web analytics

Estas viendo todo lo que hay en GaysenArgentina.com de 'Relatos Gays'

25
Jul

Primera vez y en un hospital

Ésta es la primera vez que escribo en la página, espero que les guste.
Todo sucedió en agosto del año pasado, mi nombre es Andrés soy venezolano morochito, flaco (unos 55kg), lampiño, alto y pija unos 16cm. Llegué a Buenos Aires en agosto del 2016, estando radicado acá me dio curiosidad de descargar la app Grindr para ver qué onda, luego de haberla descargado encontré a un pibe que me llamó la atención y estuvimos hablando durante dos días con cosas ardientes, él me insistía que me quería ver, que me quería tener pero como yo era virgen me daba susto (por supuesto que él no sabía que yo era virgen), en fin, al tercer día de hablar con él no aguantaba más las ganas y le dije que dónde nos veíamos a lo que me respondió que estaba trabajando que cuando saliera, o que si quería iba al trabajo que allá nos veíamos. Resulta que el pibe era un médico del hospital italiano y eso me excitaba más, estuvimos cuadrando todo y me dijo que fuera y que me metiera a un consultorio que me veía allá, yo hice lo que me dijo y lo esperé… estaba muy nervioso porque nunca antes había estado con un hombre, cuando lo vi entrar al consultorio me cagué del miedo de que alguien nos descubriera pero estaba full caliente, él es alto, un poco grueso de cuerpo, con barba y lindo rostro.
Cuando rompimos el hielo nos empezamos a besar, yo le agarré la pija por encima del pantalón y él me agarraba el orto, nos desvestimos y él empezó a meterme los dedos y yo a masturblarlo, obviamente me dolía pero me daba mucho placer, después de unos 10 minutos se la empecé a mamar(era una pija pequeña, unos 13cm) y gemía de placer, después me agarró con fuerza, me subió a la camilla y me empezó a mamar el orto, se sentía riquísimo, me hacía gemir a mí también de placer y más cuando sentía su barba rosando mi culo. Como ya me había lubricado con su saliva me puso en pose de perrito y me lo empezó a meter suavemente, como era una pija no muy grande me dolió pero no tanto, así que empecé a moverme suavemente y cada vez más rápido, cuestión que en 5 minutos ya el pibe iba a acabar, mientras él me penetraba también me masturbaba, el placer nos dominaba a ambos.
Luego de un rato él me dijo que ya me lo iba a echar que dónde lo prefería pero yo le dije que yo le ayudaba a acabar mastrubándolo y así fue, hubo leche regada por toda la camilla y resultamos sudorosos.
Los dos nos vestimos, nos despedimos, él salió primero, después salí yo y nunca más nos volvimos a ver, ya que eliminé la app y no lo volví a encontrar.

Relacionados:

Relato gay argento: “Me garcharon en la facu... Hola mi nombre es Gonzalo. Soy de Capital, del barrio de Palermo, y tengo 20 años. Estudio en la UBA y esto me pasó hace un mes en la facultad Todo e...
Relato gay: Siendo pasivo por primera vez Hola! mi nombre es Valentino, tengo 19 años. Este es mi primer relato, y les voy a contar como me desvirgaron la cola la semana pasada. hace unos año...
Relato porno: Sexo con el electricista HOLA SOY HERNAN TENGO 27 AÑOS, SOY DE LA PCIA Y PASO A CONTARLES MI HISTORIA. HACE UNOS DIAS ME MUDE A MI NUEVO DPTO, UNA VEZ QUE ME INSTALE COMENC...
Franela de yiro con un taxista Pasó anoche en la zona de la fts de la plata, buenos aires. Venía borracho y me tomé un colectivo a plaza rocha. Di unas vueltas viendo qué onda y ...
25
Jul

Franela de yiro con un taxista

Pasó anoche en la zona de la fts de la plata, buenos aires.
Venía borracho y me tomé un colectivo a plaza rocha. Di unas vueltas viendo qué onda y vi un taxi buscando. Fuimos insinuando hasta que subí y pocas palabras revelaron los deseos de ambos. Derivaron en juramentos de pasion mientras nos besábamos y juguetábamos con nuestras lenguas.
Fuimos dando una vuelta y yo lentamente lo pajeaba. Cuando estacionamos me arrodillé y los besos se alternaban con palabras y un pete. Me llevaba hasta el fondo; ese es su mayor locura. Me costaba pero estaba muy rica. Yo usaba la lengua en su cabeza y acariciaba sus bolas.

Relacionados:

Relato porno: Sexo con el electricista HOLA SOY HERNAN TENGO 27 AÑOS, SOY DE LA PCIA Y PASO A CONTARLES MI HISTORIA. HACE UNOS DIAS ME MUDE A MI NUEVO DPTO, UNA VEZ QUE ME INSTALE COMENC...
Relato gay argentino: “Con mi primo” Bueno, siempre estaba leyendo la paginas hasta que se me dio por escribir algo que me pasó hace poco, tengo 22 años, soy normal en todos los aspectos ...
Le pagué a un Mendigo Una noche iba caminando por una calle oscura. Era tarde y había estado bebiendo en una fiesta por lo que estaba algo mareado y con el alcohol haciendo...
Mi Amigo Manuel Me llamo Juan Ignacio, tengo 25 años. Soy de Formosa - Capital. Soy morocho, mido (1,80), cabello negro, tengo cuerpo musculoso y atlético, depilado ...
04
Jul

El Cajero del Super

Hola a todos, ¿qué tal andan? Me llamo Rodrigo, tengo 38 años. Soy Ingeniero Civil. Soy de Corrientes – Capital. Hace un tiempo que leo la página y me gustaria contarles una experiencia que me pasó en marzo de este año. Antes me describo: soy blanco, mido 1,82, cabello negro, linda barba, cuerpo musculoso y atlético, me gusta el gym, tengo tatuajes, estoy completamente depilado, me gusta cuidar mucho mi imágen y vestirme bien, soy activo pero bien masculino.

