web analytics

Estas viendo todo lo que hay en GaysenArgentina.com de 'Relatos Gays'

30
Sep

Relato gay argentino: Un lindo desvirgue

Buenas, luego de mucha lectura de relatos me dieron ganas de compartir uno mío. Tengo 36 años, morocho, cuerpo normal y socialmente heterosexual, actualmente en pareja con una chica y vivo en una ciudad pequeña de la provincia de Buenos Aires.
Hace unos tres años empece a mirar porno, primero era hetero y luego a partir de las ofertas de las paginas me puse a mirar algunos vídeos bisexuales, dos tipos y una chica, donde los tipos de daban entre sí y me empezó a calentar mucho. Pronto solo miraba vídeos entre hombres.
Cada vez que estaba en casa aprovechaba para mirar algunos buenos vídeos y clavarme una linda paja, hasta que me puse a chatear con hombres y seguía con las calenturas y pajas. Como mi ciudad es chica y no da para mandarse alguna, mucho en concretar no pensaba. Así seguí un tiempo…
Este año me toco hacer por laburo algunos viajes a Mar del Plata, así que en el segundo o tercer viaje empece a “conocer” un poco el ambiente, por un perfil trucho de face y en una red de hombres. Mucho no me convencía avanzar y concretar, pero un día termine temprano en el laburo y me puse a chatear y mirar perfiles, hasta que di con un pibe de unos 25 años que parecía discreto y reservado. Empezamos a charlar y yo estaba muy caliente, y apenas me invito a la casa me subí al taxi.
Este pibe, estudiante y laburante, vivía solo y era muy simpático, mas o menos de mi altura y cuerpo normal. Al llegar seguimos la charla, tomamos algo y al toque se dio cuenta que yo estaba muy nervioso, con lo cual le conté que era el primer encuentro real… Eso parece que lo calentó y al toque se acerco y empezó a besarme, así estuvimos un buen rato. Terminamos en la habitación besándonos en la cama y yo no daba mas de calentura, quería tocarle la verga a un macho, así que le meti la mano por el jean y estuvo espectacular, sentir el tronco duro entre los vellos, estuvo muy bueno… Enseguida nos sacamos las remeras y seguimos con los besos y la franela..
El pibe, tranquilo, me iba preguntando y diciendo que yo vea hasta donde llegar, pero yo ya sabía que de ahí salía desvirgado… Le saque el jean y empece a ver la verga dura como se marcaba en el boxer y eso me ponía a mil, un lindo pibe de 25 años con la verga al palo estaba ahí en la cama y yo a mil revoluciones.
No tarde mucho y le estaba haciendo una buena paja y mamada, era como si supiera hacerlo, mucho porno había servido. Estaba re caliente y le besaba los huevos, las piernas, la verga y el pibe la gozaba. Llego el momento en que me saco el pantalón a mi y el boxer en un mismo movimiento y me dejo en bolas en la cama, con la verga dura, ahi entregado: hicimos un lindo 69 y en esa calentura el pibe me empezó a chupar el orto y ahí comprobé que me gustaba. Me hizo gemir con la lengua de una manera que no hubiese imaginado, hasta que mientras yo le seguía chupando la verga me metió un dedo en el orto que me hizo suspirar…

Continuar viendo las fotos »

Relacionados:

Relato gay argentino: Con un chico de paso No puedo evitar tocarme al relatar esto. Una noche salimos con un grupo de amigos a un boliche de Palermo, en un momento de la noche todos andábamos d...
Relato gay argento: “primer encuentro con al... Hola soy marcos tengo 22 años siembre consumo material de esta página así que es por eso decidí escribir mi historia. Vivo en un pueblo de unos 650...
Relato porno: CLIENTE SATISFECHO Parte 1 Hola Amigos de Gays en Argentina. lo que les voy a contar me vino a la cabeza esta semana después de haber visto 50 sombras de Grey. No es verso ni n...
Relato gay argentino: Shelter Lo siguiente que voy a relatar es un suceso bastante reciente, pero a la vez es una especie de "continuación". Los más atentos lograrán encontrar tal ...
27
Sep

