web analytics

27
Dic

Relato gay argentino – Matando el tiempo

Hola a todos, soy de Cba Argentina, tengo 25.
Mido 1,76 y peso 85 kilos. Soy gordo y me encanta mi panza.
En fin, esto que les voy a contar pasó hace un tiempo (aún me clavo altas pajas aclaro).

Estaba estudiando de madrugada y recibí un mensaje por badoo, era un perfil sin foto por lo que decidí no darle pelota. El pibe me empezó a mandar fotos y era un gringo ricaso de 19 años del sur que vivía con la hermana y estaba solo.
Me hice una pausa y empezamos a charlar, su nombre era S y estaba hermoso.
Decidimos juntarnos ya que vivíamos en nva a cuadras. Al llegar me esperaba abajo con un buzo gris canguro, un pantalón deportivo negro y crocs.
Era hermoso gringo, ojos verdes, sonrisa de esas que hacen un paréntesis.
Subimos al departamento y me pintó lo salvaje, lo chapé contra la pared y empecé a desnudarme. S no reaccionaba hasta que le dije “quiero que me cojas y me gusta que sea salvaje así que reaccioná”, el pendejo se quedó atónito y de repente sonrió de lado y me empujó a la cama. Me senté y le dije “desnudate como putita” (me gustan los chabones machos pero que sean putos en la cama, como yo).
El pibe se sacó el buzo y tenía un lomazo fuerte, se le veía el elástico del bóxer, se sacó el pantalón de espalda dejando un culto hermoso bajo ese bóxer gris.
Se dio vuelta con una mezcla entre vergüenza y calentura. Su cara me calentó y no hice más que arrodillarme y pedirle verga.
Se la chupé sobre el bóxer y poco a poco lo llevé contra la pared, una vez allí le agarré la mano, la puse en mi cabeza y lo miré diciendo “mostrame lo que quieras que te haga”.
El pendejo no entendía nada, acostumbrado al garche aburrido me agarró a mi.
Estuvimos así un rato hasta que me levantó de los pelos, me tiró, me escupió la cara y me dijo “quiero tu colita ” (ese momento fue gracioso porque onda colita es re poco sexi le dije jaja), el pendejo me tiró en la cama boca abajo se tiró encima mío y tirándome del pelo me dijo al oído “te voy a romper ese culo y vas a ser mi putita quieras o no”.
P-A-R-A-Q-U-É le puse el culo en punta y el pendejo empezó a chupar. De repente me dice “tirate al piso ” me tiro boca arriba y se sienta en mi cara. Amo chupar culos, y éste era blanquito y durito encima.
Se lo chupé, mordí, nalgadas, todo.
El pendejo gemía con una fuerza que le dije “chabon acabo” se levantó y puso su mano que se llenó de leche, después se pajeo él y acabó en la mano también. Tenía la mano llena de leche y de repente me agarra la cara y me dice “tomalo “… estaba tragando y tenía la verga dura de nuevo y él también.
Me puse en cuatro y le pedí que me coja.
Su verga era divina, me gustan con la cabeza tipo hongo y rosaditas. Era de tamaño normal y tenía un olor riquísimo (vieron que las personas tienen un olor especial ).
El pibe se puso el forro mientras me miraba y me decía “te voy a romper ese culo putito “… onda yo dilate solo jaja.
Me la metió de un golpe mientras me tiraba del pelo y tapaba la boca, corríamos la cama de la pechada que me metía.
Me garchó en todas las posiciones (chabon acabé de nuevo sólo con escribir)
Me pegó unas nalgadas hermosas, yo lo mordí y arañé. Acabó en el forro y yo en su panza.
Estábamos hiper sudados y agitados. Después de un rato me ofreció una ducha mientras hablamos de su vida y etcétera.
Salimos de bañarnos y yo seguía tonto con su boca, el pendejo fue a la cocina y cuando volvió estaba contra la pared con una pierna sobre la silla y le dije “garchame ya”.
El pendejo no entendía nada, me miró y me dijo “te amo te juro jajaja”. Me la puso contra la pared y en la silla de todas posiciones, hasta que se paró me agarró de los pelos me arrodilló y me acabó en la boca sin avisarme, le acabé en el pié y se lo chupé.
Nos reímos y me cambié porque habían pasado dos horas y la hermana volvía en un rato.
Salimos, tomamos escaleras y lo agarré para chapar. Le metí la mano y toqué la verga hermosa, lo miré con su cara de excitación, pasé el pulgar por su cabeza y llevé el dedo con el precum a su boca, después chapamos y le dije “me voy”.
Con la verga dura pasamos el guardia y me fui a casa.
Llegué, en el celular tenía un video del pibe pajeándose, me masturbé, tragué mi leche y dormí.

Nos juntamos un par de veces más y siempre intensas y en lugares raros.
En fin si te gusta y querés que cuente más de mis experiencias, avísame.
Besos.

Relacionados:

Relato gay argento: “como se si me ama tambi... Buenoo.. aqui voy: soy de salta capital y acabo de terminar la secundaria... tengo 18 recién cumplidos, me llamo Juan y escribo esto para pedirles su ...
Relato gay: “Con mi alumno” Bueno mi nombre vamos a decir que es Lucas, soy de Entre Rios y este es mi primer relato. Soy profesor de electricidad y les doy clases a jóvenes may...
Relato gay: Con el profe de guitarra Hola! soy Joaquín de Córdoba, es la primera vez que escribo, esto me pasó hace dos meses y quería contarles; resulta que hace 6 meses empecé clases de...
Relato gay: “entre los fierros del gym”... Hola! es el segundo relato q escribo y al igual q el primero es 100% veridico y real. Me llamo Lucas, tengo 23 años, soy de Corrientes capital, jueg...

Deja un comentario muy caliente

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.


El contenido de los videos y fotos no es responsabilidad de Gaysenargentina.com sino de los usuarios que aqui los presentan. Entrada prohibida a menores de edad, si eres menor te pedimos que abandones la pagina y si es Ud padre informese.