web analytics

Estas viendo todo lo que hay en GaysenArgentina.com de 'Relatos Gays'

14
Dic

Relato gay argentino – El primer maduro

Todo empezó en un chat gay. Empecé a hablar con un señor maduro, de unos 45 años. Resulta que vivía cerca y me daba mucho morbo. Empezamos a hablar seguido, y ya me decía cosas con lujuria, que quería verme para hacerme algunas cositas jajaj. Un día quedamos en vernos, el me pasaba a buscar por casa e íbamos a una plaza. Apenas entro al auto y lo veo y me quedo mudo; era divino, buen cuerpo, prolijo, buena altura, era todo. Lo salude en la comisura de los labios y ya se sentía una tensión sexual. Me miraba con ganas cuando me hablaba, se mordía y yo me estaba calentando. De repente me agarra de la cabeza y me dice “que pasa si te hago así?”, y me llevo a su pija. Yo le dije que no iba a ser la primera vez que la chupaba en un auto y el se río y me presento a su amiga; era divina, buen tamaño unos 18 x 5 y de cabeza rosada. Sin dudarlo se la empecé a chupar con muchas ganas. Hicimos un rato mas de viaje y me dijo de ir a su casa, obviamente le dije que si. Quería llegar ya, estaba demasiado caliente. Llegamos y apenas entramos me empezó a besar con ganas y a sacar la ropa. Yo no perdí el tiempo y enseguida fui derecho a su pija, se la volví a chupar mientras el me agarraba de la cabeza. (Parte 1)

Relacionados:

Relato gay: “Mi profe del gym me la poneR... Soy Alan, tengo 19 años de Esperanza Santa Fe. Mido 1.8 soy alto, de muy buena cola y bien pasivo. Hace un mes empece el gym y en seguida pegué onda ...
Mi iniciación gay con el padre de mi mejor amigo Era un martes de diciembre al rededor de las 5 de la tarde, yo salía de hacer acrobacia, tenia puesto una remera deportiva, y una calza esas que son c...
Relato gay: Experiencia en el colectivo ¿Que tal? Soy Pablo, tengo 25 años y soy bisexual activo, algo versátil. Les vengo a contar algo que me pasó hace dos semanas y que me dejó muy calien...
Relato gay: “ME REVENTÓ EL ANO II” VER PARTE 1 Una vez que todo se dá es mas fácil volver. Hola, soy Eze, 19 años, de Esperanza, Santa Fe. Llegé una tarde a la casa de mi amigo, ...
01
Nov

Relato Gay Argentino: El regalo de mi profe de gimnasia

Hola a todos, mi nombre es Sebastián, tengo 22 años, mido 1.70, de pelo castaño, soy musculoso, de piernas anchas, culón, cuerpo definido.
Esto que les voy a contar me pasó en mi último año de secundario.
Yo ya tenía 18 años en ese entonces, y para nadie en el colegio era noticia que fuese gay, no por ser afeminado, porque no lo soy, sino porque nunca vi la necesidad de mantenerlo en secreto y además no tenía problema de besarme con otros chicos en público. Desde que estuve en primer año formé parte del equipo de gimnasia artística/deportiva del colegio, mi profesor era un flaco de 30 años, alto de 1.80, morocho, también musculoso y con un culo que a más de uno le gustaría probar; siempre tuvimos buena relación, yo era como su “protegido” y me trataba como a un hermano menor, siempre que ibamos a torneos él me llevaba y traía en su auto, y me dejaba en el colegio. Yendo a la situación que le da origen a este relato:
Un jueves al mediodía teníamos un torneo municipal del que solo competían los chicos de mi categoría (17/18 años), entonces vamos en su auto y compito *salí primero cabe decir*, muchos colegios y clubes participaban, por lo que se hizo largo y volvimos tarde. En el viaje de vuelta surgió el tema del sexo, porque como hace poco había tenido mi viaje de egresados a Bariloche, me preguntó si había cogido con muchos, no me resultó raro ya que el era un confidente mío en cuanto a eso (aclaro que no era virgen para ese momento), a lo que respondí que había chapado con bastantes pero que sólo tuve sexo oral con 2, y que realmente me quedaron las ganas de haber hecho más. Siguió el viaje charlamos de eso y otras boludeces, en eso él me dice que por haber ganado me iba a hacer un regalo, ya que también era mi último torneo bajo el nombre del colegio, y yo accedí a que me lo diera, me dijo que más tarde me lo daría.
Llegamos al colegio a eso de las 4.30 de la tarde, cuando ya todos se habían ido, excepto algún que otro curso, nos bajamos a buscar nuestras cosas y en eso el me pide que lo acompañe al salón del gimnasio que se había olvidado algo. Fuimos al salón y cuando entro, él prende las luces y cierra la puerta con llave, yo no entendía que pasaba; entonces el dice: “Es hora de que te dé el regalo”, me agarró de la cintura y me partió la boca de un beso, yo no me resistí porque si bien era como un hermano siempre le había tenido ganas, mientras nos besabamos me levanta a koala y me sienta arriba de una mesa, se saca la remera y me la saca a mí, empieza a agacharse besando mi torso a la vez que me desabrocha el pantalón,me baja el pantalón por completo y después el boxer, me fregaba la verga con la mano y después con los labios (bien carnosos los tenía), se mete mi pija en su boca despacio y de a poco siento como se me va parando hasta llegarle a la garganta, nunca nadie me la había chupado de la forma que él lo estaba haciendo, me la chupo por un rato y después fue mi turno de hacerlo, cuando la saqué de su calzoncillo me impacte, la tenía más grande de lo que me esperaba, mediría unos 20cm y era bastante gruesa, no dudé un segundo y me la metí en la boca, se la chupaba mientras le manoseaba el culo, le lamía los huevos.

