web analytics

Estas viendo todo lo que hay en GaysenArgentina.com de 'Relatos Gays'

10
Ago

INCREÍBLE HANDJOB

Increíble HandJob
Tengo 30 años, pija normal, nada del otro mundo, soy deportista, cuerpo cuadrado, grandote. Una vez mirando porno, me tope con videos donde no cogían, sino que uno a otro le hacía un Handjob o masturbación donde cuando al que estas pajeando está por acabar, el que lo masturba se detiene y espere que le baje la leche. Una vez que se calmó, sigue. Normalmente el activo esta sentado en una silla atado o en una cama casi inmovilizado, y el que realiza la masturbación usa cremas o aceites para que sea mas cómodo, suave y resbale mejor la mano. Desde que ví ese video quise que me lo hagan. Normalmente todos solo querían coger o chuparmela, pero buscaba puntualmente eso.
A través de la app Grindr era perder el tiempo, decido hacerme un perfil en otra red social, poner un par de fotos y explicar detalladamente lo que buscaba.
Después de semana y media tratando de encontrar algún flaco que se prenda, y casi por desistir, haciendo busqueda especifica, encuentro a un muchacho de 38 años, de la zona de Urquiza. Nos pusimos en contacto, empezamos a hablar y ambos concordamos en hacer algo. Quedamos encontrarnos el sábado siguiente a eso de las 16hs en la esquina de su casa. Si estaba todo bien, lo haríamos.
Y así fue. Ambos pusimos requisitos para el encuentro. Yo le explique puntualmente lo que buscaba y le envié el link de un video porno donde pasaba todo lo que yo quería y él no tuvo problemas, y él me pidió que antes de todo, quería que me ponga un boxer negro ajustado, que me duche y quería acariciar, tocar mi cuerpo, olerlo y quería filmarme, sin que se me viera la cara. Le dije que no me importara que se me viera o no la cara. Llego el día y el horario, él es un poquito mas bajo que yo, de imagen muy agradable, cuerpo normal. Una sombra de barba, ojos verdes, pelo corto. Algo velludo pero nada del otro mundo. Me invita a pasar, me ofrece algo de beber. Nos sentamos, charlamos sobre lo que vamos a hacer, me cuenta que es su morbo y me pide que me pare al lado de la cama de dos plazas donde pasaría todo, sobre la alfombra, que me descalce y lo espere ahí. A los dos minutos entra solo vistiendo un suspensor y dejando ver un ortaso gordo y depilado, coloca la cámara para filmar todo sobre una estantería que apuntaba a la cama. Se me acerca y empieza a desabrocharme la camisa, la deja sobre un sillón. Me desabrocha el cinturon, desabrocha mi pantalon, me lo saca y me deja en boxer. Se arrodilla, me huele el boxer, el bulto, con sus manos acaricia mis pechos, los aprieta ligeramente, sube de a poco y sus labios de una manera extremadamente suave, recorren mi abdomen, ombligo y se detienen en mis pechos, causandome mucho placer. Mi pija se pone dura. Habiendoseme puesto al palo, él me saca el boxer, me pide que me acueste en la cama, con las piernas abiertas. El respaldo de su cama tenía barrotes de madera, ata mis muñecas con corbatas pero no mis piernas. Me pregunta si quiero que me tape los ojos con otra corbata. Le dije que al pcipio si. Me los cubre con una corbata roja y la ata detras de mi cabeza. Mi pija seguía erguida. Estaba algo inquieto, no conocía a esa persona, realmente no sabía nada, si me robaría, si me lastimaría.. solo me dejé llevar.