Relato gay argentino: Un lindo desvirgue

Buenas, luego de mucha lectura de relatos me dieron ganas de compartir uno mío. Tengo 36 años, morocho, cuerpo normal y socialmente heterosexual, actualmente en pareja con una chica y vivo en una ciudad pequeña de la provincia de Buenos Aires.
Hace unos tres años empece a mirar porno, primero era hetero y luego a partir de las ofertas de las paginas me puse a mirar algunos vídeos bisexuales, dos tipos y una chica, donde los tipos de daban entre sí y me empezó a calentar mucho. Pronto solo miraba vídeos entre hombres.
Cada vez que estaba en casa aprovechaba para mirar algunos buenos vídeos y clavarme una linda paja, hasta que me puse a chatear con hombres y seguía con las calenturas y pajas. Como mi ciudad es chica y no da para mandarse alguna, mucho en concretar no pensaba. Así seguí un tiempo…
Este año me toco hacer por laburo algunos viajes a Mar del Plata, así que en el segundo o tercer viaje empece a “conocer” un poco el ambiente, por un perfil trucho de face y en una red de hombres. Mucho no me convencía avanzar y concretar, pero un día termine temprano en el laburo y me puse a chatear y mirar perfiles, hasta que di con un pibe de unos 25 años que parecía discreto y reservado. Empezamos a charlar y yo estaba muy caliente, y apenas me invito a la casa me subí al taxi.
Este pibe, estudiante y laburante, vivía solo y era muy simpático, mas o menos de mi altura y cuerpo normal. Al llegar seguimos la charla, tomamos algo y al toque se dio cuenta que yo estaba muy nervioso, con lo cual le conté que era el primer encuentro real… Eso parece que lo calentó y al toque se acerco y empezó a besarme, así estuvimos un buen rato. Terminamos en la habitación besándonos en la cama y yo no daba mas de calentura, quería tocarle la verga a un macho, así que le meti la mano por el jean y estuvo espectacular, sentir el tronco duro entre los vellos, estuvo muy bueno… Enseguida nos sacamos las remeras y seguimos con los besos y la franela..
El pibe, tranquilo, me iba preguntando y diciendo que yo vea hasta donde llegar, pero yo ya sabía que de ahí salía desvirgado… Le saque el jean y empece a ver la verga dura como se marcaba en el boxer y eso me ponía a mil, un lindo pibe de 25 años con la verga al palo estaba ahí en la cama y yo a mil revoluciones.

Continuar viendo las fotos »

Relacionados:

Relato gay argentino: UN SERVICIO INESPERADO…... Les voy a contar algo que me sucedió días atrás. Había publicado un aviso en una página de encuentros, en la sección "fantasías" ofreciéndome para hac...
Relato gay: “DE COPAS Y VACACIONES” En Agosto me separé de una relación de casi un año. Ambos no estábamos bien, yo con muchos mambos personales y emocionales y él, notaba mis insegurida...
Relato gay argentino: Con el rugbier amigo de mi e... Hola, soy Franco, tengo 18, soy morocho, medio gordito, cabello negro y linda cola, soy de una ciudad del norte que no nombraré y les cuento una histo...
Relato gay argentino: Buen dia.. Buenas, comunidad pajera! Primer relato que tecleo por acá! Bueno mi nombre es Emanuel, tengo 25, flaco, pelo corto, barba.. ni muy ni tan tan! Bu...
22
Sep