A dos cuadras de mi trabajo hay un supermercado donde siempre suelo ir a comprar. Una mañana estaba en la oficina y me escapo un ratito para comprar yerba para mi mate y cigarrillos. No me gusta tomar mate con nadie, prefiero tomarlo solo. Era febrero todavía. Fui a hacer mi compra y cuando voy a la caja me atiende un cajero hermoso. Un chico de unos 22 años aprox, blanco, petiso (1,55) aprox. Pero con un hermoso lomo atlético de gym y tatuajes. Cabello negro con hermoso jopo, y mirada seria pero hermosa. Y una cola hermosa grande y dura. Todo un macho. La verdad que me gustó mucho lo que veia. Me atiende me dice “buenos diás”, yo le devuelvo el saludo pero eso es todo. No me dijo nada más.

Se ve que era nuevo. Pasaron los días y siempre hacia fila en la caja donde estaba el hasta que un día me habla. Ese dia estaba nublado y lloviznaba un poco y yo justo compraba galletitas para tomar con el mate y a mi compañera le llevaba las facturas que me pidió. El me dice: “Uh, justo está ideal el día para los mates con factura”. Yo le respondo: “Si, totalmente. Pero en la casa en paz, no el trabajo”. Se reía.
Pasaban los días y poco a poco empezaba a sacarle charla hasta que se acordara de mí. Su nombre era Tomás. Un par de veces después del gym pasaba por ese supermercado y compraba agua saborizada, fruta y verduras y otras cosas si me hacia falta. Iba de musculosa y shorcito cosa que se me noten mis piernas trabajadas y mi cola. Yo un par de veces noté que me miraba mucho pero yo me hacía el boludo y miraba mi celular.

Una noche de sábado fui al mismo supermercado antes que cierren a comprar unas cosas. Pero esa vez fui con una amiga. Fui de conjunto deportivo (remera y shortcito) y ojotas, todo de la marca Nike. Me tocó la caja con otra cajera porque mi amiga hizo la fila mientras yo fui a buscar una botella de vino para mi. Pero nos saludamos igual con Tomás al cruzarnos. Llevé a mi amiga a su casa. Vivo en un departamento en el centro y se me dió por cruzar la parada de colectivo que hay cerca de ese supermercado y ahí estaba Tomás. Solo a las 22:35 pm esperando el bondi, casi nadie a su alrededor. Me acerco con el auto y le digo: “Subí, te llevo”. El accede, se sube y me dice: “Gracias, es un embole esperar bondi a esta hora”.
Yo le respondo: “Te entiendo. Yo antes me manejaba en bondi y sé lo que se siente”. Su casa era medio lejos también. En el camino hubo ya mucho intercambio de miradas. Tomás me dice: “Te tengo que pagar de alguna forma este gran favor” y entonces me toca la pierna y luego la pija. Yo ya la tenia parada pero igual dejé que me la tocara.

“¿Te gusta mucho mi pija me parece eh?” le digo entre risas. Tomás me responde: “Es grande y gruesa como me gustan a mi”.
Tenia ganas de cojermelo, ya no aguantaba más. Fuimos a un telo. A uno alejado y discreto pero lindo. Entramos y nos empezamos a besar, poco a poco le empecé a sacar la ropa hasta que el quede completamente desnudo. Tenia un cuerpo hermoso y depilado. Yo me saqué solo la remera y le empecé a hacer un beso negro. Le lamia el orto con pasión, le metía los dedos. El solo gemía y gemía como una mina. Me calentaba mucho que hiciera eso.

Me termino de sacar todo y le digo que me chupe la pija. Me la empieza a chupar de lo más rico. Creo que nadie me lo había chupado tan bien como él. Lo agarraba del jopo para que me la chupe. Después lo pongo en 4, le lubrico con saliva y le empiezo a penetrar. Esa colita bien grande y apretadita que tenia era lo más. Le empecé a bombear despacio y luego cada vez más fuerte. Tomás gemia y me pedia que no pare.

“AHGGHH, QUE RICOO” era lo que me decia. Me ponía a mil lo que me decía. Gemiamos como animales. Después de 1 hs y media de sexo espectacular, le acabo adentro con todo. Dejándole el orto bien dilatado chorreando mi semen. Terminamos cansados pero contentos.
Nos duchamos y luego nos vamos. Lo llevo a su casa. Tomás y yo hemos estado viendonos desde entonces. Lo paso a buscar al trabajo y tenemos buen sexo pero a lo discreto.

