web analytics

Estas viendo todo lo que hay en GaysenArgentina.com de 'Relatos Gays'

28
may

Relato gay: La primera garchada

Soy Gaspar, y quiero compartir una experiencia de cuando era pendejo. Siempre fui activo, machito dentro y fuera de la cama y me calientan los tipos varoniles en la calle y bien trolos entre cuatro paredes. Esto me paso cuando tenia unos 21 años, edad en la que debute con otro vago. Hacia rato que sabia que era puto, pero por prejuicio y falta de contactos nunca había concretado. Conocí un pendejo muy piola, que me confeso que era gay y de quien luego me hice un gran amigo. Un dia hizo una fiesta de cumpleaños en su casa y me invito. Sabia que iban a ir otros gays y pese a que me daba cagazo, fui seguro de que esa noche pasaría algo. Desde luego estaba lleno de maricones, y como yo era el “nuevo” y activo, no me faltaron candidatos esa noche. Terminé haciéndome el galan con uno que me gusto mucho. Su nombre era Sebastian. Flaquito, tranquilo y bien hablado. Tenia 30 años. Y se le notaba una cola mejor que la de las minas con las que yo había estado.
En un momento hicimos lo que varios hicieron esa noche, y nos fuimos al patio de atras de la casa, donde había arboles, una estructura a medio construir y con muchos lugares donde esconderse. Sebas me llevo detrás de una pared y lo primero que hizo fue tocarme el paquete. Le dije que nunca había estado con otro tipo, y el solo dijo, buenísimo, yo te enseño todo. Le pregunté si le jodia que lo besara, queria probar todo. No me respondió, pero me comió la boca como en esas peliculas porno gay con las que me había sacado litros de leche antes.
No perdí tiempo y le metí mano en la cola, por debajo del jean, el flaco mas rapido que yo se desprendió el pantalon y me dejó meterle los dedos entre las nalgas. Una colita sin vellos, la piel suave. Ya tenia la garcha tiesa y me dolía porque no me la podía acomodar. Empecé a mover el dedo en forma circular en ese agujerito de la perdición. No me aguanté y le meti lentamente un dedo. Gimió y me habilitó para meterle otro. Lo sentí ligeramente húmedo. Le correspondí el gesto a Sebas y me desprendí el cinto para liberarme la pija y que me la tocara. Primero me acarició los huevos, luego siguió por el tronco y despues me pasó un dedo que se humedeció en la boca por el glande. Me volvió loco la sensación. Me la chupas? le dije entre jadeos. Si papa, me dijo. Me levantó la remera y me chupo las tetillas, no me gusto mucho eso porque me dio cosquillas, pero luego bajo por el pecho, el abdomen, me metió la lengua en el ombligo y se trago uno de mis huevos. Ese primer contacto fue increíble y hasta el dia de hoy se me para al recordarlo. Subió hasta tragarse el glande y de golpe se la trago toda. No la tengo muy grande, unos 17 cm, pero hay que tragarsela toda! En un momento estiro la lengua con toda la pija dentro y me lamió los huevos. Yo estaba en el cielo. Lo puse contra la pared y le agarré la cabeza para cogermelo por la boca.
Al pibe le encantaba y yo estaba poniendo en practica algunas de las cosas que había visto en las porno gays, que veía mientras me pajeaba solo en las famosas cabinas del subsuelo de las viejas galerías Tonsa, en mi Mendoza natal donde casi todos veían peliculas porno en VHS. Yo ya estaba muy caliente y le dije que se la queria poner. Sebastian se estaba masturbando, pero no le toque la garcha. Se levantó, sacó un forro que me puso mejor de lo que yo mismo hubiera hecho, me dio un beso de lengua y se puso de nuevo de espaldas y contra la pared. Me agarró la pija que estaba como tabla y sin dejarme empujar, se la metió el, de a poco y haciéndome delirar cada vez que movía el culo. Cuando se la meti hasta los huevos saco la mano y me dijo, cogeme macho.
Lo agarré de las caderas y empece a cerruchar, primero despacio, luego cada vez mas fuerte y sacandola toda y volviendo a meterla con fuerza cuando ya se dilato. Le subi una pierna con un brazo y con el otro le agarre la cintura para metersela lo mas adentro que pude. Luego lo di vuelta y lo empuje de la nuca para bajarle la cabeza y dejarlo en cuatro. Creo que alguien estaba mirando y varios escuchando, porque los dos gemíamos como locos y a ninguno le calentó que alguien nos viera. Le di unos bombazos que lo hicieron caer, asi que estando en cuatro me agarro los tobillos con las manos y alli lo bombee hasta que ya no di mas y le dije que acababa. Se levantó y empezó a pajearse. Sentí que me corría algo desde el culo y la panza hasta los huevos y se me hinchaba la pija mientras me salía la leche.
Acabamos casi juntos, Sebas gemía mucho y le tape la boca con la mano y le meti los dedos en la boca y me los chupo tan bien como a la garcha. Me saque el forro y lo ate para tirarlo afuera. Le acaricie el pelo a sebas y lo ayude a acomodarse la ropa. Siempre fui muy caballero con quien estuviera, fuera un noviecito o un garche ocasional. Volvimos a la reunión y parece que todo el mundo sabia que veníamos de coger, pero como al parecer no éramos los únicos, nadie dijo nada. Tomamos algo, saludamos al cumpleañero y lo acompañe a su casa. No pudimos volver a coger porque vivía con otros amigos, pero me la chupo de nuevo en el pasillo del depto donde vivía.
Cogimos durante mucho tiempo, en su casa, en la de mis viejos, en algún estacionamiento, en el campo, en un bondi, hasta en un baño publico y en las cabinas de VHS. No tuvimos una relación de compromiso, no porque yo no quisiera, sino porque estábamos en diferentes etapas, yo tenia 21 años y era muy pendejo. Aprendi mucho de el, me conocí sexualmente, compartimos infinitas charlas y me cuido y yo lo cuide. Hasta el dia que Sebas conoció a alguien y se enamoró, cuando yo sentía que me estaba enamorando de el. Y tuve que dejarlo ir. Pero hasta hoy, de vez en cuando me clavo una paja pensando en el, y en todas las cogidas que nos pegamos mientras duro. Y seguí cogiendo, siempre como activo, pero el fue especial. Si les gusto en otra ocasión les comparto fotos y otras experiencias.