Continuar viendo las fotos »

Relacionados:

Mi primera vez con mi mejor amigo.. Hace algún tiempo atrás empecé a sentirme un poco (bastante) atraído hacía uno de mis mejores amigos, claro ¿Cómo no hacerlo si es un morocho increíbl...
Relato gay argentino: La UBA y sus beneficios R... Cuando estaba en el CBC de la UBA, me costó mucho pasar la materia "Análisis". Durante la secundaria tuve un profesor de matemáticas muy copado, yo lo...
Relato gay argento: El Vecino Doctor Hasta los 19 años viví en la pequeña ciudad donde nací, esto sucedió uno de los últimos veranos que pase ahí antes de mudarme a la capital. Era Ener...
Relato gay argentino: Buen dia.. Buenas, comunidad pajera! Primer relato que tecleo por acá! Bueno mi nombre es Emanuel, tengo 25, flaco, pelo corto, barba.. ni muy ni tan tan! Bu...
28
Oct

Relato gay argentino: Mi hermano mayor

Tenia en ese entonces 13 años, muy niño, decía mi padre cuando le pedía permiso para salir con mis amigos. lo que no sabia mi padre era que ya desde los 12 años y en mi propia casa mi hermano mayor me hacia el culo.
todo empezó, según recuerdo una noche que mi hermano mayor (16/17 años) llego a casa muy tarde; ambos dormíamos en la misma pieza en camitas separadas pero muy cercas una de otra.
Cuando el llegó yo me entre-desperté diría, pero no le di importancia y me di vueltas tratándome de volver a dormir. Una de las cosas que recuerdo es que yo ya me masturbaba, quizás casi no acababa pero la cosquillita me llegaba.
Al rato vuelvo a despertarme sintiendo que mi hermano se movía y esperando en silencio y muy quieto quería oír que pasaba comencé a darme cuenta que se estaba pajeando.
Empece a moverme disimuladamente para quedar frente a su cama viendo, gracias a la claridad que entraba por la ventana, como la sábana se sacudía, hasta que un pequeño gemido y un soplar corto y repetido me indicó que se estaba acabando. se levanto, fue al baño y se volvió a acostar. Yo no dormí es noche de la calentura; pero me calenté tanto que cuando pude y estuve solo me reventé el pito con una buena paja.
Los días siguientes y cada vez que veía a mi hermano algo me pasaba, nunca voy a saber si me calentaba o solo me llamaba la atención o lo que sea, pero algo de él me atraía y con el tiempo supe que era.
Indudablemente en la mente de un niño la morbosidad aún no se hacía presente, pero algo había en mi que me hacía esperarlo todas la noches despierto y sentir y gozar solamente escuchando sus líquidos mojando sus manos y sus pequeños gemidos finales, ni hablar verlo pasar con la pija en la mano al baño.
pasaron muchas noches en las que la pase bien gracias a él, pero a medida que pasaba el tiempo mi calentura iba creciendo junto a mi imaginación y a algunos hechos, como por ejemplo empezar a meterme cosas en la cola. Nunca voy a olvidar la punta de un boing de juguete que me habían regalado y que me metía a diario y cuando ya no lo sentía tanto, cuando la cola me pedía más grande, recuerdo que le ponía saliva y me sentaba en la punta de la gota de madera que tenían nuestras camas en sus respaldos, y hasta que no entraba toda no paraba.
Una de tantas noches, ya la llegada tarde no se la esperaba tanto, yo tenía cosas para meterme y gozar con el culo sin que nadie me pueda decir putito, era mi secreto.