Relacionados:

Mi Amigo Manuel Me llamo Juan Ignacio, tengo 25 años. Soy de Formosa - Capital. Soy morocho, mido (1,80), cabello negro, tengo cuerpo musculoso y atlético, depilado ...
Viejos Amigos, una relato de amistad y sexo…... Me llamo José, soy de Formosa - Capital. Soy morocho, petiso (mido 1,52), tengo cuerpo atlético y musculoso y depilado. Tengo mis piernas y mi cola bi...
Primera vez y en un hospital Ésta es la primera vez que escribo en la página, espero que les guste. Todo sucedió en agosto del año pasado, mi nombre es Andrés soy venezolano moro...
Franela de yiro con un taxista Pasó anoche en la zona de la fts de la plata, buenos aires. Venía borracho y me tomé un colectivo a plaza rocha. Di unas vueltas viendo qué onda y ...
04
Jul

Mi Amigo Manuel

Me llamo Juan Ignacio, tengo 25 años. Soy de Formosa – Capital.
Soy morocho, mido (1,80), cabello negro, tengo cuerpo musculoso y atlético, depilado totalmente, tatuado, tengo una cola bien grande y dura, espalda ancha y piernas bien trabajadas. Me gusta vestirme bien, ir al gym, jugar fútbol y cuidar mi imágen. Soy tapado, activo pero tiro más a versatil y soy bien masculino. Les quiero contar una experiencia que nunca creí que se haria realidad.

Manuel es el sobrino de mi cuñado (marido de mi hermana mayor). El tiene mi misma edad (25), es morocho, mide 1.80 como yo, tiene un cuerpo musculoso y atlético hermoso. Vamos al mismo gym, tiene tatuajes, esta totalmente depilado. Tiene la cola grande y dura, espalda ancha, piernas hermosas, se viste bien y cuida su imagen. Todo un macho. En fin, es mi mejor amigo, mi otra mitad. Pero heterosexual. Nos conocemos desde los 10 años y desde ahí hemos sido inseparables.
Cuando tenia 18 empecé a sentir una fuerte atracción física hacia el. Si lo veía en musculosa o sin remera y en shorcito me quedaba bobo porque me parecía muy hermoso. Cuando teníamos 22 el fue papá de una hermosa nena. El ser papá no hizo que dejara de ser mujeriego aunque estuviera viviendo con la mamá de su hija.

Bueno, yo cumplo años en enero y el a principios de febrero. Era febrero de este año 2017. Una noche de sábado estábamos en mi casa, vivo con mi mamá en un departamento en un lindo edificio en el centro. Estábamos solos el y yo en el balcón tomando fernet ya que mi mamá se fue a un casamiento con mis tías. Estábamos vestidos iguales esa noche: conjunto deportivo (remera y shorcito) y ojotas negras, todo de Nike Originals.
Esa noche hacia bastante calor y digo:

– Que linda noche para estar en la pile, boludo.
– Te juro! Y porque no vamos?
– A cuál decís vos? Hay que ver para ir a una mañana.
– Y a la del club, boludo. Donde vamos desde chicos.

(Es un club con pileta donde iba cuando estaba en primaria. Ahi tenia natación en Educación Física y también es pileta pública. No voy a decir el nombre).

– Pero cómo vamos a entrar? (me muestras sus llaves)
– Yo tengo copia de las llaves de los portones de adelante y de atrás que hice de las llaves de Dani (un amigo nuestro que enseña natación ahí).
– Ah, pero que vivo vos eh. Jajaja. Pero será que no es arriesgado?
– No, para nada. Ese lugar no tiene alarma, ni cámaras de seguridad, ni sereno ni perros guardianes. Estoy seguro. Conozco bien ese lugar.
– Ah, entonces de una entramos.
– Si, prepará una mochila y vamos. (Eran las 23:30 esa noche)

Entonces agarro una mochila y preparo 2 toallas, 2 mallas nuevas que había comprado, jabón, shampoo y un paquete de Marlboro Box de 20. Nos fuimos al club en su moto. No era muy lejos porque quedaba a unas 10 cuadras de mi edificio.
Entramos por la parte de atrás que justo ahi hay un poste de luz que no anda y es oscuro, asi que entramos despacio para meter su semejante moto y no llamar la atención de los vecinos.
Las luces estaban encendidas. Recorrimos el lugar para asegurarnos por las dudas que no haya nadie. Por suerte estaba totalmente vacio el lugar. Teniamos semejante para nosotros solos.

Nos pusimos las mallas y nos metimos a disfrutar de la pileta y la noche. Eran las 00:00 cuando entramos. Todo iba de diez, sin drama. Eso de las 03:40 por ahí decidimos salir ya. Porque si nos quedábamos más íbamos a estar hasta que amanezca y la idea era rajar antes que amanezca. Cuando llegamos a los vestuarios prendimos un cigarrillo cada uno. Terminé de fumar primero y luego fui a una de las duchas. Manu estaba en la ducha de al lado. Mientras hablábamos y nos reíamos. Yo me estaba lavando la pija y eso me provocó una erección y justo Manu le deja de funcionar esa ducha y entra a donde estaba yo:

– Juani, permiso pero mi ducha no anda.. (el justo entra cuando me la lavaba y la tenia re parada. El me mira y con una sonrisa me dice)..
– Epa! No sabia que cargabas una linda pija entre tus piernas, Juani (me la agarra con su mano derecha y con la mano izquierda me pellizca una tetilla). Te molesta que toque?
– No, podes tocar lo que vos quieras. Vos también cargas una hermosa pija entre tus piernas. Hace mucho que queria verla.. (yo también le pellizco una tetilla y le agarro la pija).