COMAPRTAN SUS RELATOS DANDO CLICK AQUI

Relacionados:

Relato gay: con mi mejor amigo de la U Me llamo David, lo que voy a contar me sucedió hace ya un tiempo atrás, cuando estudiaba en la facultad, al igual que otros compañeros todos venía...
Relato gay: “Con el Oso” Al oso lo encontré en una página muy conocida, ese día estaba muy caliente, los pasivos estaban re histéricos o no tenían lugar. Yo vivo con mis ...
Primera vez “El del vivero” Hola tengo 22 años y este es mi primer relato, donde voy a contar mi primera vez. Soy rubio, 1,75 mts, delgado, ojos verdes y linda cola. Esto ocur...
Relato gay: Primer boliche gay Hola, bueno éste es mi primer relato que escribo en el sitio, o incluso en el primer sitio de todos. La verdad es que ya he tenido varias relaciones ...
25
may

Relato porno argento: haciendo ejercicio

Hola mi nombre es Andrés tengo 20 años y me gustaría contarles un relato personal con mi profesor de educación física.

Bueno primero que nada en aquel tiempo tenía 18 años y la verdad tenía un gran obsesión con mi profesor llamado Daniel que de seguro tenía unos 37 años, el no era el tipo de hombres que tenía una cola llena de mujeres atrás de el, pero a mi simplemente me fascinaba, era perfecto para mi solo que como maestro era algo estricto solo conmigo, tenía que esforzarme mucho para sacar una buena nota, siempre me gritaba con esa voz súper grave que me gustaba mucho, y siempre me mandaba a mi a buscar las pelotas y todo lo que usábamos, pero no me importaba por que me gustaba mucho, la verdad yo no quería algo formal con el ni arruinar su familia yo nada más quería una aventura, por que el era precisamente de mi tipo, alto, moreno, espalda ancha, una barba bien cortita y prolija,no tenía demasiado vello corporal (me fascina eso).