Esa noche él llego y yo inmediatamente me desperté y no se si se dio cuentas pero siguió desnudándose normalmente, solo le podía ver su contorno gracias a la claridad de la noche. Ya en ese momento su verga colgando era mi atención, trataba de verla antes que se acostara, pero solo la vi un segundo…, lo que me alcanzo para calentarme o desarrollar la calentura que ya venía de atrás.
Espere, y como ya sabía, comenzó a pajearse suave, estaba sin la sabana encima, y yo podía ver como la mano cubría parte de la pija dejando cada tanto la cabeza al descubierto.
No aguante y empece a tocarme, suave, lento pero cada vez más caliente.
Para que mi hermano no me viera, me puse de frente a la pared dándole la espalda y seguí tocándome; indudablemente he gemido más de lo que debía hacerlo ya que de pronto sentí que mi hermano levantaba mi sábana y se metía en mi cama, yo dándole la espalda…, casi muero del susto.
Me quise dar vueltas pero fue más rápido que yo y reteniéndome así, me dijo que me quedara quieto y callado, que podían escuchar los viejos. Habría imaginado que yo iba a gritar, jaja nada más lejos, estaba en un sueño con su pija dura en la espalda…, aún.
Para que yo siguiera caliente, agarro mi pijita por encima mío y empezó a pajearme suave, a cada movimiento de adelante yo sacaba más cola para atrás.
Recuerdo claro sus dedos pasando saliva en mi agujerito virgen y el intento de meterme un dedo, que se contestaba con un
– no.
– quedate quietito que no te va a doler, me dijo y me apoyo, sin esperar a que entrara ningún dedo, directamente la cabeza de la pija.
Imagínense la medida de una pija de un ya hombre de 17 años, no menos de 17 cms y gorda.
No había manera que la metiera y encima cuando la apoyaba en el agujero, se resbalaba.
Indudablemente mi miedo, el momento no esperado y semejante pija me hacían cerrar el culito.
Se dio cuenta y me dijo que no hiciera nada que solo me quedara quieto, eso hice.
Senti que bajaba por todo mi cuerpo y con una mano me abría la cola para empezar a lamerla…nada, hasta el día de hoy, más hermoso y caliente. A los cinco minutos mi cola estaba abierta y suave, predispuesta a la penetración.
Nuevamente subió, se acomodó bien detrás, me apretó la pija para que yo sacara cola y empezó a querer meterla; la inexperiencia de ambos hacía que su pija se resbalara hacia
abajo, así que en mi primer culeada fui yo quien le tome a mi macho la pija y me la ubiqué donde yo sabía que entraría.
Del dolor inicial no me olvido hasta el día de hoy, la metía un centímetro y se quedaba quieto; la sacaba y la metía otro poco y así a lo largo de un buen rato me a metió entera para la alegría y goce de ambos.
Era un joven macho porque me hizo la cola con frenesí, sacándose la terrible calentura típica de la edad,
No tardo tanto en acabarse dentro mío, sentí como se hinchaba su cabeza y me inundo de leche de joven 17 años, hasta la garganta. Quedamos quietos un minuto, me ardía el aro del culo y mis miedos empezaban desaparecer pero el dolor no. Cuando se me salio la pija del culo pase mi mano para atrás para ver como me había quedado; y si, me había roto el culo…, que placer inicial, me entraban mis dedos en el culo cómodamente.
Me dio vueltas me hizo la paja y cuando estaba por acabarme, se metió mi pija en la boca y se trago…, lo que salió, casi nada pero eran mis primeros chorritos.
Esa noche dormimos como reyes, y fui la primera fiesta de tantas que ya les voy a contar.