Escucho que destapa unos envases. Pasa con las llemas de sus dedos una crema fría de menta, sobre mis pechos, sobre mis pezones y la sensación hace que se pongan tiezos. Me había puesto a mil. Escucho que se resfriega las manos y siento un liquido que cae sobre mi pija. Estaba a temperatura normal. Se lo echa en las manos, y de una manera muy suave, empieza a masajear la punta de mi pija. Eso hizo por el modo en que lo hacía que me retuerza de placer. Lo hace por unos minutos y luego empieza a masturbarme de una manera normal, como lo haría cualquiera de nosotros, pero mas suave. Por momentos masturbaba el tronco, por momentos se detenía en la cabeza de mi chota, por momentos lo hacía con toda mi pija. Me pedía que respire profundamente, que me tranquilice y le avise cuando estaba por acabar. El hecho de tener los ojos vendados, hacía que el resto de mis sentidos profundicen mas las sensaciones de todo. Sigue de esa manera, por momento también, acariciaba con la palma de su mano mis pezones y seguía con mi pija. No decía nada, no expresaba sonido, solo para darme alguna indicación. En la primera vez que casi acabo, se detiene y espera a ver si acababa o no. No lo hice, mi respiración era agitada. Vuelve a ponerme aceite y se pone en sus manos, y dando vuelta su puño, empieza a masturbarme al reves, y de esa manera era un poco mas brusca la paja que me hacía pero lo sentía mucho mas y provocaba que quiera acabar, lo que me tenía latente la acabada.. Cuando vuelvo a advertirlo que acababa, se detiene y me saca la corbata de los ojos. Va al baño, trae una toallita, se limpia las manos, limpia mi pija y busca una crema tipo Nivea. Se pone en las manos, se las refriega y me tira sobre la pija, sobre mi cuerpo y hace una especie de masaje embadurnando todo mi cuerpo en la crema y dejando mi pija para lo último. Cuando llega a mi pija de manera muy suave empieza a masturbarme y yo seguía retorciendome, ya estaba transpirado y mas que extasiado, habían empezado a molestarme las muñecas por las corbatas y esta vez no le aviso que estoy por acabar, por lo que aumenta la intensidad de la masturbada y le digo: Acabooo.. y empiezo a lanzar chorros de leche que él no se esperaba. Me sigue masturbando con total pasividad hasta que largue la ultima gota de leche. Me pide que me calme. Me limpio la pija, fue nuevamente al baño y escucho la llave del agua. Pensé que eso sería todo. Me empiezo a relajar esperando que salga, y cuando sale traía nuevamente una botella de aceite en la mano. Me dijo: te animas a una segunda parte? Yo sorprendido, le dije: Ehhh pensé que era todo! él: No, yo también quiero gozar. Te toco a vos, ahora me toca a mi, pero vos tranqui, seguí así que vas a gozar mucho mas. En serio, tranqui. Se sube a la cama con la botella de aceite. Mi pija estando medio muerta, Él la empieza a oler y comienza a chuparla de una manera igual o mas suave que su masturbada inicial con aceite, lo que hizo que me ponga de nuevo al palo. Se acerca a mi cara y vuelve a ponerme la corbata sobre los ojos, pero me la deja medio torcida, y a traves de una ranura podía verlo. No le dije nada, solo me excitaba ver como con su boca saboreaba y disfrutaba mi pija. Me la chupa un buen rato. Cuando la tenía firme como un mastil, veo que sin ninguna contemplación, reparo ni cuidado, se sienta sobre mi pija y empieza a cabalgarme y en ese momento me saca la corbata de los ojos. Me cabalgo la pija de una manera que nunca me lo habían hecho. En parte me preocupaba porque no me habia puesto un forro pero ese ortazo y de la manera que me cogía me hacía ver las estrellas. Se levantó, se desato los brazos, se pone en cuatro agarrandosé del respaldo de la cama y me dice: Cogeme así, llename de leche! Cumplí con lo que me pidió, me lo re cogí.. le dije: voy a acabar, donde la queres? .. dejamela adentro! y sin pensarlo dos veces, le llene ese enorme ojete de leche! Y caí desmayado sobre él. Me decía en voz muy baja.. tranqui, tranqui… Me quité, me dijo que me duche. Me vestí, me ofreció la copia del video, le dije que no. Que la guarde. A la semana, estaba preocupado y me hice un test de HIV que por suerte salió negativo. última vez. Me volvió a llamar para ofrecerme el video, y lo acepté. Cada tanto me clavo flor de paja mirandolo.. Quien quiera pasar por la experiencia me avisa y nos ponemos en contacto solo a través de Skype.