Mi historia comienza cuando me manda a diciembre, ya en ese momento le tenia unas ganar terribles. entonces fui a su oficina (que en realidad es un salon donde se guardan todas las pelotas y eso) abrí la puerta y lo encuentro cambiándose la camisa, pude notar su torso lampiño todo musculoso y entonces fue cuando me dijo:
– ¿no podes esperar hasta que termine de cambiarme?
-Ok
~Yo no quería salir, solo quería ver su torso desnudo, cosa que hice; después de un pequeño rato hablo con su voz grave diciendo:
– Pasa estoy listo.
~Entonces abrí la puerta y estaba sentado en su escritorio, la luz tenue del sol me dejaba percibirlo bien, entonces entre y prendí la luz, al parecer no le importo, entonces le dije:
– Profesor vine a hablar de mi nota ya que no estoy muy de acuerdo
-yo pienso que mi nota final es justa.
– la verdad es que este ultimo trimestre me esforcé mucho.
– a ver déjame mirar tus asistencias.
~Espere y no sabía si soltar la sopa o hablar en realidad de mi calificación entonces comente:
– Profesor la verdad desde hace mucho tiempo me atrae demasiado, pero no lo quería decir ya que iba a pensar que era rarito o algo así pero la verdad ya no soportaba más.
~Solo vi su cara de impresión que me asusto un poco, entonces pensó y añadió:
– Mira si es por tu calificación no te preocupes te puedo dejar un trabajo practico final, te juro que no soy de esa clase de maestros.
– Es la verdad, no quiero que tenga problemas con su familia ni con su trabajo, pero podríamos hacerlo, y olvidar lo que paso, ¿Qué le parece?.
~Sentí como me enrojecí, sentía muchos nervios ya que hasta podría acusarme en la dirección y tal vez me correrían.
– ¡Estas loco!, yo no quiero nada, ni siquiera son mis preferencias sexuales, sali del salon!

Continuar viendo las fotos »

Relacionados:

Relato gay: con mi mejor amigo de la U Me llamo David, lo que voy a contar me sucedió hace ya un tiempo atrás, cuando estudiaba en la facultad, al igual que otros compañeros todos venía...
Relato gay: “Tarde con mi amigo pasivo”... Hola, soy Nicolás y bueno, me animé a contar esto, soy de Palermo y conocí a un chico llamado Diego, ambos de 18 años en un boliche cerca a casa, ...
Relato gay: “Con el Oso” Al oso lo encontré en una página muy conocida, ese día estaba muy caliente, los pasivos estaban re histéricos o no tenían lugar. Yo vivo con mis ...
Relato gay: La primera garchada Soy Gaspar, y quiero compartir una experiencia de cuando era pendejo. Siempre fui activo, machito dentro y fuera de la cama y me calientan los tipos v...
20
may

