web analytics

31
Oct

Relato gay argentino: “Noche de lluvia”

Esto sucedió en los 70/80, yo tenia 23 años y vivía en el Oeste del gran Bs As. Viernes previo a un fin de semana largo, yo solo, sin planes y la tarde noche que amenazaba con un diluvio. La soledad disparó mis ratones y me fui para lo de Antonio, un tipo de unos cuarenta años, bastante pasivo, al que me cogía con bastante frecuencia. El vivía en un departamento de planta baja a la calle, poco transitada. Cuando llego los relámpagos anunciaban que la tormenta estaba cerca. Cuando voy a golpear siento unos gemidos, era obvio, se lo estaba cogiendo alguien. Maldiciendo y con la leche que me explotaba paso al plan B, la estación del tren, baño apartado y con ese clima estaría solitaria y los únicos que estarían serían los que buscan acción.
Cuando llego, el único que estaba en los mingitorios era un tipo grande con una verga importante que quería joda pero parecía medio zarpado y encima buscaba que lo vaciaran igual que lo que yo quería. Me vuelvo puteando y caliente, en el camino debía pasar por lo de Antonio, pero pensaba seguir de largo y dejarlo culear tranquilo. Cuando falta una cuadra veo salir a dos tipos muy apurados que se suben al primer colectivo que pasa por Rivadavia. La forma de salir me preocupó y pensé que habría pasado algo. Llego, golpeo la puerta, desde adentro contestan “que se olvidaron?'” y casi al instante aparece un Antonio hasta entonces desconocido para mí. Llevaba una mini tanga que apenas era un hilo que sostenía la verga y sus descomunales huevos y la parte trasera perdida en el orto, medias caladas y algo de maquillaje. Lo que me sorprendió fue que a pesar de su pasividad, el siempre tuvo una actitud masculina.
La lluvia empezó muy fuerte y no tuvo mas remedio que hacerme pasar. Me explicó que uno de los que se habían ido era un amigo que también se lo cogía, y que el otro era un sobrino al que hicieron debutar y se vistió así para motivar al pendejo. Mucha explicación pero yo quería ponerla y como llovía a mares, la noche pintaba para larga. Me voy a bañar me dice, dale ! pero salís vestida igual fue mi respuesta. Pique algo que había y me fui para la cama me quede en bolas, boca arriba y con la pija que parecía un faro. Al toque viene Antonio y le daba cosa hacerse la putita se recostó en la cama y me empezó a chupar la pija mientras yo jugaba con sus pezones. Era un juego distinto a lo de siempre y Antonio se prendió como toda una puta. Lo puse en cuatro y empecé a metersela,

– Pará papi que me duele !! me dice con vos de nena.
– Como te va a doler si tenes el culo re abierto de coger toda la tarde?
– Si, boludo pero vos tenes la pija muy gruesa y me estás partiendo. Me dijo con su voz normal.

La saque para que la chupara y la ensalivara y se la puse de vuelta. Empecé a bombearlo con ganas, el gemía como loca, la pija entraba y salía pero el esfínter estaba apretado y cuando la sacaba parecía que se le salía, Antonio presintió que yo iba a acabar.

– Llename la cola !!!. No, lo dijo dos veces me vacié y al mismo tiempo nos caímos en la cama, me quedé encima de el, la tormenta estaba de terror y debe ser eso que nos hizo quedar dormidos. Cuando me desperté estaba haciendo cucharita y del culo de el había salido una cantidad de leche impresionante, se ve que era la de la fiesta de la tarde mas la mía. Esa visión me hizo parar la pija de nuevo y se la puse así, de costado, la primera estocada a fondo y se despertó, acompañando el movimiento de la pija, este polvo fue mas largo, yo jugaba con sus pezones y como el seguía en tren de putita le besaba la oreja, el cuello, le comí la boca, los cuerpos pegajosos por toda esa leche que le habia salido del culo. En el manoseo le agarro la pija que no era muy grande pero estaba como una piedra, y sus inmensos huevos que parecían explotar. Cuando estaba por acabar, lo agarré de la cintura se la clave hasta el fondo y me vacié. Nos quedamos tendidos mirando al techo y me contó que el pendejo tenía 18 años, una calentura de aquellas y una poronga larguísima y fina, que cuando lo cogía sentía como si se fuera a cagar y que en la tarde le echo cuatro polvos mas el pete que se tuvo que tragar y que el tio le echó dos, lo que explicaba la cantidad de leche que le salió del culo, lo de la ropa lo hizo porque el chico no estaba convencido de cogerse a otro tipo, la conversación hizo que se me parara la pija de nuevo y Antonio se puso a chupármela de nuevo pero de forma que insinuaba un 69.