Relacionados:

Viejos Amigos, una relato de amistad y sexo…... Me llamo José, soy de Formosa - Capital. Soy morocho, petiso (mido 1,52), tengo cuerpo atlético y musculoso y depilado. Tengo mis piernas y mi cola bi...
El Cajero del Super Hola a todos, ¿qué tal andan? Me llamo Rodrigo, tengo 38 años. Soy Ingeniero Civil. Soy de Corrientes - Capital. Hace un tiempo que leo la página y me...
02
Ago

Mi primera vez, mi primer relato…

Después de tantos años leyendo me animo a escribir mi primer relato.
Acá vamos, espero que les guste!
Soy de corrientes capital, un pibe bastante tapado hasta el día de hoy. Esto comenzó cuando tenia 18 años aprox, como todo adolescente comencé a sentir un poco de curiosidad y morbo, así que entre a una pagina para encuentro gay, en la cual pegue buena onda con un tipo maduro, lo cual siempre me gustaron las personas mas grande que yo, era la primera vez así que estaba muy nervioso.
Quedamos en que nos veríamos, el es casados y con hijas de mi edad las cuales conocía (obviamente al comienzo no lo sabia), la cuestión es que el iba todos los días al gym, así que uso eso de excusa ante su esposa, para verme.. Me paso a buscar, y nos fuimos hasta un telo que quedaba sobre una ruta, llegamos y me dice que me acueste, en eso me comienza a besar para bajar un poco la tensión ya que seguía nervioso, me deje llevar de a poco y en un momento terminamos los dos desnudos en la cama, entre besos y franeleos comienza a bajar a chuparme la pija, fue la primera vez que alguien me lo hacia, estaba en pleno éxtasis, estaba a punto de venirme hasta que lo detengo y le digo que se recueste, bajo lentamente chupándole el pecho hasta que llego a su verga, era la primera vez que lo iba a hacer fue muy raro, baje lentamente hasta la punta de la verga y comencé a chuparle de a poquito, el solo gemía y me decía que iba a bien, hasta que me agarro la emoción y comencé a metermela toda hasta la garganta, la dejaba un ratito y la volvía a soltar, yo creo que eso lo ponía a mil ya que en varias oportunidades el solo me agarraba de la cabeza y me la hundía hasta el fondo, casi que me agarraba arcadas y la volvía a soltar, el solo disfrutaba y gemía, yo estaba mas feliz criatura comiendo un helado, me sentía todo un experto en cuestiones de minutos.. bueno la cosa seguía asi hasta que me dice veni, subite arriba mio (69) , yo seguía chupándole la chota y el comenzó a chuparme el orto y dedito va, dedito viene, me dice que me acueste mientras el se ponía un forro.
El se sube arriba mio y comienza a besarme mientras alza mis piernas contra sus hombros y comienza a jugar con su verga en la entrada de mi orto, hasta que en un momento sin darme cuenta el muy hijo de puta la mete de una, pegué el grito de mi vida, pero me tapo la boca al toque, la dejo un ratito y comenzó a meter y sacar de a poquito, en cuestiones de segundo ya estábamos disfrutando los dos, estuvimos así entre pose y pose, una media hora, hasta que me dice que se iba a venir, que donde la quería.. estaba tan caliente que le dije que me la tirara en la cara, así que se saco el forro, y me llevo su verga a la boca para que la chupe, estuve así unos 5 minutos hasta que me la saca y me acaba toda su leche en la cara y en la boca, en ese momento yo acabe también en mi pecho, el se sube arriba mio y comenzamos a franelear y besarnos llenos de de semen todo el cuerpo, hasta que nos fuimos a bañar, luego me llevo hasta mi casa y me dijo para que nos veamos otro día.
ESPERO QUE LES HAYA GUSTADO ASÍ PUEDO CONTAR LO QUE PASO LA SIGUIENTE VEZ, QUIZÁS FUE BASTANTE LARGO, PERO COMO DIJE ANTERIORMENTE ES LA PRIMERA VEZ QUE ESCRIBO.

Relacionados:

Viejos Amigos, una relato de amistad y sexo…... Me llamo José, soy de Formosa - Capital. Soy morocho, petiso (mido 1,52), tengo cuerpo atlético y musculoso y depilado. Tengo mis piernas y mi cola bi...
Relato gay argentino: Mi hermano mayor Tenia en ese entonces 13 años, muy niño, decía mi padre cuando le pedía permiso para salir con mis amigos. lo que no sabia mi padre era que ya desde l...
01
Ago

