web analytics

Estas viendo todo lo que hay en GaysenArgentina.com de 'Sin categoría'

20
Dic

Relato gay argentino – Con el poli-Primera parte

Holaaa! Mi nombre es Agustín, soy argentino, tengo 20 años de edad y éste es el primer relato que publico. Éste relato es una fantasía que aún no cumplí: estar con un policía bien macho.
Soy bastante alto, mido 1.80 m; peso unos 75 kg, soy morrudito; tez blanca, pelo negro, ojos marrones, boquita muuuy golosa, lengüita juguetona, pezones rosaditos y deliciosos, tetitas gorditas, colita gordita y con algo de pelo, y un anito rosadito y cerradito (sólo probó una verga hasta ahora). Soy muy calenturiento, pero me da un poco de miedito el sexo, así que escribo mis fantasías hasta que me anime.
Me encanta el cuerpo de los hombres. Me encanta besarlos por todos lados, lamer cada parte de su cuerpo, succionar, morder, tocar, arañar, pellizcar, oler. Me deleito con cada una de sus 17 zonas erógenas: labios, orejas, hombros, pezones, dedos, axilas, espalda, cabecita del pene, tronquito, huevos lechosos, perineo (esa zona a mitad de camino entre los huevos y el ano), rodillas, pies, etc.
Con bastante frecuencia entro a salas de chat para tener sexo escrito. Ahora que tengo internet en casa, lo puedo hacer con mayor facilidad. Antes tenía que ir al ciber de cerca de mi casa. Un día entré a una sala de Argentina y justo encontré a un policía. Mi Nick era Gay_20 y el suyo tupoli_35. Comenzamos a tener sexo escrito, después pasamos al sexo telefónico. Me dijo que lo enloquecí con mis gemiditos. Me gusta mucho el sexo telefónico, escuchar esos vozarrones de los machos me calienta un montón, y yo creo que los enloquezco con mi voz de nenita.
Después de esa vez, ambos continuamos conversando por whatsapp. Me mandaba fotos de su miembro con la cabecita mojada, eso me encantaba, se me hacía agua la boca. Y yo le mandaba audios calientes, y un par de fotos de mi colita y de mis pezoncitos erectos. En una ocasión, le envié un videíto casero de mí haciéndole sexo oral a una banana, dándole unas ricas y lentas lamidas a una banana (La respuesta fue una foto de su verga a punto de estallar de lo dura que estaba, circulaban litros de sangre por aquellas venitas). La calentura llegó a tal nivel que nos pasábamos horas whatsappeando. No podía sacarme a éste policía de mi cabeza. Pero ninguno organizaba nada, él está casado y mucha gente no sabe aún que soy gay. De a poco nos fuimos conociendo. Yo le conté a cual facultad iba y él me comentó que mi facultad estaba dentro de su recorrido. Pero hasta ahora, nunca nos habíamos cruzado.

Continuar viendo las fotos »

El contenido de los videos y fotos no es responsabilidad de Gaysenargentina.com sino de los usuarios que aqui los presentan. Entrada prohibida a menores de edad, si eres menor te pedimos que abandones la pagina y si es Ud padre informese.