Relato gay argentino: Sorpresa con mi Hermano Agustin

Hola a todos mis nombres es Gaspar tengo 18 años PD. Soy el hermano menor de tres varones, el mayor se llama Leandro y el que lo sigue Agustín, me describo físicamente, soy de tés clara, ojos claros verdes, rubio y mido 1,75.
Mi relato es el siguiente, mi hermano mayor Leandro en el barrio en donde yo vivo dicen que es puto, que le justa probar pijas y todo eso, yo nunca lo vi y note algo raro, además siempre tuvo novia, mi otro hermano Agustín nunca tuvo novia que yo allá conocido y eso me hacía pensar.
Todo comenzó cuando jugando al futbol con un grupo de amigos, y al finalizar nos fuimos a bañar todos a un canal, en el cual fue hay que bañándonos todos juntos en bóxer y algunos en bola (Amigos que no tienen problema de mostrar porque siempre jodían con esas cosas) en eso yo sin darme cuenta retrocedo y apoyo toda mi cola sobre un amigo (x) que la tenía algo parada, yo rápidamente me quite y en broma jodia, mi amigo en broma me dijo que linda cola Gaspar cuando me la vas a prestar, yo me reí y me hacia el tonto, pero algo dentro de mi comenzó a cambiar quería sentir esa apoyada nuevamente y me imaginaba que estábamos solos mi amigo y yo, en eso empecé a intentar a mirarle la pija y no podía quitar la mira de ahí.
Después de unos meses estaba en casa aburrido y no sabía qué hacer en eso veo que mi hermano mayor Agustín de dos años mayor que yo, regresaba de jugar al futbol con amigos, entro en el cuarto quitándose la remera (comparto cuarto con mi hermano Agustín), nunca me atrajo Agustín, siempre lo vi sin remera y en bóxer, pero esta vez comencé a sentir un impulso fuerte, comencé a temblar y ponerme nervioso. Quería mirarlo desnudo o en bóxer, mi hermano se quitó la ropa en la pieza frente de mi quedando en bóxer, pero no se veía bien porque estaba sentado y yo no quería mirar tanto, se fue a bañar y yo me quede re caliente, después de un rato sale de bañarse se cambia en el cuarto al frente de mí, se perfuma para salir y se va, deje pasar algunos minutos y me dispuse a ir al canasto de ropa sucia para lavar, a buscar su bóxer traspirado no sé porque eso (ahora me da cosa, pero en ese momento me calentaba oler su bóxer en la parte que contiene su paquete), me lo lleve a la pieza, me acosté en mi cama y comencé a olerlo y mirarlo, y note que me comenzaba a excitar, mi pija se paraba y me la saque del pantalón y comencé a pajiarme, como no había nadie en casa mis padres estaban en lo de mi abuela y mis hermanos no estaban y la calentura que tenía era tan grande que no aguantaba más y compense a pajiarme, en eso entra mi hermano Agustín y me ve y comienza a reírse…
Vamos Gaspar que escupa y se reía, yo me puse nervioso y la escondí rápidamente, no lo había escuchado entrar y menos acercarse y me chapo, además sin darme cuenta y el que entro rápido y no me dio tiempo de esconder su bóxer, en eso el mira sobre la cama y cerca de mi cara un Bóxer gris con elástico blanco y me pregunta:
Agus: ¿He Gaspar ese no es mi bóxer puto? ¿No me digas que lo estabas oliendo asqueroso?
Yo: No Agustín es mí y está limpio, y no lo estoy oliendo.

Continuar viendo las fotos »

Relacionados:

Relato gay: con mi mejor amigo de la U Me llamo David, lo que voy a contar me sucedió hace ya un tiempo atrás, cuando estudiaba en la facultad, al igual que otros compañeros todos veníamos ...
Relato gay argentino: Vuelta a casa en Subte Esto me paso hace unas semanas un domingo por la noche cuando volvia a mi casa en la linea B del subte. Debería ser uno de los últimos subtes en pasar...
Relato gay argentino: Me cogieron los amigos de fu... Buenas como están? soy de cba 26 años rubio ojos verdes, flaco algo marcado, solo pasivo, colita muy bancadora y depilada, me encanta la verga, siempr...
Relato gay argentino: De nuevo con mi tío oso Si no leyeron mi relato "Con mi tío oso", se los recomiendo así conocen un poco más sobre mí. Hola de nuevo, acá de vuelta con otra hstoria con mi tío...
14
Sep