Pete al taxista terminó bien

Hola, me llamo Daniel y paso a contar mi relato, tengo 22 soy morocho alto me considero lindo normal y tengo muy buena pija, pasó hace bastante una noche del mes de febrero aprox de este año hacia un calor insoportable, yo en lo de unas amigas 4 am pedi un taxi para volver a mi casa y estaba caliente en esos dias porque hacia un mes que no tenia nada de sexo y no tenia a nadie para garchar entonces andaba con la leche hasta la frente. Cuestion llega el taxi, hasta que bajo del departamento me demoré un toque y el taxista con buena onda esperando me dijo:
– yo pensé que ya no venias
a lo que respondi con una risa solamente, le dije mi dirección y arrancó. Era un pibe joven calculo 25 años colorado, flaco, muy lindo, apenas subi ya me lo imaginaba cabalgandome la pija de lo caliente que andaba. Comenzamos a hablar boludeces a lo que se da el tema de fútbol y le digo:
– na, no me gusta el fútbol a mi
– cómo que no te gusta? Es raro en un hombre jaja
– (yo haciendome el vivo) soy chico trans en realidad antes fui mujer
– EN SERIO?
– jajaja no
– jajaja
Y asi, todo el camino hablando giladas y con la mejor, buena onda casi olvidandome que me lo queria cojer, hasta que me pregunta si habia tomado con AMIGOS y lo corregí diciendole AMIGAS y me dijo:
– Ahh, que no habia varones?
– no, no tengo muchos amigos varones en realidad
– ah mira, alta fiesta te hiciste entonces, alguna es tu novia?
– jajaja no, yo soy gay
Ahi se quedó callado un rato y no dijo nada hasta que estabamos llegando a mi casa y me dice:
– yo todo bien también
– todo bien con qué, no entiendo
– que soy.. Asi como vos
PARA QUE me puse re caliente de nuevo claro mira si un colorado hermoso me está diciendo soy gay no perdia nada tirandole palos y arranqué, ya a una cuadra de mi casa le digo:
– ah mira, sos muy lindo vos
– (re timido se rie y me dice) gracias es raro para mi porque nadie sabe
– si, nadie tiene que saber igual
– si pasa que la gente te mira mal
– me chupa la pija la gente a mi
– (seguia timido) jaja vos también sos lindo
Llegamos a mi casa le indico y frena, como era tarde no habia ningun vecino, de una y sin preguntar me acerco lo comienzo a chapar un rato y como veo que no me frenó ahi estuvimos un rato chapando mi mano iba de su pierna a la pija y la tenia re dura y franeleamos un rato hermoso. Ahi habia perdido la timidez porque me comenzó a tocar el bulto y no sé en que momento ya me la estaba chupando, de lejos el mejor pete de mi vida sumado a que yo me perseguia que no me vea algun vecino me calentaba todo, el colorado, la situación del taxi, q no me vea nadie y él seguia chupandome la pija como si no hubiese chupado una en años y yo gemia como loco de lo bien que lo hacia y asi un buen rato estuvimos, no se aburria pero ya llegando al climax lo hice parar un rato y comence a chuparsela yo también, una hermosa poronga lampiña muy muy sabrosa ya muy mojadita estaba yo saboreaba con tantas ganas también gemia y él me decia:
– segui segui segui
– te gusta?
– siii
Era timido hasta para tirarme un “si putito” que me encanta también, no habre llegado a los dos minutos y estaba por acabar me dice:
– para para para que quiero acabar
Y yo segui sin que se me mueva un pelo porque queria que me acabe todo en la boca y asi fue, ni terminó de decir quiero acabar y estaba acabando comenzó a medio gemir gritando y le tape la boca con una mano, no paraba de largar leche y yo no paraba de tragarmela toda, se retorcia un montón en el asiento. A ésto yo queria acabar también pero adentro de él, queria sentir su colita y hacerla bombear, ésto ya no se dio pero accedió a chuparmela hasta que estaba por acabar y ahi exploté de placer yo, creo que nunca acabe tan rico fue el pete más lindo que me hicieron, me comenzó a chapar y me di cuenta que no se habia tragado toda la leche asi que comenzamos a jugar con mi leche y las lenguas, nos la pasabamos hasta que se la tragó después de un minuto ahi besandonos re tranqui ya no tan salvaje como al principio.
Al final le pago, me dice gracias y me da su número, le digo gracias y nos despedimos y comenzamos a hablar por whatsapp y nos hicimos bastante cercanos, resultó que no era taxista, estaba laburando esos dias solamente de taxista por un amigo y ahora nos vemos siempre, en su casa caigo como el amigo y él a la mia también pero garchamos siempre que se puede, nos llevamos bastaste bien la verdad y ya pudo entregarme la colita lampiña también y muy sabrosa más que su pija.
Espero que dure porque sé que ambos la pasamos muy bien y desde febrero que no garcho con nadie más que con él.