-Papi, Me llenaron la cola ocho veces, me tomé la mamadera pero a mi nadie me hizo nada !

Lo empecé a pajear despacio pero era tal la calentura que no podía acabar. Agarre un frasco de perfume con forma de pene que tenía en la cómoda se lo metí de una y me puse a chuparle la pija, En segundos acabó y soltó una bestialidad de leche, cuando me llenó la boca largué su pija y la descargué en su boca, después seguí chupándosela hasta que no salió mas. Dábamos asco, pegoteados, transpirados, nos fuimos a bañar. En la ducha se agachó y me la empezó a chupar. Del cansancio y los polvos yo tenia la pija durísima, lo puse contra los azulejos y se la mandé de nuevo.

– Te gusta putita ?
– Si papi, me dieron sin asco, me van a embarazar, y encima te siento la pija muy hinchada

No se como no resbalamos en la ducha, lo agarré de la cintura y lo empecé a bombear con violencia, sentía el ruido de mis huevos la chocarlo, el se empezó a pajear. Fue una larga cogida y acabamos juntos. No dábamos mas, le miré el ojete y parecía un túnel. Le chupé los pezones, lo besé.

– Que bien te portaste putita ! le dije
– Me alegro que te haya gustado porque es la única vez que me vas a coger así. Me contesto.
– Por ?
– Porque me vas a poder coger cuando y cuanto quieras pero sin disfraces. Acotó

Un profundo beso de lengua sirvió a modo de despedida de esa putita que no tenía nombre. Había parado de llover, me vestí y antes de salir saludé a Antonio que ya estaba en la cama para dormir.

– Cerrá la puerta así nomas. Te veo en la semana. Y en la semana nos vimos y volví a cogerlo, pero me recibió en calzoncillos…… como siempre…

COMPARTAN SUS EXPERIENCIAS GAYS EN LA SECCIÓN RELATOS GAYS de la pagina !!!

Relacionados:

Relato gay argento: “sexo oral en un baño pu... ola gracias por públicar mi relato. Esto primera vez aquí. Les dejo un relato real sobre una de mis tantas aventuras de sexo casual u oral express que...
Relato gay: “Mi primer encuentro” Esto paso el año pasado, yo trabajaba de sereno en un centro oftalmológico, como no podia fumar adentro siempre salia a fumar un pucho, paso un tipo u...
Relato gay argento: “Hermoso viaje en tren&#... Esto que les voy a contar es 100% real y me paso antes de fin de año. Antes para ir a laburar tomaba el bondi, como mudaron oficinas a microcentro, ...
Relato gay argentino: Mi Primera Vez Hola chicos ! Para empezar Pondré un seudónimo por que, no sé, amo los seudónimos y bueno será Alejandro. Soy bajito de uno 1.70 m. Cumplí 19 años, ta...

5 Comentarios calientes a “Relato gay argentino: “Noche de lluvia””

  1. 1
    Matias comenta:

    Que edad tenés ahora’. Andás por los 40?. Contestame por fis!!!

  2. 2
    celta05 comenta:

    Pasé los 40 ando por los 50 por ?

  3. 3
    Gabriel comenta:

    de donde sos??? queres cojerme? tengo 22 añiitos

  4. 4
    celta05 comenta:

    Soy de Córdoba

  5. 5
    Andy comenta:

    euuu, cojeme asi, soy pendejito 😉 agregame al skype
    facebook;mauro.durandal

Deja un comentario muy caliente

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.


El contenido de los videos y fotos no es responsabilidad de Gaysenargentina.com sino de los usuarios que aqui los presentan. Entrada prohibida a menores de edad, si eres menor te pedimos que abandones la pagina y si es Ud padre informese.