web analytics

25
Feb

DUEÑO Y EMPLEADO, DENTRO MIO

Me presento, soy Luis, 1,70 estatura, delgado, buena cola, LAMPIÑO, y, según dicen, muy lindo, soy de Cordoba.
Lo que cuento es absolutamente real. Tenía por entonces veintitantos años, trabajaba en una Empresa de servicios y tenía a mi cargo un grupo de clientes a quienes les hacía Cobranzas.
Cierto día hablo con un cliente que tenía una boutique femenina, un señor mayor muy formal en su trato y forma de vestir, el negocio era muy importante y Roberto, el dueño, tenía por costumbre hacerse rogar para atender a un proveedor y pateaba las deudas para adelante, era complicado tratar con él. Aquel día me atendió rapido y muy gentil, me dijo que pagaría la semana siguiente y que en ese momento le interesaba invitarme a la inauguración de su nueva tienda.
La verdad es que no tenía interés en ir a una inauguración de nada pero pensé que yendo podría obtener de Roberto el pago de la deuda que era ya importante, además no se porque pero ese viejo me generaba bronca tratarlo pero a su vez me calentaba mucho.
Le pregunte como ir vestido, si de saco y corbata como él andaba normalmente o sport, me dijo lo más sport y cómodo posible.
Llegue al lugar e ingrese timidamente, me recibió un mozo un tanto afeminado, lo cual me provocó una sorpresa agradable, con una copa y me dispuse, a pesar del recibimiento, a buscar a Roberto, saludarlo y presentar una excusa para irme rapidamente.
Encontré a Roberto rodeado de gente, vestido muy informal y con un trato cordial, al punto que me dio un abrazo y beso en mi mejilla, agradeciendo que haya ido, luego me invito a recorrer el lugar y luego nos uniríamos en espacio, me dijo, quede pensando pero me decidí a ver el negocio.
En el recorrido me quedo perplejo en un espacio de ropa interior, embobado con un conjunto color rojo, la bombacha hilo dental con puntillas hermosa y el corpiño muy bonito. Estaba imaginando como me quedaría puesto ese conjunto cuando una voz masculina muy cerca de mi oído me dice “te gustaría probarte ese conjunto verdad? esta echo a tu medida”, yo rojo de vergüenza me vuelvo , nervioso, intento dar una explicación pero el me cortó dándome la mano se presento, “soy Marcelo voy a estar a cargo del local, no te asustes, te ví entrar y me di cuenta que te gusta la ropa ,de mujer y de verdad quiero te pruebes el conjunto para mí”. Lo mire avergonzado y sorprendido y de mi boca salió un “dale acepto”, entonces me tomo de la mano y me llevó a un depósito, busco una caja con el conjunto y lo puso sobre un gran sillon frente a un espejo enorme, “ponte la ropita, voy a atender un asunto y vuelvo enseguida a verte”. Me puse el conjunto, me quedaba bello, feliz frente al espejo me miraba haciendo poses cuando entró Marcelo, “guauuu que bellA estás” y me tomo en sus brazos y me dio un beso largo y ardiente que, por supuesto, correspondí, me deje llevar por la lujuria, me entregue a sus brazos y mis manos se desplazaban por todo ese enorme cuerpo con ropa aún, busque su entrepierna y encontré bajo la ropa un pene enorme y muy duro que enseguida Marcelo liberó y comencé a acariciarlo mientras continuaban nuestros besos ardientes, luego me arrodille y con besos y caricias de lengua finalmente lo meti todo en mi boca para empezar a disfrutarlo, el pidió sentarse en el sillon y yo agachado le comía ese pedazo de unos 22 cm de largo y algo gordito, me decía “comela toda putita” y yo me calentaba más aún. Ensimismado estaba con el pene en la boca disfrutando que no me di cuenta de la llegada de Roberto quien empezó a acariciarme por la espalda y dijo “pero mira que linda cobradora, ahora mismo le voy a pagar para que se vaya feliz de aqui” y sin pedir permiso comenzó a chuparme la cola, me puso a mil recaliente y de inmediato puso su pija enorme, como de 25 cm de largo y gruesa, en la puerta de mi cola, mientras me ponía un gel empezó a jugar y en mi mas alto grado de calentura le pedí “cogeme ya por favor” y me la metió suavemente, lentamente, me dolía por lo grande pero quería que me coja y se lo rogaba cuando lograba sacar la pija de Marcelo de mi boca. Entre ellos comentaban lo putita que era y lo linda que estaba, lo que a mi más me calentaba.
En un momento luego de cogerme duro Roberto le pidió a Marcelo “cambiemos que voy a acabar y quiero darle toda la leche en la boca a la putita”, entones el fue al sillon y Marcelo por detrás, esa situación me enloqueció más aun y me trague esa enorme pija de Roberto dispuesto a hacerlo acabar, mientras sentia como Marcelo metia su pija dura en mi cola e iniciaba un entre y salga continuo y duro. Sin tocarme mi pija estaba a punto y explotó en un hermoso orgasmo un minuto antes que Roberto descargue toda su riquísima leche en mi boca, trague, disfrute esa leche abundante de ese viejo que ahora veia bello, mientras Marcelo tenia una acabada fenomenal en mi cola entre gemidos de los tres, yo diosa entre dos bellos me senti en el limbo.
Fue espectacular conocer esa fase oculta de Roberto y a ese pendex divino de Marcelo que me enloqueció, cada vez que fui a cobrar en adelante “cobre” y bien pero en otro relato contaré las locuras que me hicieron hacer. Espero les guste besos.

Relacionados:

Relato gay argento: “El Galleguito” Hay zonas de nuestra vida que parecen no tener nada que ver con otras, y sin embargo el tiempo nos demuestra que todo es una sola cosa. Hablo de esto ...
Relato gay argentino: “Me cogí a un madurito... Hola buenas tardes... Esto sucedió hace unos años atras, era en verano y yo trabajaba de jardinero y me llamaron de un chalet para que le limpie y arr...
Relato gay argento: Mi primo y su amigo Esto paso hace dos años, yo entonces tenía 18 recién cumplidos y mi primo tenía 24. Una semana en la que nuestros padres se fueron de vacaciones, y no...
Relato gay argentino: Caliente vuelta a Casa Hola, me llamo Juan Ignacio. Tengo 22 años, soy de Corrientes, mido 1,75, tengo cuerpo trabajado de gym, soy versatil, varonil y les quiero contar del...

3 Comentarios calientes a “DUEÑO Y EMPLEADO, DENTRO MIO”

  1. 1
    Marco comenta:

    Qué obsesión que tienen con las pijas irreales por dios

  2. 2
    nico comenta:

    Jaja totalmente Marco, es que viven empomándose consoladores y viendo videos por internet. 0 calentura generan relatos tan irreales

  3. 3
    Lector comenta:

    Por favor, no compartas mas estos relatos! Vivi algo real y luego Escribile!

Deja un comentario muy caliente

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.


El contenido de los videos y fotos no es responsabilidad de Gaysenargentina.com sino de los usuarios que aqui los presentan. Entrada prohibida a menores de edad, si eres menor te pedimos que abandones la pagina y si es Ud padre informese.