Relato gay argento: Colorado miron

Los que les voy a contar paso hace ya un tiempo, 2 años  aproximadamente.
Empiezo en un nuevo gym, debido a que cambie de trabajo y el anterior me quedaba ya retirado, el profe un flaco macanudo, canchero como todo profesional del gym. El ambiente estaba bien y lo importante que habían algunos muy poteables valga la aclaración.  Yo llegaba con mi bolso me cambiaba miraba lindos bultos, buenos culos, algunos que salían de las duchas,todo bien.
No soy muy simpático,  debo aclarar, el tema es que pasadas las semanas empiezo a coincidir con un flaco Colorado medio petizo con un muy lindo culo y muy agradable. Las charlas no iban más allá de los saludos.
El tema fue cuándo nos empezamos a encontrar en las duchas.
Debo decir que tenia que hacer mucha fuerza para no expresar mi fascinación por mirarle el culo, las gambas y la pija gorda que tenia.
La cuestión es que una vez dentro de las duchas cuando coincidíamos siempre me dio la espalda para la cual yo agradecido.
El tema es que un día yo entró,  a bañarme y a los 5 minutos llega el, se saco la toalla, me dejó ver lo muy rico que estaba, se metió a la ducha y en un momento me mira y me pregunta si no podía com vi darle shampoo yo sin problema le pase. Se empezó a lavar la cabeza y después el cuerpo yo me doy vuelta porque se empezó a despertar mi amigo y no quería quedar como un mirón.  Sigo con lo mio y veo que sale de la ducha va Hasta el cambiador mira y vuelve y me dice: gracias por el shampoo,  y de una me mano te a la pija. Yo me hago para atrás, y me dice tranqui no hay nadie y tengo ganas de chupar te la. Imagínate en dos segundo se me paro la pija mal, se agachó y me la empezó a chupar. Primero en cuclillas y después inclinado para que yo pueda jugar con mis dedos en su culo. A todo esto estábamos metido en lo nuestro sentimos la puerta, el se va a su ducha yo e quedó en la mía y por el espejo el profe entró a mear. Miro y se fue.
Salió y se vino de nuevo a chupar. Yo también quería chupar la,  así es que se hizo para atrás se la chupe lindo pedazo, grueso con huevo bien grandes, lo de vuelta le chupe el culo, y volví a su pija. En un momento me dijo que parará,  se agachó y me la volvió a chupar y empezó a largar leche me voló la cabeza ver como acababa y le dije salí que largo la leche, y no me dejo así es que le termine en la boca. Terminamos de bañarnos nos cambiamos el salió me saludo como que aquí no paso nada. Me término de cambiar salgo y me cruzó con el profe que me dice medio pícaro,  todo bien? Si le digo me voy saludo y oh sorpresa el Colorado en la puerta co  una flaca a los besos. Paso por al lado y me saluda de nuevo nos vemos me dice. La calentura que me agarro. Obvio que nos volvimos a ver y nos volvimos a chupar la pija.
Yo al tiempo cambie de gym y no antes divertirme con el profe. 

Relacionados:

Relato gay argentino: “Una experiencia inolv... Hola, me llamo Sebastian pero me dicen Seba. Quiero contarles mi experiencia sexual con mi TÍO, si como leyeron ahí, con mi TÍO! Todo comenzó un día...
Le pagué a un Mendigo Una noche iba caminando por una calle oscura. Era tarde y había estado bebiendo en una fiesta por lo que estaba algo mareado y con el alcohol haciendo...
Relato gay Argentino: De la cancha… a las vi... buenas como todos que empezamos leyendo y calentandonos con los relatos de aca, es el turno de contar unas de mis vivencia, mi nombre es Ezequiel soy ...
Relato gay: Mi amigo en una red social Mi nombre es Tobias, tengo 19 años. Soy de Capital, mido 1.80 peso 73kg, cuerpo normal. Nunca fui de ir tanto al gym y siempre tuve una contextura nor...
08
Sep

Relato gay argentino: No quedamos en eso!