Relato gay: UNO PARA TODOS..TODOS PARA UNO

Voy a contarles un hecho real que me ha sucedido cuando rondaba los 28 años. Estaba de novio con una piba de 23,linda rubia con un cuerpo espectacular,donde resaltaban su hermoso culo y tetas.Como es lógico cogíamos a no poder más, y de manera completa (lease por la concha,el culo, mamadas de verga,etc). Ella vivía con su familia compuesta por su Padre (Federico), arquitecto, su madre (Sara), Odontóloga, su hermana (Ana) estudiante de Derecho, y su hermano (Fabián) estudiante secundario.
Lo sucedido no trata de demostrar que soy el Supermacho fachero y cogedor, sino que todo fue por casualidad y obra del destino.
La primera en “debutar” en esta ronda familiar fue su hermana Ana, en una oportunidad en que fui a visitar a mi novia y no estaba, pues habían salido todos menos su hermana que quedó a estudiar para un parcial de la Facu. En la casa estábamos los dos solos sentados en el amplio living cuando se produjo un apagón de luz, y fue allí que sin querer nos arrimamos uno al otro hasta zambullirnos en en el sofa.
Ana de 20 años tenía una calentura encima al igual que yo; no tardamos en darnos besos de lengua y caricias hasta el punto de no dar más y decidirnos a culear. Sin perder tiempo me agarró la pija reparada y entró a chupármela mientras yo le metía dedos en su concha ya humedecida. No daba más y bajando su pantalón le corri la tanguita, la puse de cuatro con las piernas abiertas sobre el sillón y le enterré mi pedazo de una hasta el fondo. Hermosa concha, ya cogida, pero linda. Así después de varios bombazos acabé como un condenado mientras ella gemía al lograr orgasmos explosivos. Nos besamos y juramos guardar el secreto de por vida. Los días pasaron normalmente sin sobresaltos hasta que un fin de semana el hermano me invita a una joda. Lo acompañé y chupamos bastante esa noche.
De regreso a la casa, en el auto del viejo de él, éste manejando entre joda y joda me manoteo la garcha mientras me decía que tenía era un lindo “pingo” el que se montaba la hermana, me reí y le dije si quería verlo, sorprendiéndome al decir que si además de querer chuparlo porque quería saber que sabor tenía. Detuvo el coche en un lugar con poca luz y se me tiró encima sacándome la pija afuera y metiéndose en la boca en un solo movimiento. La chupo un buen rato hasta que le causó arcadas y entonces pidió que se la ponga el el orto. Estaba recaliente y a pesar de la sorpresa no dudé y sin perder tiempo una vez preparado le enterré en el culo previa mojada con saliva. Costó entrar y gimió bastante,pero la puse toda y le llené el orto de leche calentita.Nos limpiamos y fuimos para la casa como si nada pasó. Así después de un tiempo, un día la madre se queda con el auto a la salida de su consultorio(bastante alejado del domicilio particular), El padre no estaba, había viajado por trabajo, mi novia aún estaba en la Empresa, y los hermanos cada uno con sus estudios. Entonces me llama a mi si la podía ir a ayudar o a buscarla, cosa que hice inmediatamente. De regreso a la casa pasamos por un Motel, y fué allí que Sara(la madre) mostró su curiosidad por conocerlo preguntándome ..cómo sería adentro?…Estaba más que claro que quería ir a la “trampa”. No dudé y enfile al telo, Entramos y ya en la habitación empezamos con todo..La mina tenía una cancha y experiencia con sus 47 años increíbles. Cogimos de la mejora manera y de todas las formas posibles…Algo realmente Inolvidable. Luego del turno de dos horas salimos y fuimos para la casa, en el camino todo fué normal, sin versos de amor ni arrepentimientos…fué solo sexo,nada más.
El tiempo fué pasando, yo seguía normalmente con mi novia y el resto de la familia. En época de vacaciones me invitan ir unos días a la Playa con ellos. Allá, todos los días eran hermosos y nos divertíamos mucho. Una tarde con Sol muy ardiente decidí quedarme porqué era todavía temprano, y lo mismo hizo mi suegro. El resto del grupo fueron a la Playa. Solos los dos en el Depto, nos pusimos a tomar unas birras y a mirar videos pornos en el Canal Venus. Lentamente se nos fué parando la pija a ambos que estábamos en short. De pronto mi suegro se levanta y va para el baño, vuelve trayendo un pote de crema protectora sola y pide que le pase por el cuerpo. Con gusto lo hice y cuando estaba por la espalda comenzó a arrimarme el culo contra mi poronga. Yo no supe que hacer y me retira un poco, pero luego el insistió y directamente me dijo que también a el le gustaba que le penetren por el orto..dijo que no era gay ni puto pero si gozaba cuando un hombre lo cogia de ven en cuando. Sin dudar agarró mi poronga, se bajó el short, se acostó en el piso boca arriba levantando las piernas y me pidió que le haga “patitas al hombro” cogiéndolo, Yo estaba caliente y entonces no dudé y se lo mande a guardar hasta los huevos. El viejo tenía el culo roto hace rato, y no costó mucho para que entrar mi pija. Lo cogí hasta acabarle adentro como un caballo. Saqué la pija chorreando aún y ahí se prendió a chuparla y a limpiarla toda. Bueno, todo se tranquilizó al fin y nadie se enteró.
La verdad es que nunca se me pasó por la cabeza que podría ser uno para todos y todos para uno…Son sorpresas de la vida.

Relacionados:

Aventuras dentro del trabajo (el macho del aire ac... Hola me llamo Martin tengo 33 años y vivo en avellaneda, hasta julio de 2014 trabajé por 5 años como administrativo en una empresa financiera muy i...
Relato gay: “Con el Oso” Al oso lo encontré en una página muy conocida, ese día estaba muy caliente, los pasivos estaban re histéricos o no tenían lugar. Yo vivo con mis ...
Relato gay: “1ª encuentro con Ale” Hola soy marcos tengo 22 años siempre consumo material de esta página así que es por eso decidí escribir mi historia. Vivo en un pueblo de unos...
Relato gay: “MI HERMANO MAYOR ME LA PONER... Hola, me llamo Alex, soy de santa fe capital, tengo 18 años, mido 1.65m, soy flaco pero no musculoso. Mi hermano se llama Jeremias, tiene 21 años,...
15
may