Relacionados:

Relato gay argentino: Mi vecino el camionero. Hola. Lo q les voy a contar me paso cuando era pendejo, soy de un pueblo del sur de santa fe, tenia un vecino q era camionero un viejo de unos 55 años...
26
Oct

Relato gay argentino: Mi vecino el camionero.

Hola. Lo q les voy a contar me paso cuando era pendejo, soy de un pueblo del sur de santa fe, tenia un vecino q era camionero un viejo de unos 55 años, siempre cuando no viajaba se ponia a revisar el camion y yo me acercaba a charlar, y entre charla y charla me dice si no habia viajado nunca y le dije q no me gustaban los camiones, y me dice mañana salgo para el norte queres acompañarme, yo pendejo estaba al pedo le dije dale, le comente a mis viehos y me dicen anda con Raul asi conoces. Salimos temprano a la mañana y el viaje charlamos de todo, a la noche paramos en una parrilla a cenar y me dice te voy a contar algo q quede entre nosotros yo cuando salgo de viaje me encanta cojerme a los putos, yo lo miro y me rio, el me miro y me dijo a vos te gustan los hombre, yo me reia, terminamos y nos fuimos para el camion y cuando me sube me toca el culo y me dice q linda cola tenes, yo nunca habia estado con un tipo y este viejo me queria cojer, eso a mi me calentaba, te gusta le digo, se reia, subimos al camion y nos me timos en la cucheta, le baje los pantalones y le empeze a chupar la pija, linda verga, negra gorda, y el viejo me da vuelta y hacemos el 69, me chupaba el orto y me decia es virgen si le digo, es tuyo raul, estaba re caliente, me puso en cuatro y me la metia despacio, me re dolia, pero a la vez me gustaba, me cojio fuete, despues quede boca arriba y me la puso patita al hombro, acabe rapido, y el cuando estaba por acabar se saca el forro y me dice ahora se viene lo mejor tragate todo la leche y me la puso en la boca, se la tome toda. Fuimoshasta salta y volvimos, me cojio varias veces. Muy lind viaje. Espero le. Guste ek relato. Les dejo mi mail, para algun camionero q ande por el sur de santafe. y quiera pasar un lindo momento. Misterboim@ hotmail.com

Relacionados:

Le pagué a un Mendigo Una noche iba caminando por una calle oscura. Era tarde y había estado bebiendo en una fiesta por lo que estaba algo mareado y con el alcohol haciendo...
Relato gay argentino: Mi hermano mayor Tenia en ese entonces 13 años, muy niño, decía mi padre cuando le pedía permiso para salir con mis amigos. lo que no sabia mi padre era que ya desde l...
24
Oct

Relato Gay Argentino: Cosa de hermanos

——————————————————————————–

Empezamos cuando el tenia 18 años y yo 31. El es el menor y yo el mayor de 3 hermanos
yo estaba casado y fantaseaba con estar con un hombre, pero no me animaba y además no conocía a nadie. un dia se me ocurrio que mi hermano estaría desarrollado ya, pero pensé que era una locura. Pero todo pasa cuando tiene que pasar y un dia me pide que lo ayude a preparar un examen para terminar la secundaria.
Era verano y comenzó a venir todos los días y estábamos solo porque mi mujer trabajaba. Un dia intente sacar el tema sexo y nada… otro dia deje una revista erótica cerca para sacar tema… pero nada. Otro dia lo recibi vestido solo con una sunga de Lycra negra con el pretexto que estaba tomando sol, camine delante de el para que me mire bien el culo pero no paso nada. Otro dia interrumpi el estudio para darme una ducha y pasa totlmente desnudo delante de el… pero nada.
entonces la próxima vez que vino le dije que tenia un video porno que si guardaba el secreto lo podíamos ver. Me dijo que si, fuimos al comedor y puse el video. Cuando comenzó aparecieron unos machos cogiendo y el dijo: ¡Que putos! Yo le dije que el video era prestado y no sabia que se trataba de un video gay, que si le molestaba lo sacaba. Me dijo que no y lo seguimos viendo
Los dos teníamos shores de baño y yo lo miraba a ver si se le abultaba… en un momento me anime y le pregunté como la tenia de grande y me señaló con las manos. Entonces yo me puse de pie, me baje el pantalón y le mostra la mia. Le pedi que me la muestre. Se sacó el pantalón y grande fue mi sorpresa apareció una verga de 19 cm y muy gruesa. Yo no pude mas, me acerque y se la agarre con la mano. le pregunté si era virgen y me dijo que si. Me agaché y me la meti en la boca. Puso cara de sorpresa pero me dejo seguir. Se la chupe un poco y le propuse ir a la habitación donde había un diván cama. Fuimos, me puse en cuatro y el me preguntó ¿Qué hago? Yo le contesté ¡metémela! Inexperto como era me mando un buen pedazo de una estocada y casi me muero de dolor. Le pedi que me la sacara, fui al baño y acabe. Esa fue la primera vez con mi hermano