Después de meses de haber terminado con una relación, estaba muy caliente, así que decidí entrar a un chat gay. Tenía 24 años, y por cercanía nomas empecé a hablar con un hombre de 32 años, Pablo. Empezamos a hablar, de todo un poco, hasta que salió tema sexo. Estaba re caliente, arreglamos un encuentro en ese mismo momento. Pero le dije que sólo le iba a hacer un oral. Me dio el ok.
Al sgte día fui hasta su depto, él me estaba esperando en la puerta del edificio tal y como acordamos. Era un hombre atractivo, alto, blanco, delgado, y una tonada muy linda (del interior).
Subimos tomamos un café mientras hablamos de cualquier cosa. Fue él quien rompió el hielo, se me acercó y empezó a besarme. Mucha lengua, me puso a mil, después de franelear un rato, empecé a bajar hasta su pija, se la empecé a mamar, era larga, una cabeza enorme.
Me llevó a su cama, se abrió de piernas ofreciéndome su verga. Yo encantado. De pronto siento como su mano empieza a rozarme la cola. Eso me calentó aún más.
Me propuso hacer una 69, obvio acepté. Aunque yo le seguía chupando la pija, él a mi no, él me chupaba la cola, jugaba con sus dedos, hasta que metió uno. Me sobresalté y él me sostuvo fuerte (yo soy menudito, mido 1.67 60 kg) Lo re putee pero no me quedó de otra. Hasta que le empecé a tomar el gustito. Hasta que por calentura solté las palabras mágicas que él esperaba: “Cogeme por favor”
Me puso boca abajo, se puso un forro y trato de penetrarme, pero la cabeza de su pija era tan ancha que me doblaba de dolor, entonces desistió. Yo le dije que igual le iba a hacer acabar con mi boca y me colgué de su pija una vez más. Se ve que eso le hizo subir aún más la temperatura. Y me volvió a poner boca abajo, se puso otro forro y me apoyo la cabeza y empezó a presionar tan fuerte que ya no le importaba mi dolor. Yo le pedía que parara, pero él siguió y me pedía que me relaje. Una vez la verga adentro sólo era cuestión de empujar. Empezó a atravesarme hasta el final. Una vez enganchado por completo con su pija, se quedó quieto para que me acostumbre, yo seguía insultándolo y rogándole que saliera de mí. Hizo la prueba de salir y sentí más dolor. Me dijo: “Ves, déjame acabar y a la vez darte placer, relájate”
Y empezó a limarme la cola. Me mordía la espalda, me chupaba las orejas, pero nunca paró de cogerme, me decía chanchadas al oído, que me re calentaba, me decía mira al espejo y fijate como te estoy cogiendo. Hasta el momento sólo escuchaba el ruido de sus muslos chocando contra mi cola. Yo no quise mirar, me daba vergüenza, entonces me agarró de los pelos y me giró la cabeza. Vi como entraba y salía con fuerza. Recuerdo le dije: “Sos un hijo de mil puta”
Me serruchaba el agujero, de pronto empezó a cogerme con más velocidad, eso indicaba el final, y si… sólo que de a poco me fue sacando la verga, yo sentí un ardor de puta madre en el orto. Se sacó el forro se sentó en mi panza y me acabó en el pecho/ cara.
Se dejó caer sobre mi. La verdad se dio cuenta de que me terminó gustando.
Le dije al oído: “Sos un hijo de puta. No quedamos en eso!”
Nos vimos varias veces después de aquello, hasta que el corazón empezó a sentir cosas lindas, así que decidí dejar de verlo. Pero fue un gran amante. Actualmente tengo 26 años.

Relacionados:

Relato gay: “DE VISITA EN CASA DE MI TIO ..&... Les cuento un poco de mi: 30 años, deportista, profesional, masculino, soy gay declarado, activo, tapado, poco y nada de ambiente. Esto me paso hace u...
Relato gay: En el hospital Hola! Hoy les cuento algo que me paso en el trabajo.Yo trabajo en un hospital y siempre a mitad de mañana salgo a fumar al costado de un pabellón. Al ...
Relato gay argento: Mi primo y su amigo Esto paso hace dos años, yo entonces tenía 18 recién cumplidos y mi primo tenía 24. Una semana en la que nuestros padres se fueron de vacaciones, y no...
Relato gay: “MIS MUCHACHOS JUGADORES DE FUTB... HOLA COMO ESTAN, ES LA PRIMERA VEZ QUE ESCRIBO EN ESTA PAGINA, Y LES VOY A CONTAR MI HISTORIA, TODO ESTO PASO EN UNA CANCHA DE FUTBOL DE BARRIO, CON C...
05
Sep