Relacionados:

Mi Amigo Manuel Me llamo Juan Ignacio, tengo 25 años. Soy de Formosa - Capital. Soy morocho, mido (1,80), cabello negro, tengo cuerpo musculoso y atlético, depilado ...
Relato gay argentino: “Yo, pasivo?” Hola a todos es mi primer relato. Ayer en la noche pasó algo que no pensé que podría pasar, en verdad me impresionó. Yo soy Sebas abiertamente gay ...
Relato gay argentino: “Con mi primo” Bueno, siempre estaba leyendo la paginas hasta que se me dio por escribir algo que me pasó hace poco, tengo 22 años, soy normal en todos los aspectos ...
Primera vez y en un hospital Ésta es la primera vez que escribo en la página, espero que les guste. Todo sucedió en agosto del año pasado, mi nombre es Andrés soy venezolano moro...
01
Ago

En el cumpleaños

Hola como están? Soy muy discreto y masculino y eso me ayuda mucho a tener historias como las que les voy a contar. Hace unos años tube el cumpleaños de uno de mis sobrinos en la finca de los papas de mi cuñado, cerca de la ciudad acá en mendoza, habían alquilado juegos y peloteros, en medio de todo uno de los dos peloteros no andaba por lo cual llamaron al que se los alquilo para que lo hiciera andar, en un momento mi cuñado me pide que vea ese tema para darle una mano, y me llevo a donde estaba el flaco. Debo confesarles que grata sorpresa.
1,75 de alto. No era flaco pero tampoco gordo, el punto justo. Tenia muy buenos brazos unas manos enormes muy buenas gambas un rico culo duro y un bulto muy tentador. Medio pelirrojo y con barbita.
Me presente el hizo lo mismo y debo decirles que me lo comí con la mira a tal punto que el flaco que tendría unos 34 años se puso Colorado. Me dijo que el motor venía fallando lo había hecho arreglar pero por lo visto  no había quedado bien, lo cambiamos y el pelotero funcionó. Me pidió quedarse para ver que no hubiera más problemas. Y le dije dale no hay dramas. No paraba de verle las manos y el bulto que le hacía su Bermuda. En un momento mi cuñado se acerca le habla y después viene a buscarme y me dice llevale una cerveza se va a quedar por que no estamos cerca. OK le dije.
Fui hasta donde estaba y nos pusimos ha hablar, pregunto que se plantaba y me dijo si podía dar una vuelta: obvio dale no hay problema. Se fue solo caminando yo volví estuve en el cumple y me fui a ver por donde estaba. Me lo encuentro fumando al costado de pileta detrás de la casa. Le pregunté que le había parecido y me dijo que sólo había llegado hasta ahí no se animaba a ir solo. La mire hice una mueca vamos que te muestro le dije.
Dimos vuelta por las huella, llegamos hasta un costado  pegado hay un deposito. En un momento siento que se pone detrás mío y me dice. He notado que no dejas de mirarme, a lo cual le respondo y vos a mi. Me apoya el bulto y me empieza a besar el cuello. Me giro y me pego un cupón que me metió toda su lengua. Sin dejar de acariciar mi orto. Desprendió un botón de mi pantalón y metió sus manos en mi orto lo acariciaba y buscaba mi augero repitiendo una y otro vez que tenía un rico culo para coger. Como estábamos al aire libre le dije que fueramos al depósito,  apenas entramos me puso contra una pared me bajo todo me abrió el orto y comenzó a meter lengua…X dios que bien chupaba este tipo me hacía subir una pierna, me inclinaba, que doblará las rodillas sin dejar de meter su lengua, hasta que me dio vuelta y me dice: sos completo, un orto riquísimo y una linda pija. Y se la comió. Por momentos le daban arcadas pero volvía a insistir y con sus dedos jugaba en mi culito. A esa altura estaba que explotaba. Se paró me beso y ahí pude ver lo que esperaba. 20 cm de pija gorda bien formada derecha con una cabeza redonda. Imaginen que de una me la empecé a comer. Primero la cabeza mucha cabeza y después fui ganando el tronco hasta dejarlo bien mojado el suspiraba y no es por nada pero chupo muy bien. Iba desde su cabeza, lamía sus tronco como un helado y chupaba sus huevos enormes. En un momento me dice…hdp que rica mamada para un poco porque te lleno la boca de leche. Sin sacarla me quede con su pija en mi boca a tal punto que sentí en mi lengua una gotita de leche de su pija. Nos pusimos en bolas, le pedí me chupara de nuevo lo hizo tan bien que no me di cuenta cuando se puso el forro.  Se levantó me apoyo la cabeza y me dijo al oído estas listo para la culiada que te voy a pegar? Y como un maestro empezó a meter, de vez en cuando le pedía parar y muy tranquilo dejaba de empujar y comenzaba a dar círculos para ganar espacio. Hasta que entro toda, me llevo una mano y me hizo notar que 20cm de pija estaban en mi empezó a moverse muy bien. Me tiro al piso en cuatro y me clavo desde la punta hasta los huevos. 10 minutos seguros estuvimos luego se tiró al piso y me senté en toda su pija subía y bajaba hasta que no pude más y empecé a largar leche. Se volvió loco y me clavo con más energía hasta llenar el forro con mucha leche. Se inclino y me limpio bien la pija hasta dejarmela sin una gota.
Nos besamos y volvimos al cumple. Antes de irse me dejó su teléfono para volver a juntarnos y poder seguir cogiendo. Lo hicimos un par de veces más.
Una experiencia que Hasta hoy recuerdo muy bien.