19
Oct

Relato gay argentino: el obrero paraguayo

Tengo 40 años y como mi mujer se fue de vacaciones de invierno con mis hijos me quede solo en casa, esta semana me tome tres dias de vacaciones que tenia y aproveche para quedarme en casa y arreglar algunas cosas.
El dia lunes sali temprano a correr y a la vuelta de mi casa hay una obra en construcción justo cuando estoy pasando habia un obrero joven paleando arena y cargandola una carretilla, cuando pase me detuve porque justo estaba pasando y nos miramos de arriba a abajo los dos yo obviamente me detuve en su bulto que parecia considerable. me dijo gracias vecino y segui con lo mio de correr un rato. a medida que iba corriendo no podia sacar de mi mente a esa obrero y su bulto asi que decidi volver por el mismo camino a mi regreso.
cuando pase no había nadie solo se escuchaba musica y ruidos de golpes, asi que me fui a mi casa a ducharme.
me duche y no podia dejar de pensar en ese joven obrero, me hice una paja pensando en el en la ducha, asi que se me ocurrió algo, me puse un jogging que tengo al cuerpo, mido 1,75 peso 78kg y tengo una cola que todos me elogian, una remera y un buzo corto y fui a la obra. al llegar golpee las manos y salió justo este muchacho me presente le dije me llamo rafael vivo aca la vuelta el me dijo si ya se donde vivis yo me llamo Juan en que te puedo ayudar?
rafa, le dije mira tengo unos zocalos del patio que se despegaron y queria saber si vos podias pegarlos asi te haces una changa.
juan, el me contesto si como no me viene bien unos pesos extras.
rafa, le dije que necesitas que te compre.
juan: no decime como es la ceramica y yo lo saco de obra total es poco cemento lo que necesito, me pregunto si tenia alguna herramienta a lo que le respondi que no. me dijo deja yo las llevo, tengo herramientas muy buenas aca y disimuladamente se toco el pantalon y su pija.
le segui el juego diciendole me imagino deben ser grandes las de la obra
ahi se toco bien la pija y me dijo si muy grandes ya las vas a ver.
rafa, le respondi a que hora podes pasar?

Continuar viendo las fotos »

Relacionados:

Relato gay: “DE VISITA EN CASA DE MI TIO ..&... Les cuento un poco de mi: 30 años, deportista, profesional, masculino, soy gay declarado, activo, tapado, poco y nada de ambiente. Esto me paso hace u...
Relato gay argento: CLIENTE SATISFECHO PARTE 2 LEER PARTE 1 Debo decir que quede medio asustado x como detuvo el coche y el tono de ese: Ser Honesto. Él. viste cuando te comenté que los proble...
Relato gay: “DE COPAS Y VACACIONES” En Agosto me separé de una relación de casi un año. Ambos no estábamos bien, yo con muchos mambos personales y emocionales y él, notaba mis insegurida...
Primera vez “El del vivero” Hola tengo 22 años y este es mi primer relato, donde voy a contar mi primera vez. Soy rubio, 1,75 mts, delgado, ojos verdes y linda cola. Esto ocurr...
13
Oct

Relato gay Argentino: De la cancha… a las vias a ser cojido.