Relato gay argentino: “Con mi primo”

Bueno, siempre estaba leyendo la paginas hasta que se me dio por escribir algo que me pasó hace poco, tengo 22 años, soy normal en todos los aspectos de mi vida, no tengo nada que resaltar de mi y esto debe ser lo mas interesante que me viene pasando hace un tiempo.
Siempre supe que me gustaban los chicos, nunca me gustó el fútbol, siempre tuve un grupo de amigas hermosas y toda la cuestión bastante cliché del estereotipo de gay, si bien no soy afeminado siento que igual se nota. Lo cual nunca fue un problema para mi ni para nadie en la familia, ni para mis padres, ni para mis tíos, y tampoco para mis primos. Somos una familia re unida pero no vivimos cerca, mis primos viven en un pueblo al que voy todos los veranos desde que soy chiquito. Amo ir, hay lugares hermosos y para pasar el verano esta genial, mis primos son 5 años mas grandes, y como les digo, como siento que se nota varias veces me han llevado a lugares con ellos y sus amigos les han preguntado si yo soy gay o cosas así, no se si tanto por si se me nota o porque no me prendo en las pelotudeces que suelen hacer a esa edad. Bueno esta historia es con mi primo Leo, leo es un copado, me llevaba a todos lados, me prestaba la play, nos quedábamos viciando todas las noches y mi tía es una copada así que nos pasábamos los veranos juntos, salvo cuando el salía a la noche y yo me quedaba a dormir en su casa.
Hasta hace poco nunca se me hubiese ocurrido lo que pasó, pero ahora que lo pienso una noche cuando el vino del boliche me preguntó si era gay porque todos sus amigos se lo estaban preguntando, yo me acuerdo de negarlo todo, sin nervios ni nada, solo diciendo que era una pelotudez de gente de pueblo. Y ahí quedó el tema. La cosa empieza ahora, hace poco empezamos a hablar con Leo todo porque se vino a vivir cerca de casa, nos juntamos a viciar y ver series y nunca pasa nada. Es de las típicas personas que pasa una mina y la puntúa o hace un comentario de lo buena que puede estar, como yo no le sigo la corriente pero no le digo nada lo sigue haciendo. Una noche salimos y el chabón estaba re en pedo y lo tengo que llevar a la casa, llega se saca la camisa y se acuesta en la cama, le hago un café y se lo llevo, se pone sobre el respaldo de la cama y me pide disculpas por arruinarme la noche. Le digo que no pasa nada y me dice que se siente mal, yo tenía un balde para que vomite cerca de mis pies y en eso se pone cerca del balde por las dudas y se queda ahí un toque, se recuesta y queda medio acostado en mis piernas, se ve que el pedo le ganó y se quedó un toque dormido, no le dije nada y lo deje.
A todo esto yo nunca deliré nada, y soy cero calenton así que nunca me imagine que iba a pasar nada, aparte es mi primo, igual Leo es hermoso, tiene ojos verdes, es bien blanco y es alto, no tiene físico pero es flaco y escucha buena música.

Continuar viendo las fotos »

Relacionados:

Relato gay argentino: “Yo, pasivo?” Hola a todos es mi primer relato. Ayer en la noche pasó algo que no pensé que podría pasar, en verdad me impresionó. Yo soy Sebas abiertamente gay ...
Relato gay argento: Con mi tío oso Este es un episodio de mi adolescencia, cuando tenía 19 y la vida era más fácil y sin quilombos. Mi tío se había divorciado hacia un mes y algo, y hab...
Relato gay argentino: Mi Primera Vez Hola chicos ! Para empezar Pondré un seudónimo por que, no sé, amo los seudónimos y bueno será Alejandro. Soy bajito de uno 1.70 m. Cumplí 19 años, ta...
Relato gay argentino: Sorpresa con mi Hermano Agus... Hola a todos mis nombres es Gaspar tengo 18 años PD. Soy el hermano menor de tres varones, el mayor se llama Leandro y el que lo sigue Agustín, me des...
31
Ago