 

Relacionados:

Pete al taxista terminó bien Hola, me llamo Daniel y paso a contar mi relato, tengo 22 soy morocho alto me considero lindo normal y tengo muy buena pija, pasó hace bastante una no...
25
Jul

Primera vez y en un hospital

Ésta es la primera vez que escribo en la página, espero que les guste.
Todo sucedió en agosto del año pasado, mi nombre es Andrés soy venezolano morochito, flaco (unos 55kg), lampiño, alto y pija unos 16cm. Llegué a Buenos Aires en agosto del 2016, estando radicado acá me dio curiosidad de descargar la app Grindr para ver qué onda, luego de haberla descargado encontré a un pibe que me llamó la atención y estuvimos hablando durante dos días con cosas ardientes, él me insistía que me quería ver, que me quería tener pero como yo era virgen me daba susto (por supuesto que él no sabía que yo era virgen), en fin, al tercer día de hablar con él no aguantaba más las ganas y le dije que dónde nos veíamos a lo que me respondió que estaba trabajando que cuando saliera, o que si quería iba al trabajo que allá nos veíamos. Resulta que el pibe era un médico del hospital italiano y eso me excitaba más, estuvimos cuadrando todo y me dijo que fuera y que me metiera a un consultorio que me veía allá, yo hice lo que me dijo y lo esperé… estaba muy nervioso porque nunca antes había estado con un hombre, cuando lo vi entrar al consultorio me cagué del miedo de que alguien nos descubriera pero estaba full caliente, él es alto, un poco grueso de cuerpo, con barba y lindo rostro.
Cuando rompimos el hielo nos empezamos a besar, yo le agarré la pija por encima del pantalón y él me agarraba el orto, nos desvestimos y él empezó a meterme los dedos y yo a masturblarlo, obviamente me dolía pero me daba mucho placer, después de unos 10 minutos se la empecé a mamar(era una pija pequeña, unos 13cm) y gemía de placer, después me agarró con fuerza, me subió a la camilla y me empezó a mamar el orto, se sentía riquísimo, me hacía gemir a mí también de placer y más cuando sentía su barba rosando mi culo. Como ya me había lubricado con su saliva me puso en pose de perrito y me lo empezó a meter suavemente, como era una pija no muy grande me dolió pero no tanto, así que empecé a moverme suavemente y cada vez más rápido, cuestión que en 5 minutos ya el pibe iba a acabar, mientras él me penetraba también me masturbaba, el placer nos dominaba a ambos.
Luego de un rato él me dijo que ya me lo iba a echar que dónde lo prefería pero yo le dije que yo le ayudaba a acabar mastrubándolo y así fue, hubo leche regada por toda la camilla y resultamos sudorosos.
Los dos nos vestimos, nos despedimos, él salió primero, después salí yo y nunca más nos volvimos a ver, ya que eliminé la app y no lo volví a encontrar.

