web analytics

Estas viendo todo lo que hay en GaysenArgentina.com de 'Relatos Travas'

01
Jul

Relato gay argentino: Verano en el gimnasio

Asisto hace 5 años a una cadena muy importante de gimnasios de aca de Bs As. Normalmente voy cuando salgo de la oficina. Ya en tantos años, me he hecho amigo de profesores, otros socios, tenía un grupito de 3 compañeros que iban en mi horario, cada uno de distintos trabajos, y que nos acompañábamos todas las tardes. Solíamos estar mínimo, 1hs 40 en la sede. De esos 3, solo 1 estaba casado, y con un hijo, otro estaba en pareja con una chica, y el otro soltero, pero se decía que tenía muchas admiradoras. Yo siempre bajo perfil y jamás hablé de mi vida sexual. Como tengo amigas lindas y mas d una vez me han visto con ellas en la calle, pensaban que eran mis garches. Nos cambiábamos todos juntos y nos duchábamos en el mismo horario. Para serles franco, de los 3, dos me encantaban, el otro no tanto, lindo lomo, pero de cara no me llamaba la atención. Yo tengo 33 años, 1.75, cuerpo marcado, piel blanca, pelo castaño, soy vers, buena cola y pija normal a gorda.
Con esa rutina, transcurrió el tiempo.
En una de mis semanas de vacaciones, me hago un perfil, en la red social Grindr. Conocí mucha gente. Nunca sospeché, que alguno de ellos 3, fuera gay, y que tendría perfil en Grindr. En mi perfil, no mostraba la cara, solo el torso, mi edad, y mi rol. En eso, una tarde habiendo vuelto al trabajo, saliendo de la oficina, me envían un msj: HOLA! y una foto, era foto de lomo y pija, quería ver la cara, le respondo: Tenes de cara? y yo le respondo con una foto mia de frente, pija y orto..
En eso, me envía foto de cara, y era mi amigo. El que supuestamente esta de novio. Me morí de la vergüenza, susto, mezcla de sensaciones. Estaba por llegar al gimnasio, y la distancia era unos metros ya. No sabía que hacer, si bloquearlo o dejarlo así. Lo dejé así. Lo mismo de siempre, nos saludamos, cambiamos, e hicimos la rutina. Notaba que él miraba mucho el celular. Medio a escondidas. Seguramente le debía aparecer muy cerca.
Vuelvo a casa, y me daba vueltas en la cabeza, la idea de decirle quien era. Él es muy lindo, lomaso, pija grande, ojos verdes, pelo rubio, alto. No sabía que hacer. Tipo 2 am, decido enviarle foto mia de cara, y un hola. Me fui a dormir.

Continuar viendo las fotos »

22
Ago

Relato travesti: “DESPACITO Y SUAVEMENTE”

Voy a seguir relatando como seguí buscando saciar mi deseo de ser cogido. Después de aquellas experiencias donde comencé a probar la parte pasiva, volví a ser penetrado, y esta vez fue por una traviesa.
Una noche a la salida de la Facultad, pasé con mi auto por una terminal de ómnibus y allí estaba ella, una hermosa morocha, alta, elegante, de ojos verdes, cabellos negros largo, vestida con un sacón de piel de leopardo. Me llamó la atención sin saber que era una traviesa; detuve el auto y la invité a subir para acercarla hasta su casa. Sin dudar, aceptó y subió; durante el trayecto hablamos y noté que tenía una voz más grave que la de una mujer, entonces observándole bien, ví sus manos y pies grandes al igual que sus hombros. Sin disimulos, busqué entre sus piernas saciar mi curiosidad, cosa que me permitió abriéndola suavemente, mientras ella abría el cierre de mi vaquero. Estaba todo dicho; enfilamos para el telo y por el camino comenzó a mamarme la pija a la mejor manera de “garganta profunda”.
Llegamos al Motel, entramos e inmediatamente nos pusimos en bola, ella con una tanguita roja muy fina que le cubría la parte de adelante nada más, se tiró a la cama y siguió mamando mi redura poronga mientras yo le acariciaba unas hermosas tetas que tenía. Luego de la excelente mamada comenzó a besarme por todo el cuerpo, pasando su lengua por mis tetillas, bajando por la espalda, las nalgas y llegando a la puerta misma de mi culo; allí comenzó con besos negros y cogiéndome con su húmeda lengua mientras con una de sus manos me pajeaba. Cuando estaba por estallar de calentura le pedí que se ponga de cuatro para cogerla, cosa que hizo de inmediato pero muy lentamente con delicadeza. Cuando estaba por penetrarla me pidió un minuto y sacó de su cartera un lubricante que se paso por el orto y otro poco por la cabeza de mi pija, y después la enterré hasta los huevos cogiéndola como un loco hasta que cambiamos de posición y ella se sentó sobre mi moviéndose de arriba a abajo y hacia los costados, lo que me llevó a acabar como un potro.
Después arrodillándose me limpió la pija chupándola hasta la última gota de leche. Descansamos un rato bebiendo algo y charlando, hasta que le pedí que me cogiera porqué tenía ganas de recibir una pedazo de carne en mi culo. Aceptó, y tomando ella la iniciativa me dijo que me haría sentir una mina recaliente, y así lo hizo; de manera suave, despacito como en cámara lenta me chupaba los pezones, me besaba todo el cuerpo dándome vuelta de un lado para otro, acariciándome el culo, metiéndome su lengua, y cuando estuve listo con el orto dilatado me puso lubricante; me acostó boca arriba levantándome las piernas sobre sus hombros y allí se quitó la tanguita, dejando ver su ya erguida pija bastante larga de 18 cms, pero no gruesa, y fue introduciéndome de a poco hasta meterla toda. Sentí un placer inolvidable cuando comenzó a cogerme mientras me chupaba las tetillas y me besaba el cuello.
Lo hacía tan bien y de una forma dulce, despacio, que no quería que terminara nunca. Luego me cambió de posición poniéndome de cuatro, después sentado sobre ella dándole la espalda, y finalmente volvimos con las piernas arriba para acabar como un condenado. Realmente nunca me habían cogido y tratado así. Fue la mejor cogida que recibí, y cada vez que la recuerdo me caliento. Nunca más la volví a encontrar, pero espero hallarla algún día.