Nos miramos fijo y sin pensarlo dos veces nos empezamos a besar. Tenia unos labios suaves como el algodón, besaba muy bien. Nos agarrábamos del cabello, de la cintura, nos tocábamos el culo, todo. Nos detenemos, nos secamos y nos vamos a las banquetas. Me siento y Manu se pone de rodillas. Me empieza a lamer los pectorales, los abdominales y así hasta bajar a mi pene. Me lo chupaba muy rico, como si no fuese la primera vez que lo hacía. Yo gemiá del placer y los agarraba del jopo para que me la siga chupando.
Me levanta las piernas y me hace un beso negro bien rico y largo. Le presionaba la cabeza para que me la siga chupando. Me metia los dedos para dilatarme. Después es el quien se sienta en la banqueta y le empiezo a chupar todo hasta llegar a su pene. Me agarraba del jopo y yo le chupaba aun más. Gemia del placer. Le levanto las piernas y le hago un beso negro. Me decia que nadie le habia hecho eso antes y que no sabia que era tan placentero. Le metia los dedos y el solo disfrutaba más y más.

Luego nos ponemos de pie. Manu el levanta una pierna en el lavatorio para que yo el empiece a penetrar. Primero lo hice despacio porque Manu jamas fue penetrado. Pero poco a poco fui cada vez más fuerte. Lo agarraba del cabello y le pegaba en la cola, le decia “este placer gran no te da las mujeres, putito”. El solo gemia y me pedia más y más. Que no pare. Luego yo me pongo en 4 en las banquetas y Manu me empieza a penetrar. Me decia “ahoras vas a probar un hombre de verdad, puto” me nalgea. La verdad que yo re disfrutaba aunque me dolia mucho. Ese dolor se convirtió en placer. Y después de un largo rato, Manu me acaba adentro. Sentir su liquido de macho entrando en mi me hacia volar de placer. Me dejó el orto dilatado y doliendo.
Por supuesto que yo también hice lo mismo. Lo puse en 4 le empecé a penetrar un buen rato hasta que sentía que iba a acabar y le acabo adentro asi sin avisarle. Gimió como una putita. Ver su orto dilatado chorreando mi semen fue hermoso.

Nos besamos, nos duchamos bien y salimos de allí. Me dejó en mi edificio, fumamos un cigarrillo y luego se fue. Se despidió con un beso en público, no pensé que lo haría.
Al llegar a su casa me manda un WhatsApp diciéndome lo bien que la pasó y que no ve la hora de volver a repetirlo.
Hemos estado viéndonos hasta la fecha. No sé cuanto tiempo vaya a durar todo esto, solo sé que quiero disfrutarlo al máximo todo lo que pueda.

Relacionados:

Franela de yiro con un taxista Pasó anoche en la zona de la fts de la plata, buenos aires. Venía borracho y me tomé un colectivo a plaza rocha. Di unas vueltas viendo qué onda y ...
El Cajero del Super Hola a todos, ¿qué tal andan? Me llamo Rodrigo, tengo 38 años. Soy Ingeniero Civil. Soy de Corrientes - Capital. Hace un tiempo que leo la página y me...
Primera vez y en un hospital Ésta es la primera vez que escribo en la página, espero que les guste. Todo sucedió en agosto del año pasado, mi nombre es Andrés soy venezolano moro...
Diego, relatando su primera experiencia con un hom... Buenas. Hoy tengo ganas de escribir jeje. Quisiera relatarles y compartir con utds como fué mi primer experiencia con un hombre. Mi nombre, fictici...
04
Jul