Relacionados:

Relato gay argentino: “Yo, pasivo?” Hola a todos es mi primer relato. Ayer en la noche pasó algo que no pensé que podría pasar, en verdad me impresionó. Yo soy Sebas abiertamente gay ...
Relato gay argentino: “Con mi primo” Bueno, siempre estaba leyendo la paginas hasta que se me dio por escribir algo que me pasó hace poco, tengo 22 años, soy normal en todos los aspectos ...
Relato gay argentino: Mi vecino el camionero. Hola. Lo q les voy a contar me paso cuando era pendejo, soy de un pueblo del sur de santa fe, tenia un vecino q era camionero un viejo de unos 55 años...
Le pagué a un Mendigo Una noche iba caminando por una calle oscura. Era tarde y había estado bebiendo en una fiesta por lo que estaba algo mareado y con el alcohol haciendo...
25
Jul

Franela de yiro con un taxista

Pasó anoche en la zona de la fts de la plata, buenos aires.
Venía borracho y me tomé un colectivo a plaza rocha. Di unas vueltas viendo qué onda y vi un taxi buscando. Fuimos insinuando hasta que subí y pocas palabras revelaron los deseos de ambos. Derivaron en juramentos de pasion mientras nos besábamos y juguetábamos con nuestras lenguas.
Fuimos dando una vuelta y yo lentamente lo pajeaba. Cuando estacionamos me arrodillé y los besos se alternaban con palabras y un pete. Me llevaba hasta el fondo; ese es su mayor locura. Me costaba pero estaba muy rica. Yo usaba la lengua en su cabeza y acariciaba sus bolas.

Relacionados:

Relato gay: Siendo pasivo por primera vez Hola! mi nombre es Valentino, tengo 19 años. Este es mi primer relato, y les voy a contar como me desvirgaron la cola la semana pasada. hace unos año...
Relato gay argentino: Mi vecino el camionero. Hola. Lo q les voy a contar me paso cuando era pendejo, soy de un pueblo del sur de santa fe, tenia un vecino q era camionero un viejo de unos 55 años...
Relato gay argento: “Me garcharon en la facu... Hola mi nombre es Gonzalo. Soy de Capital, del barrio de Palermo, y tengo 20 años. Estudio en la UBA y esto me pasó hace un mes en la facultad Todo e...
Pete al taxista terminó bien Hola, me llamo Daniel y paso a contar mi relato, tengo 22 soy morocho alto me considero lindo normal y tengo muy buena pija, pasó hace bastante una no...
04
Jul

El Cajero del Super

Hola a todos, ¿qué tal andan? Me llamo Rodrigo, tengo 38 años. Soy Ingeniero Civil. Soy de Corrientes – Capital. Hace un tiempo que leo la página y me gustaria contarles una experiencia que me pasó en marzo de este año. Antes me describo: soy blanco, mido 1,82, cabello negro, linda barba, cuerpo musculoso y atlético, me gusta el gym, tengo tatuajes, estoy completamente depilado, me gusta cuidar mucho mi imágen y vestirme bien, soy activo pero bien masculino.

A dos cuadras de mi trabajo hay un supermercado donde siempre suelo ir a comprar. Una mañana estaba en la oficina y me escapo un ratito para comprar yerba para mi mate y cigarrillos. No me gusta tomar mate con nadie, prefiero tomarlo solo. Era febrero todavía. Fui a hacer mi compra y cuando voy a la caja me atiende un cajero hermoso. Un chico de unos 22 años aprox, blanco, petiso (1,55) aprox. Pero con un hermoso lomo atlético de gym y tatuajes. Cabello negro con hermoso jopo, y mirada seria pero hermosa. Y una cola hermosa grande y dura. Todo un macho. La verdad que me gustó mucho lo que veia. Me atiende me dice “buenos diás”, yo le devuelvo el saludo pero eso es todo. No me dijo nada más.