Relato gay: mi primera vez gay, orgía, doble penetración

buenas, bueno soy cantante 19 años y hace 5 meses cante en un pab de mi pueblo, al terminar de cantar bajo del escenario y sube una banda.
Yo me pongo a tomar unos tragos..
En un momento llega el dueño y me paga le recibo la plata y adentro de los billetes había un papel que decía: *gracias por cantar espero te quédes hasta finalizar la noche
Eran como las 5 de la madrugada y empiezan a irse yo me quería ir pero el barman me dijo quédate un rato más lo cual accedí..
En un momento llega el dueño y le dice al barman que fuera a la bodega a contar los vinos. Yo me sorprendí ya que el pab no aparentaba tener bodega ..
-yo: guau tenés bodega?
-dueño(eduardo): sí sí ve y fíjate
Yo muy asombrado voy con Raúl el barman y era un cuarto como de 10 m2.
Empezamos a contar y yo lo ayudo.. En un momento observo un sillón rojo y me pareció raro lo cual dije
-yo: que hace un sillón en una bodega?
-Raúl: uh ese sillón tiene años acá, todos los artistas disfrutan (y se ríe)
Yo no entendía y en un momento entra Eduardo y Sebastián (otro barman)
-Sebastián: jaja encontró el sillón eduardo
-Eduardo: sí seba, hoy terminamos mortal el día.
Yo digo (en mi mente) traerán a una zorra o algo. Y no, al rato de estar hablando boludeces tocamos el tema sexo y seba dice.
-seba: yo quiero coger un putito y hacerle de todo
Todos nos reímos y Raúl me agarró de atrás y me empezó a desnudar yo estaba en shock y me moví y me agarra fuerte. Entonces pienso (tranquilo es sólo sexo) ya que siempre quise relaciones homosexuales y nunca tuve la oportunidad hasta ese día..
Entonces cuando menos acorde Raúl me desnudo entero y me empieza a tocar mis nalgas y Eduardo a mamarme la verga.
Yo no entendía que pasaba hasta que reaccione cuando Raúl empezó a lamer mi ano. En un momento pensé en quitarme pero me empezó a gustar el pete de Eduardo y la chupada de Raúl. En lo cual Raúl se detiene y me empuja al sillón y quedo arrodillado y con las manos en el respaldar al lado de Sebastián.
-sebastián: vení putito sentate
Y me agarró y me llevó con fuerza hacia su pene yo no quería ser penetrado. Pero tenía el ano bien mojado gracias a la chupada de raúl entonces accedi entregado. En un momento giro mi cabeza y Eduardo gozaba del pete de Raúl y gemia. cuando menos acorde seba me metió su pene (como de 19cm) en mi ano .
-yo: ah duele no, me voy ah duele duele
-seba: tú no te vas putito
No se por que pero ese “putito” me excitó mucho. Más los gemidos de Eduardo, me había puesto bien cachondo. Quedamos un rato cogiendo hasta que seba dijo:
-seba: ah ah me vengo ahí puto me vengo (chirliando mis cachetes del culo)
-yo: ah sí ah dame todo rico ah ah
Y ciento su semen en mi ano. Me sacó y empezó a chuparme el ano tragándo su semen que salía a chorros.
En un momento vino un dolor terrible en mi ano y me lo alcancé a ver por un espejo que había y estaba sangrando. En eso viene Eduardo y se sienta a mi lado me agarra y me sienta de una en su gran verga gruesa (como de 21 por 6 de ancho) sentí un dolor tremendo parecía que me partían en dos. Empieza a moverse rápido mientras Raúl se pone atrás mío y quiere penetrarme yo sentí su cabeza en la puerta de mi ano y sentía que hacia fuerza hasta que logró meterla (a la cabeza) y sentí un dolor inmenso yo lloré del dolor seba se pone en frente y me da su verga bien dura. En un momento me sentí en el cielo y ya tenía las dos vergas bien adentro. En un momento Raúl y Eduardo gemían y gritaban que ya se venían y en un momento siento el semen de los dos en mi cola y me empecé a correr y seba también era una orgía de orgasmos muy excitantes .
Raúl se quita y seba también y Eduardo me sacó de encima yo quedé tirado en el sillón muy adolorido sin más que hacer. Raúl dice tú vas a ser nuestra putita yo no contesté nada y Eduardo dijo que quedaba ahí.

-yo: Ahí mi me encanto la orgía y espero se repita.
-seba: sí más vale pero ah nadie.

Yo ni caminar podía. Nos cambiamos y nos fuimos.

Después lo seguimos haciendo pero con otras cosas y personas. Sí les gusto comenten. Besos.