DE RIVALES A PAREJA 2DA PARTE

De Rivales a Pareja – 2da parte
Al año de estar de novios con Martín, habíamos tenido una fuerte discusión por temas laborales. Habíamos terminado el Secundario, él entra a laburar a la empresa del padre, y se pone a estudiar Economía. Yo empiezo con Abogacía y laburaba como ayudante en el estudio de un conocido. A los 5 meses que Martín estaba laburando, el padre dijo que necesitaba gente que viaje a centroamerica a abrir oficinas allá y esté dispuesta a radicarse un tiempo allá. No lo quería lejos, estabamos muy bien como pareja, no podría soportar que tenga que irse muy lejos a vivir. Él me plantea que irá un mes allá, para la apertura de las oficinas, y verá que onda sería vivir en Ecuador. Sino le gustaba dentro de 15 días, volvería, que lo tome como si fueran unas vacaciones. No estaba de acuerdo, discutimos, y se fué. Esos días sin él, no la pasé bien.
En el edificio donde trabajo, el portero tiene un ayudante de limpieza que se dedica, cuando es hora de salida, a recorrer los pasillos y oficinas y se pone a limpiar. Es el sobrino del portero. Tiene 19 años, el tío lo puso a hacer eso, ya que no viven en una zona muy santa y no querían que esté con mala junta en la calle, ya que no estudiaba. Este chico es trigueñito, de 1.70 de estatura, delgado, cuerpo “normal” y un culo gordo. Realmente enamorado de Martín que tiene todo lo que busco en un hombre, no me he fijado en otros. Pero ya habían pasado 15 días, yo estaba muy caliente, y la vista se me había empezado a ir para todos lados.
Un Jueves, 18 hs cuando todos ya se iban, se larga una fuerte tormenta. La zona de Retiro donde trabajo, no se inunda, el estacionamiento donde guardo el coche, si. Y pensaba dejar ahi el auto e irme en transporte público, lo que en el grupo de whatsapp de los compañeros de oficina, empiezan a mandar fotos del caos que era el subte y el tren. A lo que dije: Me vuelvo a la oficina, adelanto algo de trabajo para mañana y pongo algo de música hasta que pare la tormenta. Me pongo los auriculares, enciendo spotify, y empecé a ver cosas para el viernes.. tranquilo en la mía. A la media hora, no escuché que me habían golpeado la puerta, entra el sobrino del portero. Me toca delicadamente el hombro, me saco el auricular algo exaltado por la sorpresa y me dice: Disculpe, no quise asustarlo, le decía que necesito limpiar acá, quiere que regrese mas tarde? . Su voz era bastante aflautada, tenía el flequillo largo, peinado hacía atrás, unas pulseritas puestas. Le dije: todo bien! Limpia, yo me quedo acá. El escritorio no lo toques. El resto no hay problema. Me dice: Disculpe Dr, no quise asustarlo, pasa que le golpee la puerta y no me respondía, no vi que escuchaba música.
Le respondo: Gracias por lo de Dr, aun no me recibo, soy ayudante. Estoy en 1er año, me falta mucho aún. Vos estudias?
No, me responde. No se que quiero estudiar. Con suerte terminé el secundario, pero no se que quiero hacer.
Ok, limpia que necesito ir al baño. Enciende la aspiradora, se agacha y se le notaba el pantalon de trabajo, bastante bajo y se asomaban los hilos de una tanga! A lo que dije: Noooo.. este mas puto no puede ser.. me fui con esa imagen en la cabeza y fui a mear. CONFIESO: se me había puesto bastante gomosa. La saco pare mear y se pone dura. Me distraigo, espero un rato y vuelvo. La lluvia no paraba. Me escribe un compañero del gym a ver si iba a ir, le respondo que No, que no me esperen.
Me apoyo sobre el marco de la puerta de la oficina, y el sobrino del portero estaba subido a una silla, pasando un trapo sobre un mueble en el que hay expedientes. Lo que dejaba mas a la vista su enorme culo entangado. Se da vueltas, me ve que lo miro y me dice: Ya termino, ya lo dejo libre.
Ok, me acerco al escritorio y me siento en el sillon. Lo volví a mirar, se me cruzaban muchas cosas morbosas x la cabeza.
Desconecto el auricular de la compu, y sale la musica por los parlantes de un tema de No te va Gustar que a mi me gusta. Que lo vincule mucho a Martín. El chico me dice: ayyy me re gusta ese tema. Es medio triste.
Yo: si buen tema, me recuerda a alguien que está lejos.
Él: Ayyy a su novia?
Yo: No, a mi novio, se fue por laburo a Ecuador. hace 15 días.
Él: (se quedó helado), ayyy no lo puedo creer, que lindo. Quien pensaría que un hombre con Ud, fuese gay. Disculpeme pero no le quiero faltar el respeto. Ud es grandote, muy guapo, con imagen de Sr Serio, siempre bien vestido. con voz de hombre, no pensaría nunca que le gustarán los hombres.
Yo: soy hombre, me gustan los hombres. No me voy a feminizar, por ser gay.
Él: Claro, cierto (con una pose muy femenina se queda pensando), puedo ver una foto de su novio. Obvio, si no le molesta.
Yo: jaja no para nada, tengo una de fondo de pantalla.
Él: (Se acerca, se pone pegado a mi) y mira a la pantalla, diciendo: Ayyyy son muy lindos los dos!! Lo felicito, es un bombón. (es una foto de ambos en Cancun, donde estamos en el agua celeste parados, abrazados, mirando a la camará con zunga de baño) … disculpeme Sr, pero su novio es muy lindo, y se nota que tiene con que enamorarlo.
Yo: jajajjajajajjaa a parte de su cola que me vuelve loco, es una gran persona, y lo quiero mucho.
Él: Y ud Sr, es un bombon, que cuerpazo tiene, y veo que también Ud tiene con que entretenerlo a él. Y me guiña el ojo. (En la foto estoy con una zunga blanca tipo slip y Martín con uno amarillo).
Yo: jajajjaja gracias, no es para tanto, agradezco el cumplido. Yo sentado en el sillón, abierto de gambas, mientras él estaba apoyado en el escritorio, con el culo parado mirando la pantalla. Diciendo, quisiera tener un novio así que me lleve a esos lugares. Y le respondo: Ehhh tenes que laburar para eso, el viaje lo pagamos entre los dos. Los dos trabajamos.
Me mira riendose y baja la vista a mi bulto. Me vuelve a mirar, de manera algo extraña, y me dice: voy a terminar con la limpieza Sr así lo dejo tranquilo. Yo. dale, no hay drama.
Sale un min afuera de la oficina a buscar algo, y vuelve, enciende nuevamente la aspiradora, se agacha y se pone a limpiar debajo de unas sillas, que están debajo de la ventana, enfrente a mi escritorio. El pantalon se lo/le había bajado mas, y la remera era cortita, dejando ver mas sus nalgas y la tanga.
Automaticamente me puse al palo. Estando sentado la disimulaba, pero no podía distraerme con esa postura. él en un momento mira hacía el costado y me ve viendolo, yo giro la cabeza y me pongo a mirar la pantalla. Entonces veo que con su mano, tira del pantalon y se lo baja mas dejando ver todo su orto completo entangado. Apaga la aspiradora, se levanta. y tenía puesto una tanga de mujer color rosa. Se empieza a acariciar las nalgas y se acerca a donde yo estoy. Gira mi silla, se arrodilla, y me desabrocha el cinturon, desabrocha el pantalon y me baja el cierre. Yo estaba inmovil, en eso me paro, me bajo el pantalon, me levanto la camisa y dejo que me mire y huela el miniboxer que llevaba puesto. Empieza a chuparme la pija por encima del boxer me lo baja y dice: Diosss, es enorme!! Abre la boca y se la empieza a comer con una devoción que hacía tiempo no veía. Me la chupaba muy bien. Yo me doblaba del placer. él me acariciaba mis enormes piernas. Pasaba las manos por debajo de mi camisa, acariciandome los abdominales y gemía como buena puta, y me decía cosas: Ayyy macho, que lomo tenes, haceme tu puta! Después de unos minutos de estar chupandomela. Lo levanto y lo pongo sobre el escritorio. Le doy un par de nalgadas, le corro el hilito de la tanga, y le empiezo a chupar el orto. Martín tiene un orto muy blanco, rosado, este es mas mestizo y su agujero marron. Le pego una buena chupada de ojete, lo cuál se pone como puta en celo. Me levanto, cierro la puerta para que no se escuchen sus gritos. De pedo tenía un forro en el cajón del escritorio. Me lo pongo, le vuelvo a correr el hilo de la tanga, y se la empiezo a meter. Se agarraba del borde, y me dice: No no, despacio por favor, es muy gruesa me duele! Yo: SHHHH q se que te gusta, tranquilo! Él: Si, me encanta, pero es gruesa y me duele.
Empecé lento y cuando vi que ya no pedía que vaya despacio, empece con embestidas fuertes, y le daba nalgadas, gritaba como zorra caliente, quejandosé por el dolor pero pidiendo mas. Me voy sobre él, apoyandome a sus costados y cogiendolo fuerte y rapidamente y él gritaba de dolor y placer. Me pide que me saque la camisa y la corbata. Me lo saco, y lo doy vuelta boca arriba. Le abro bien las piernas, le corro el hilo de la tanga, y lo vuelvo a culear. Me veía directo a la cara y yo a él. Sufría pero gozaba. Él acariciaba mi cuerpo y me agarraba de la cadera como para que no lo largue. Seguí cogiendolo, acelero la culeada, y le digo que voy a acabar. Me salgo, le pregunto, donde la queres, y me dice: DAMELA EN LA BOCA! Me saco el forro, me da dos chupadas y en un momento de manera directa, sin contemplaciones ni habiendo pensado mucho, se la manda hasta el fondo, se le marcaban las venitas de la frente y haciendo un sobre esfuerzo por no vomitar, yo empiezo a largarle chorros de leche y la muy puta se los trago todos. Yo estaba muy sudado y parecia que había jugado un partido. No daba mas. le saco la pija de la boca para que pueda respirar y me dice: Me encantó. No me había dado cuenta que estaba anocheciendo, y la lluvia había parado. Fuimos juntos al baño, nos limpiamos. Lo saludo, le digo: Cuidate, y termina temprano. Él me sonríe y me dice: Si, gracias, cuando quieras repetimos. Me fui.
Al día sig, me había dejado una notita, en el escritorio con su celular. No lo agende, acepto que lo usé para sacarme la calentura. Ese día me fui con mucha culpa de ahí. Martín volvió el domingo y el lunes cuando vuelvo a la oficina, en la puerta del edificio estaba el sobrino del portero. Entro, saludo y me sigue al ascensor, me dice: No me escribiste!
yo: mira, ni siquiera sé tu nombre, y acepto y te pido disculpas por usarte para sacarme la calentura. Pero ahí quedó. Ahora tengo que laburar.
Cuando volvía cada día, me dejaba notas con varias falta de ortografía en el escritorio, diciendome: Sos el macho de mis sueños, quiero que lo repitamos, etc..Yo jamás respondí. Un día me deja otra nota, y me dice: Si no cogemos de nuevo, voy a contar lo que pasó. Tuve que decir que me habían robado cosas de la oficina, para que el pendejo no labure mas ahí. Y lo mandaron a otro lugar a limpiar. No quería que se quede sin laburo, solo que me deje de romper las bolas. Pero sacarme la calentura, me costó caro.