Se ve que era nuevo. Pasaron los días y siempre hacia fila en la caja donde estaba el hasta que un día me habla. Ese dia estaba nublado y lloviznaba un poco y yo justo compraba galletitas para tomar con el mate y a mi compañera le llevaba las facturas que me pidió. El me dice: “Uh, justo está ideal el día para los mates con factura”. Yo le respondo: “Si, totalmente. Pero en la casa en paz, no el trabajo”. Se reía.
Pasaban los días y poco a poco empezaba a sacarle charla hasta que se acordara de mí. Su nombre era Tomás. Un par de veces después del gym pasaba por ese supermercado y compraba agua saborizada, fruta y verduras y otras cosas si me hacia falta. Iba de musculosa y shorcito cosa que se me noten mis piernas trabajadas y mi cola. Yo un par de veces noté que me miraba mucho pero yo me hacía el boludo y miraba mi celular.

Una noche de sábado fui al mismo supermercado antes que cierren a comprar unas cosas. Pero esa vez fui con una amiga. Fui de conjunto deportivo (remera y shortcito) y ojotas, todo de la marca Nike. Me tocó la caja con otra cajera porque mi amiga hizo la fila mientras yo fui a buscar una botella de vino para mi. Pero nos saludamos igual con Tomás al cruzarnos. Llevé a mi amiga a su casa. Vivo en un departamento en el centro y se me dió por cruzar la parada de colectivo que hay cerca de ese supermercado y ahí estaba Tomás. Solo a las 22:35 pm esperando el bondi, casi nadie a su alrededor. Me acerco con el auto y le digo: “Subí, te llevo”. El accede, se sube y me dice: “Gracias, es un embole esperar bondi a esta hora”.
Yo le respondo: “Te entiendo. Yo antes me manejaba en bondi y sé lo que se siente”. Su casa era medio lejos también. En el camino hubo ya mucho intercambio de miradas. Tomás me dice: “Te tengo que pagar de alguna forma este gran favor” y entonces me toca la pierna y luego la pija. Yo ya la tenia parada pero igual dejé que me la tocara.

“¿Te gusta mucho mi pija me parece eh?” le digo entre risas. Tomás me responde: “Es grande y gruesa como me gustan a mi”.
Tenia ganas de cojermelo, ya no aguantaba más. Fuimos a un telo. A uno alejado y discreto pero lindo. Entramos y nos empezamos a besar, poco a poco le empecé a sacar la ropa hasta que el quede completamente desnudo. Tenia un cuerpo hermoso y depilado. Yo me saqué solo la remera y le empecé a hacer un beso negro. Le lamia el orto con pasión, le metía los dedos. El solo gemía y gemía como una mina. Me calentaba mucho que hiciera eso.

Me termino de sacar todo y le digo que me chupe la pija. Me la empieza a chupar de lo más rico. Creo que nadie me lo había chupado tan bien como él. Lo agarraba del jopo para que me la chupe. Después lo pongo en 4, le lubrico con saliva y le empiezo a penetrar. Esa colita bien grande y apretadita que tenia era lo más. Le empecé a bombear despacio y luego cada vez más fuerte. Tomás gemia y me pedia que no pare.

“AHGGHH, QUE RICOO” era lo que me decia. Me ponía a mil lo que me decía. Gemiamos como animales. Después de 1 hs y media de sexo espectacular, le acabo adentro con todo. Dejándole el orto bien dilatado chorreando mi semen. Terminamos cansados pero contentos.
Nos duchamos y luego nos vamos. Lo llevo a su casa. Tomás y yo hemos estado viendonos desde entonces. Lo paso a buscar al trabajo y tenemos buen sexo pero a lo discreto.

Relacionados:

Le pagué a un Mendigo Una noche iba caminando por una calle oscura. Era tarde y había estado bebiendo en una fiesta por lo que estaba algo mareado y con el alcohol haciendo...
INCREÍBLE HANDJOB Increíble HandJob Tengo 30 años, pija normal, nada del otro mundo, soy deportista, cuerpo cuadrado, grandote. Una vez mirando porno, me tope con vide...
Primera vez y en un hospital Ésta es la primera vez que escribo en la página, espero que les guste. Todo sucedió en agosto del año pasado, mi nombre es Andrés soy venezolano moro...
Relato gay argentino: Mi vecino el camionero. Hola. Lo q les voy a contar me paso cuando era pendejo, soy de un pueblo del sur de santa fe, tenia un vecino q era camionero un viejo de unos 55 años...
El contenido de los videos y fotos no es responsabilidad de Gaysenargentina.com sino de los usuarios que aqui los presentan. Entrada prohibida a menores de edad, si eres menor te pedimos que abandones la pagina y si es Ud padre informese.