnico en computación y hago service de reparación de computadoras a domicilio. Resulta que un dia me lla...

3 Comentarios calientes a “Relato gay argento: “PROBANDO LO PASIVO””

  1. 1
    gay pisiano comenta:

    hola como estas garcha conmigo si quieres mi facebook (cristofer master cristofer)

  2. 2
    Sebas comenta:

    Loco, no te cuidás?? Todos te llenan el orto de leche sin forro?? Guarda… Cuídate flaco, por una calentura no vale la pena arruinar la salud!!!!

  3. 3
    hora comenta:

    Muy sexy… pero como dice Sebas,a veces el que lo hace cada tanto se cuida menos, y no porque sea espaciado es menos peligroso agarrarse algo incurable.
    Coge mucho mas y cuidate muchisimo mas.

Deja un comentario muy caliente

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.


El contenido de los videos y fotos no es responsabilidad de Gaysenargentina.com sino de los usuarios que aqui los presentan. Entrada prohibida a menores de edad, si eres menor te pedimos que abandones la pagina y si es Ud padre informese.