Relacionados:

Relato gay argento: “Me garcharon en la facu... Hola mi nombre es Gonzalo. Soy de Capital, del barrio de Palermo, y tengo 20 años. Estudio en la UBA y esto me pasó hace un mes en la facultad Todo e...
Relato porno: Sexo con el electricista HOLA SOY HERNAN TENGO 27 AÑOS, SOY DE LA PCIA Y PASO A CONTARLES MI HISTORIA. HACE UNOS DIAS ME MUDE A MI NUEVO DPTO, UNA VEZ QUE ME INSTALE COMENC...
Franela de yiro con un taxista Pasó anoche en la zona de la fts de la plata, buenos aires. Venía borracho y me tomé un colectivo a plaza rocha. Di unas vueltas viendo qué onda y ...
Relato gay argentino: “Yo, pasivo?” Hola a todos es mi primer relato. Ayer en la noche pasó algo que no pensé que podría pasar, en verdad me impresionó. Yo soy Sebas abiertamente gay ...
14
Jun

Me la metió un mexicano, una pija de unos 14 cms gordita… me encantó

Tengo una gran fascinación por la gente de otros países, y siempre que puedo pruebo alguna pija extranjera. Esta vez le toco a un mexicano que se vino a vivir acá y que conocí por internet, el loco es moreno 174 y con rulos, algo gordito y con una pija de unos 14cm gordita que me encanto. Llegue a la casa de el y nos empezamos a besar a lo que nos fuimos descambiando y tocando poco a poco, cuando sentí el olor a verga que tenia me excite muchísimo y le dije que me empezara a chupar el ojete. Me cogio con la lengua con lo rápido que la metía y la sacaba de mi agujero, estuvo un largo rato hasta q se puso el forro y empezó despacio, como su verga no era larga entro al toque y ahí me comenzó a dar cada vez mas fuerte hasta que sentí como el forro se le llenaba de leche, yo me estaba por venir así que me agarro la verga y me empezó a pajear con todo (sin sacármela del ojete), entonces me vengo con todo en el pecho y en mi cara y el me sigue pajeando con mi leche en toda su mano.
Espero que me vuelva a cojer porque me enamoró el culo con su pija hermosa de mexicano.