buenas como todos que empezamos leyendo y calentandonos con los relatos de aca, es el turno de contar unas de mis vivencia, mi nombre es Ezequiel soy de cordoba 25 años soy un pibe comun masculino y reservado tengo novia pero de vez en cuando me gusta salir de la rutina y hacer algo diferente con alguien en la misma todo muy discreto.
Esto es 100×100 real, sucedió unos años una noche en la cual hacia calor y estaba lindo para hacer deporte invite a unos amigos a jugar al futbol pero no hubo quorum, asi que me quede con las ganas, entonces decidi hacer otro deporte y fue cuando le escribí a un amigo Juan, q nos sabíamos juntar a sacarnos las ganas, el era casado 33 años solamente activo, me aseguraba total discreción x su estado civil y ademas era bien caliente, me dijo q estaba disponible pero sin lugar, pero conocía uno al aire libre q podíamos hacer algo tranqui, lo dude, pero la calentura pudo mas. me pidió que fuera vestido como estaba con ropa de futbol y sin ropa interior.
Llegamos a un parque charlamos un poco, hasta que llego el momento de la acción. Me condujo unas calles hacia arriba hasta que llegamos a unas vias totalmente oscuras cuando senti su bulto en mi orto, supe que era la señal del lugar donde esa noche seria su putito, como a él le gustaba decirme.
empezó a besarme la espalda a mientras me apoyaba el orto con su bulto, me manoseaba la cola y apretaba mis nalgas cosa q me encendía cada vez mas siguió su trabajo de ponerme caliente hasta que llego la mejor parte cuando bajo y empezó a chuparme el orto
lo hacia muy bien mucha lengua redondenado mi agujerito de a poquito abria mi orto y empezaba a penetrarme con su lengua yo estaba a mil pedi mas y mas y ahi fue cuando empezó a meterme dedos primero uno y lengua e iba intercalando con lengua hasta que metio dos. yo ya le pedia que me coja
pero el me dice: te falta algo putito me da vuelta me pone de rodillas y me manda la pija hasta la mitad de una en la boca yo empecé a chupar pero me agarraba de los pelos y me la metia hasta el fondo, me estaba empezando a cojer la boca mientras mas ensalivada se la dejaba mas me pegaba pijasos en la cara me daba de comer sus huevos mientras él se pajeaba en mi cara, a todo esto yo de rodilla aprovechaba para pajearme a full mientras se la chupaba y me decía muchas cosas morbosas. hasta me levanto me apoya las manos en la via y con la cola parada me empezó a meter la pija despacio primer la puntita y cuando estuvo a la mitad se paro para q mi culo se acostumbrar a su pija y a los minutos empezó a darle ritmo hasta q ya bombeaba y yo me sostenía como podia pero no queria que parara le pedia mas y mas y ahi fue cuando me empezó a nalgear mientras me cojia a full asi unos veinte minutos, hasta q me dijo me vengo, saque su pija de mi orto me arrodille se saco el forro y me se empezó a pajear en mi cara y yo tmb me pajeaba a full y acabó en mi cara, parte en el pelo mientras yo sacaba toda mi leche y mis ganas de pija con una buena paja. fue una de las mejores experiencia x lo sucedido y x el lugar. historia 100×100 real, es la primera vez q escribo asi que espero que lo haya hecho ben, saludos a todos.

Relacionados:

Relato gay argento: un hombre de campo Esto que les voy a contar me ocurrió a los 19 años en Santiago del Estero, en una visita a una tía de mi madre, en un paraje bastante lejano del puebl...
Relato gay argentino: Fantasía con el vecino Hola. Tengo 23 años, les paso mi experiencia hace algún tiempo con un vecino muy lindo con el que pudimos encontrarnos en el verano... Lo primero d...
VERANO EN EL GIMNASIO 2da Parte Parte 1 Esta historia es 100% verdad, No termina bien, podría decir que si, pero no. Con Emanuel la relación avanzó. él nunca estuvo en pareja c...
Relato gay argentino: Mi primo Gonzalo Hola, me llamo Facundo. Vengo a contar una historia que paso hace un dos meses, tengo 24 en este momento. Gonzalo es el hijo de la nueva novia de mi ...
El contenido de los videos y fotos no es responsabilidad de Gaysenargentina.com sino de los usuarios que aqui los presentan. Entrada prohibida a menores de edad, si eres menor te pedimos que abandones la pagina y si es Ud padre informese.