COMPARTAN SUS RELATOS GAYS Y TRAVAS DANDO click aqui

06
Ago

Relato: “una mañana con dos travas”

Papi, podes venir? La forma en que me lo pidió hizo que dejara todo pendiente esa mañana. Entré y salí volando del banco de Córdoba y aprovechando que mi mujer estaba en Bs As me fui para su casa….
Tamara es una travesti muy especial. No coge por plata, aunque alguna que otra vez me tuve que quedar encerrado en su dormitorio mientras ella le chupaba la pija a algún conocido que le dejaba una propina, desde la primera vez que nos vimos pegamos onda, garchábamos a lo bestia y siempre buscábamos una fantasía para hacer. Su juego favorito era recibirme, generalmente con una pollerita tableada, una micro tanga, saltarme encima, rodear mi cintura con sus piernas y mientras yo le metía la lengua hasta el fondo mis manos le agarraban las nalgas. Después de semejante recibimiento, llevaba a la nena hasta el dormitorio pero en vez de darle la mano le metía un dedo en el ojete y así la llevaba.
Si bien ella era pasiva, en los juegos pre o post cogida, solía meterle la mano completa en su culo, que se tragaba todo, y su pijita se ponía muy dura entonces yo la pajeaba hasta hacerla acabar. Pensaba que ese día iba a ser igual, toco timbre, me abre y estaba con su pollerita roja, se me sube, me abraza, “suerte que viniste amor, te necesitamos” me dijo mientras le besaba el cuello. El plural me sorprendió, me descolocó. Miro para todos lados y en un rincón del living había un chico de rasgos muy delicados, en corpiño y tanga, maquillado mirándonos. “Papi te presento a Alex”, soy Vero ¡!! dijo el muchacho y la corrigió” Yo atiné a responder el saludo, la cabeza me laburaba a mil y ya tenía la pija redura.
Vero se acercó para darme un beso, muy dulce. “Encontró a su novio con otro y se fue de la casa, y pensé que a lo mejor la podemos entretener”. Yo ya estaba hirviendo, Tamy me suelta y se baja y automáticamente meto la mano, le corro la tanguita y meto el índice en el culito para llevarla al dormitorio, Vero estaba del otro lado viendo la escena y cuando meto la mano entre su culo y la tanga para hacer lo mismo con ella mi mano se encuentra con la base de un consolador que ella tenía metido, “estábamos jugando” me dicen las dos riéndose y haciéndose las nenas.
Ya en la cama Tamara me dice que su amiga es muy pasiva mientras yo le sacaba el consolador del culo, me quedó la duda porque de la tanga asomaba semejante poronga, me besaron las tetillas, yo me comí las tetas de Tamara y los pechitos de Vero, entre las dos me chuparon la pija y cuando todo estuvo a punto pongo a mi chica boca abajo y la ensarto de una. De repente siento la lengua de Vero bajar por mi espalda jugar en mi culo y seguir hasta los huevos, se va para adelante y le pone la poronga en la boca a mi chica. Después de un rato y viendo que la pija de Vero seguía hecha una piedra saco mi pija del culo de Tamara para que la amiga la empome, Tamy boca abajo la amiga bombeándola y yo empiezo a cogerme el culito de Vero, que a pesar de haber tenido el consolador estaba apretado.

Continuar viendo las fotos »

El contenido de los videos y fotos no es responsabilidad de Gaysenargentina.com sino de los usuarios que aqui los presentan. Entrada prohibida a menores de edad, si eres menor te pedimos que abandones la pagina y si es Ud padre informese.