14
Jun

Viejos Amigos, una relato de amistad y sexo… cuando se combinan, es la gloria.

Me llamo José, soy de Formosa – Capital. Soy morocho, petiso (mido 1,52), tengo cuerpo atlético y musculoso y depilado. Tengo mis piernas y mi cola bien trabajada. Soy versátil, pero tiro más a pasivo. Soy masculino. Tengo algunos tatuajes. Amo el gym y el Handball. Soy Técnico Contable y voy en camino a Contador Público.
No es la primera vez que visito la página, pero nunca me anime a contar algunas de mis experiencias acá. Hasta ahora. Hoy les contaré sobre mi reencuentro con un viejo amigo mio y cumplí una fantasía que tenía hace bastante tiempo..

Era a principios del 2008 y mi casa empezó a tener problemas serios de rajaduras en las paredes y demás problemas. Todo el trabajo que había que hacer para su arreglo era posible, pero se tardaría un buen tiempo. Yo viví siempre con mi mamá y mi hermana porque mis padres se separaron cuando yo era muy chico. Así que en mayo del 2008 fuimos a vivir a otra casa durante el tiempo que se arreglaba esta. Fuimos a vivir a un barrio bastante lejos de donde vivíamos. Nací y me crié en un barrio privado. Me junté toda la vida con gente cheta y gente humilde. Jamás me creí más que otros.
La vivienda del barrio al que fuimos era muy chica pero acogedora. Era una vivienda del IPV. Y solo entraban pocos muebles. Por lo que varios muebles tuvimos que vender.
Al poco tiempo que llegué ahí, hice amigos rápido. En el otro barrio tenía 3 amigos con los que crecí, pero se fueron a vivir a BS.AS. El barrio dentro de todo estaba muy lindo, era limpio y la gente era muy amigable. En el barrio estaba un pibe que era el más codiciado de la cuadra. Su nombre, Samuel: 4 años mayor que yo, alto (1,82), blanco, cabello negro pero rapado, con un cuerpazo de gym musculoso y atlético hermoso, y también prácticaba Boxeo, tenia algunos tatuajes, una linda barba bien cuidada y una sonrisa que enamoraba. Todo un macho. Una de las cosas que me gustaba de él es que siempre se lo iba a ver vestido con ropa deportiva Adidas Originals. Tenia todo de esa marca: (remeras, short, camperas, buzos, jogging tipo chupin, zapatillas, ojotas, gorra). Le quedaba hermoso todo. Creo que gracias a el me hice muy fan de la marca y desde ahí compro todo Adidas Originals.
El vivía enfrente de mi casa y el era amigos de mis amigos/as ahí en el barrio. Pero el siempre estaba con ellos cuando yo no estaba ahí con ellos. No nos conocíamos personalmente aún. La familia tenía un almacén muy lindo y todo el barrio iba a comprar ahí. Pero cuando iba me atendía su mamá o su padrastro o su hermana, nunca él. Igual el era parte de mis fantasías. No sé cuantas pajas le habré dedicado. Verlo en shorcito y sin remera cuando hacía mucho calor lavando su moto o el auto de su mamá o simplemente sentado en la vereda tomando tereré era todo un deleite. Me tenía loco.. Aunque él era medio mujeriego y andaba con varias minas muy hermosas siempre.. Y así se fue el 2008.
En febrero del 2009, una noche de sábado, estaba con mis amigos tomando fernet y viene Samuel. Me saluda y en esa noche empezamos a hablar y conocernos más. Resulto ser un tipo bastante piola, buena onda y bromista. Nos hicimos muy amigos al poco tiempo. El venía a mi casa siempre o yo iba a la suya. Nunca tuve una discusión o pelea con él, todo re bien.
A veces cuando mirábamos una película o escuchábamos música juntos en casa o en la suya y estábamos solos, me daban ganas de besarlo y que me haga suyo. Me encantaba mucho. A veces sentía como que él también quería lo mismo, pero no sé si no se animaba o solo era producto de mi imaginación.
En junio de 2010 mi casa en mi antiguo barrio ya estaba terminada y en julio de ese año nos mudamos de nuevo. Seguí yendo al barrio a visitar a mis amigos/as. Pero iba sólo los fines de semana y poco a poco fui dejando de ir. Perdiendo contacto con la mayoría.
Han pasado casi 10 años. Ahora tengo 24 años y Samuel 28. No me he olvidado de él, estuvo siempre en mi memoria. El 5 de febrero cumplí los 24 y esa semana cambié de gym. Me acostumbré a ir a el gym a la siesta desde el año pasado ya. A veces iba a la tarde/noche. Pero no siempre. Ese viernes tuve cosas que hacer a la siesta, así que fui a las 19:30 al gym.
Hice mi rutina como siempre, después me tomé un descanso y saqué el celular para preguntar a mis amigos que hacíamos esa noche. En eso siento una palmada en la espalda. No podía salir de mi asombro, era Samuel..
Me saluda con un abrazo:

– José, ¿cómo te va? Tanto tiempo.
– Todo bien, Samu. ¿Vos?
– Todo bien. No sabía que venías a este gym.
– Si, empecé esta semana en este. Yo iba a otro e iba a la siesta. Igual que acá. Pero por ser hoy vine a este horario.
– Ah, porque yo vengo a esta hora recién.
– Entiendo.. – Hablamos un ratito no más.
– Bueno, me voy a continuar con mi rutina. Me alegró verte.
– A mi también me alegró.