Relato gay argentino: Una linda experiencia con este chico

Bueno, siempre estaba leyendo la paginas hasta que se me dio por escribir algo que me pasó hace poco, tengo 22 años, soy normal en todos los aspectos de mi vida, no tengo nada que resaltar de mi y esto debe ser lo mas interesante que me viene pasando hace un tiempo.
Siempre supe que me gustaban los chicos, nunca me gustó el fútbol, siempre tuve un grupo de amigas hermosas y toda la cuestión bastante cliché del estereotipo de gay, si bien no soy afeminado siento que igual se nota. Lo cual nunca fue un problema para mi ni para nadie en la familia, ni para mis padres, ni para mis tíos, y tampoco para mis primos. Somos una familia re unida pero no vivimos cerca, mis primos viven en un pueblo al que voy todos los veranos desde que soy chiquito. Amo ir, hay lugares hermosos y para pasar el verano esta genial, mis primos son 5 años mas grandes, y como les digo, como siento que se nota varias veces me han llevado a lugares con ellos y sus amigos les han preguntado si yo soy gay o cosas así, no se si tanto por si se me nota o porque no me prendo en las pelotudeces que suelen hacer a esa edad. Bueno esta historia es con mi primo Leo, leo es un copado, me llevaba a todos lados, me prestaba la play, nos quedabamos viciando todas las noches y mi tía es una copada así que nos pasabamos los veranos juntos, salvo cuando el salía a la noche y yo me quedaba a dormir en su casa.
Hasta hace poco nunca se me hubiese ocurrido lo que pasó, pero ahora que lo pienso una noche cuando el vino del boliche me preguntó si era gay porque todos sus amigos se lo estaban preguntando, yo me acuerdo de negarlo todo, sin nervios ni nada, solo diciendo que era una pelotudez de gente de pueblo. Y ahí quedó el tema. La cosa empieza ahora, hace poco empezamos a hablar con Leo todo porque se vino a vivir cerca de casa, nos juntamos a viciar y ver series y nunca pasa nada. Es de las típicas personas que pasa una mina y la puntúa o hace un comentario de lo buena que puede estar, como yo no le sigo la corriente pero no le digo nada lo sigue haciendo. Una noche salimos y el chabón estaba re en pedo y lo tengo que llevar a la casa, llega se saca la camisa y se acuesta en la cama, le hago un café y se lo llevo, se pone sobre el respaldo de la cama y me pide disculpas por arruinarme la noche. Le digo que no pasa nada y me dice que se siente mal, yo tenía un balde para que vomite cerca de mis pies y en eso se pone cerca del balde por las dudas y se queda ahí un toque, se recuesta y queda medio acostado en mis piernas, se ve que el pedo le ganó y se quedó un toque dormido, no le dije nada y lo deje.
A todo esto yo nunca deliré nada, y soy cero calenton así que nunca me imagine que iba a pasar nada, aparte es mi primo, igual Leo es hermoso, tiene ojos verdes, es bien blanco y es alto, no tiene físico pero es flaco y escucha buena música.

Continuar viendo las fotos »

Relacionados:

Relato gay: Mi amigo en una red social Mi nombre es Tobias, tengo 19 años. Soy de Capital, mido 1.80 peso 73kg, cuerpo normal. Nunca fui de ir tanto al gym y siempre tuve una contextura nor...
Me cogí a un compañero de la facu Hola, este es mi primer relato! Muy buena la pagina. Tengo 21. En 2013 empecé una carrera en la universidad nacional de la plata que al tiempo deje ...
Relato gay: “Mi profe del gym me la poneR... Soy Alan, tengo 19 años de Esperanza Santa Fe. Mido 1.8 soy alto, de muy buena cola y bien pasivo. Hace un mes empece el gym y en seguida pegué onda ...
Relato gay argentino: UN SERVICIO INESPERADO Les voy a contar algo que me sucedió días atrás. Había publicado un aviso en una página de encuentros, en la sección “fantasías” ofreciéndome para hac...
El contenido de los videos y fotos no es responsabilidad de Gaysenargentina.com sino de los usuarios que aqui los presentan. Entrada prohibida a menores de edad, si eres menor te pedimos que abandones la pagina y si es Ud padre informese.