web analytics

27
Jul

Relato gay argentino: Con mi compa de trabajo

Siempre me sentí muy atraído por hombres mayores, voy a contarles lo que me ocurrió a los 23 con mi compañero de 42 (un “señor” de familia) Trabajo en una empresa desde hace bastante, hace un par de años ingresamos en el mundo de importación, entonces contratan un vendedor. Agustín se ganó ese puesto, 42 años, próximamente padre de su primer hijo, 1.90 mts, morrudo, muy fachero, demasiado metrosexual (se me hacia muy gay el flaco). Yo soy menudito 1.65, 60 kg, pelo corto, hago deportes. Bueno empezamos una buena relación de compañerismo, al salir me alcanzaba cerca de casa todos los días. Yo nunca negué mi sexualidad a mis amigos, ni familia,pero no ando por la vida diciendo ni mostrando mi orientación sexual. Una vez fuimos al banco juntos por hacer tramite de la empresa y salió el tema sexual. Y cuando le dije que me gustaban los chicos, él no podía creer que le haya contado algo tan privado sobre mi sexualidad. Después de eso, empezó a llover preguntas, que ya me estaban incomodando y calentando…
Y exploté en calentura, cuando me dijo: “Conmigo charla de lo que quieras que yo he probado de todo en la vida”. Siempre me pareció un lindo y atractivo hombre, pero ahora yo estaba re caliente y quería probarlo a él. Le mire la bragueta y vi un bulto semi o despierto. Después de hacer los deberes bancarios, nos tiramos con el auto estacionado a dormir, así se pasaba la hora de trabajo. Yo estaba tan caliente, que cuando lo vi dormir (o eso pensé)decidí jugármela, total pensé “si dijo eso, es porque a él también algo le pasaba conmigo”. empecé a tocarle la pija por encima del pantalón, estaba muy dura, él no se movía, no era jean, sino de vestir así que sencillo sacar su verga. le empiezo a chupar la cabecita, y siento que me agarra de los pelos y me dice: “Si me la vas a chupar que sea toda” y me bajo toda la cabeza era una pija larga aunque no era gruesa, tenía olor a macho, y eso me calentaba más. mientras se la chupo él me bajo el pantalón y empezó a masturbarme. Obvio no dejé que acabara en la boca, aunque eso quería él. Quedó en eso, dijimos no volvería a ocurrir. Yo traté de evitarlo, ya no me iba con él, me iba para otro lado, pero siempre estaba la buena relación dentro del trabajo. Hasta que me mudé a vivir solo. Se enteran mis compañeros, se entera Agustín, y un sábado me escribe y me dice que se peleó con la mujer y sarasa…
Quedamos en vernos, yo vivía en Villa Urquiza, me mudé sólo a Saavedra, así que fuimos a tomar un café al Dot. Ya estaba re aburrido de escucharlo, así que le dije que me iba. Me dijo que no se podía ir a la casa, que estaba muy nervioso con la mujer. No le dije que viniera conmigo, porque yo sabía que no íbamos a dormir, sino a garchar. Le dije:¿y tus padres? viven el Belgrano, es re cerca. Su rpta fue: Quiero dormir con vos… No aguante más, le dije vamos nos subimos a su auto, y empecé a besarlo. Era de noche, se la chupe en la puerta de casa, sólo de morboso, además Saavedra es un barrito tranquilo, no pasa nadie. Luego de eso, entramos y nos fuimos desnudando, aún recuerdo como me mordí todo, me decía que le calentaba que sea mucho más chico que él, me lubricó todo el cuerpo, y llegó el momento más placentero, empezó a comerme la colita, ambos somos lampiños (no depilados). Me metió la lengua hasta el fondo, yo largaba presemen si parar, me quiso coger a pelo. Estaba re caliente, peor no idiota, así que le pasé un forro.

Suerte que no era muy gruesa, no costó mucho que me penetrara en perrito, me manejaba como quería yo sentía sus huevos chocando con mi cola. Me pegaba en la colita. Mientras me mordía la nuca, la espalda, no paraba de cogerme. Me puso de costadito y aprovechaba a morderme las tetillas, me puso en el piso y las piernas levantadas y apoyadas en la cama con la colita al descubierto, y el arriba mío parado me volvió a enganchar con su pija. Así acabó y desde arriba me tiro la leche en la panza que bajo hasta mi cuello. Me fuí a bañar, luego él. Dormimos, a la mañana siguiente, me levanté con ganas de más, repetimos pero esta vez acabo dentro de mi cola (preservativo puesto obvio). Seguimos trabajando en la misma empresa, a veces hacemos algo, pero el volvió con la mujer. Pero el muy hdp me sigue calentando. Es un garche seguro para cuando estoy solo. Espero les guste. Yo volví a quedar re caliente, creo es hora de volver a revolcarme con Agustín.

Relacionados:

Relato gay argentino: Buen dia.. Buenas, comunidad pajera! Primer relato que tecleo por acá! Bueno mi nombre es Emanuel, tengo 25, flaco, pelo corto, barba.. ni muy ni tan tan! Bu...
Relato gay argentino: CAMIONEROS EN ARGENTINA A full en la estación de servicio de la ruta 51 Venía re cansado del sur, se acababa un largo viaje antes de llegar a mi ciudad, hacía calor y deci...
Relato gay argento: Con mi tío oso Este es un episodio de mi adolescencia, cuando tenía 19 y la vida era más fácil y sin quilombos. Mi tío se había divorciado hacia un mes y algo, y hab...
Relato gay argentino: Hermoso cordobés en Rosario.... Mi nombre es Matías soy de Rosario, tengo actualmente 26 años y la historia que les voy a contar me paso cuanto tenía 22(año 2012). Como todos los s...

2 Comentarios calientes a “Relato gay argentino: Con mi compa de trabajo”

  1. 1
    Jony comenta:

    Soy el que escribió el relato, mi nombre es Jonathan, espero que les guste. Actualmente tengo 25 años. Saludos!

  2. 2
    Ale comenta:

    Hola Jony, linda historia ! soy madurito y me ha pasado algo parecido. Buena suerte !!

Deja un comentario muy caliente

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.


El contenido de los videos y fotos no es responsabilidad de Gaysenargentina.com sino de los usuarios que aqui los presentan. Entrada prohibida a menores de edad, si eres menor te pedimos que abandones la pagina y si es Ud padre informese.