Y cada uno fue por su lado a hacer ejercicio. Eso de las 22:40 decido a irme a mi casa. Al gym suelo ir en bici y a vagar/trabajar/estudiar en auto. Me subí a mi bici, me estaba poniendo los auriculares cuando escucho: “José, esperá”. Era Samuel que también se notaba que ya se iba.

– ¿Qué pasó, Samuel?
– Che, ¿qué tenés que hacer ahora a la noche?
– Nada, estoy sin planes hoy ¿por?
– Así nos juntamos en casa, comemos una picada con una birra y charlar. Hace bastante tiempo no nos vemos.
– Si, de una. Hace bastante no nos vemos.

– Pero ya no vivo allá en el barrio, ahora vivo acá unas 10 cuadras del gym. (Era una zona que quedaba un poco más cerca del centro). Me pasó su dirección y su celular.

– Para las 12:30 voy para allá.
– Dale, te espero.

Me fuí para mi casa. Al llegar mi mamá y mi hermana estaban por ir a una fiesta con mis tíos. Mi mamá me preguntó si salia. Le dije que me iba a una juntada no más.
Me bañé, me arreglé la barba y como hacia mucho calor esa noche, me puse una remera gris bien linda, bermuda de jean y ojotas Adidas Alquo Vario negras. Me perfumé bien.

Subí a mi auto y me fuí para lo de Samuel. Llegué a su casa y me dice para guardar mi auto en su garage, lo guardo. Me saluda con un abrazo. Estábamos vestidos iguales esa noche. Él tenía una remera blanca bien linda, la misma bermuda de jean que yo y las mismas ojotas que yo. Estaba hermoso como lo recordaba. Su casa era muy linda. Su padre lo arregló, pintó y decoró para él. Su papá se casó con su novia de hace años y se fue a vivir a la casa de nueva esposa. Nos sentamos a comer, beber y fumar cigarrillos en el patio. Hablábamos de lo que hicimos en casi 10 años, nos contábamos anécdotas. Todo iba de diez hasta que se corta luz a eso de las 2:00 am. Fue un corte de luz en toda la ciudad.
Entonces Samuel me dice si lo ayudo a prender unas velas en la casa. Metemos todo adentro y prendemos las velas. Al terminar de prender las velas, seguimos tomando, hablando y riendo. Estábamos en el comedor a la luz de las velas. Yo estaba sentado en un banquito alto y él estaba parado. En una de esas Samuel empezó a acercarse más y más a mí. Me toma de la cintura, me mira fijo y me empieza a acariciar las mejillas. Yo me puse un poco nervioso pero con una sonrisa le digo:
– ¿Qué pasa?
– Tenés unos labios hermosos.
– Gracias. Vos igual.
– José, hay algo que yo me reprimí mucho tiempo. ¿Puedo darte un beso?
– Por supuesto.
Entonces me besa. Fue un beso tan hermoso, tan apasionante, tan excitante. Tenía unos labios tan suaves que me hacían volar. Claro que con ese beso vino incluido unos manoseos, besos en el cuello y demás. Samuel se saca la remera y luego me la saca a mí. Me besa los pectorales, luego baja hasta mi abdomen. Me lleva al living, me acuesta en el sofá y me saca todo. Quedando yo totalmente desnudo. Me empieza a chupar la pija y yo gemía de placer, no pensé que me haría eso. Después me levanta las pierna y me empieza a hacer un beso negro.
Me dilataba bien, me lo lamía con ganas y me metía los dedos. Sentir esos dedos grandes y gruesos en mi ano me excitaba como loco. Gemía y disfrutaba. En medio de todo eso, vuelve la luz! Samuel me mira, me besa y me lleva a su pieza.
Se desnuda completamente, se acuesta en la cama y me muestra su pija. Era grande y un poco gruesa.. Una hermosa pija que siempre quise ver y en ese momento lo estaba viendo. Lo empiezo a chupar con mucho placer. No podía creer que se la estaba chupando a Samuel. El gemía, me agarraba del hopo, me pedía que no pare. Después llega el momento de la penetración. Me pone en 4, me empieza a lamer y a escupir en el ano.
Y así, me empieza a penetrar. Me dolia porque era grande pero no me importaba. Yo quería continuar y disfrutar. Me bombeaba primero despacio y luego de a poco más fuerte y más fuerte. Empecé a gemir más fuerte. Me cogía con todas sus fuerzas, como si fuese la última vez. Después de 1 hora y pico Samuel me dice:

– Voy a acabar, putito.
– Acabame adentro, mi rey.
Y así lo hizo, sentí como su semen entraba en mi y yo me pajeo y acabo en su pecho. Nos besamos. Pasamos la noche juntos. A la mañana me ducho y me voy a mi casa feliz de la vida. Samuel y yo seguimos nuestra amistad y seguimos con el sexo, no sé cuánto podría durar esto. Pero por el momento lo estoy disfrutando lo más que puedo.

Sé que es largo pero espero que les haya gustado.

Relacionados:

El Cajero del Super Hola a todos, ¿qué tal andan? Me llamo Rodrigo, tengo 38 años. Soy Ingeniero Civil. Soy de Corrientes - Capital. Hace un tiempo que leo la página y me...
El contenido de los videos y fotos no es responsabilidad de Gaysenargentina.com sino de los usuarios que aqui los presentan. Entrada prohibida a menores de edad, si eres menor te pedimos que abandones la pagina y si es Ud padre informese.