P/d: más adelante contaré otros encuentros en el pab y en playa y abajo del escenario.

Relacionados:

Relato gay: “Con el Oso” Al oso lo encontré en una página muy conocida, ese día estaba muy caliente, los pasivos estaban re histéricos o no tenían lugar. Yo vivo con mis ...
Relato gay: “Trío con amigos” Hola soy Ivan y este es mi tercer relato que comparto con ustedes. Esto paso hace un par de meses (2 o 3 meses por ahi), estábamos caminando al pedo ...
Relato gay: “DE VISITA EN CASA DE MI TIO ..&... Les cuento un poco de mi: 30 años, deportista, profesional, masculino, soy gay declarado, activo, tapado, poco y nada de ambiente. Esto me paso hace ...
Relato gay: “Tarde con mi amigo pasivo”... Hola, soy Nicolás y bueno, me animé a contar esto, soy de Palermo y conocí a un chico llamado Diego, ambos de 18 años en un boliche cerca a casa, ...
12
may

Relato gay: Mi vecino maduro viudo.

Hola, esto que les voy a contar es real.
Tengo un vecino a cuadras de casa que se llama “tony”, tiene 48 años, se mantiene bien, grandote, algo de chopera, canas, ojos verdes y una sonrisa perfecta. Enviudo hace un año y el hijo se había ido a vivir al sur. Por ende estaba siempre solo en su casa. Parecía medio deprimido. Pero no dejaba de lavar el auto en la puerta, ni de laburar de medico.
A veces pasaba por su casa y sentía un olor a marihuana terrible, lo que me re copaba (porque fumo siempre paraguayo).
Un dia me anime y cuando estaba lavando el auto, paso caminando y le pregunto si cultivaba marihuana porque siempre sentia olor y queria saber si no me daba unas semillas para probar.
El chabon me dice que si, que pase en un toque cuando termine de lavar el auto.
Era un domingo de verano, caluroso. Fui al rato, me hace pasar y me muestra las plantas de marihuana. Se me caía la baba, me dice si queria probar. Y yo le digo que si obvio.
Fumamos, era re interesante mi vecino! pegamos onda al toque, nos entendíamos, y no parábamos de reírnos. Hasta que en un momento dice un comentario algo como “con los putos no se puede hablar, solo hablan de pijas”
A lo que yo le digo: yo soy gay y en ningún momento hable de pija. No te niego que no seamos mas calentones, pero una cosa no quita la otra.
y me contesta: en serio? perdona, bueno, tenes razón, todos los dias se aprende algo..
Seguimos hablando, hasta que se hizo de noche y fuimos a comprar unas cervezas para seguir, hacia mucho no generaba esta complicidad con alguien.
Me hizo escuchar unos cds, y entre charla y charla me empieza a preguntar cosas como, como te diste cuenta? si nací asi y todas esas giladas.
Lo que me permitió preguntarle con completa soltura y normalidad si nunca había probado con un tipo.
y me dice: en estas pocas horas te conocí tanto que ya se que estas insinuando jajaja
yo: para insinuar algo primero lo tenes que haber pensado
y ahi nomas voy hacia su sofa y le como la boca. Empezamos a besarnos profundo y suave. A un ritmo sumamente excitante. Mi bulto estaba contra el suyo y lo empecé a frotar. teníamos las pijas re duras.
Vamos a la cama me dice.
En la cama nos quedamos en calzoncillos y podia sentir el contorno de su enorme pija contra la mia.
Me agarraba el orto con sus manos gigantes y me hacia presión en mi ano con la mano. Eso me puso a mil. y no aguantaba mas.
empecé a bajar lamiéndole todo el cuerpo y llegue hasta ese bulto. lo olí. tenía ese olor a pija limpia perfecto. le baje los calzoncillos y sin tocar la pija con las manos, le empecé a lamer esos enormes huevos que tenia, desde ese momento empezó a gemir.
subí con la lengua hasta la pija, y me la meti en la boca. Era la pija mas rica y gorda que probé en mi vida. Me babie todo atragantándome desaforadamente con semejante pija. Estaba desesperado chupando esa pija.
Guille me agarraba la cabeza y me acariciaba diciéndome: dale chupala putazo, sos un amante de la pija, y seguia gimiendo

Yo:Ponemela, quiero sentir esta verga adentro.
guille: no tengo forros
yo: podes ser la excepción, me volves loco
guille me chanta un beso y me empuja boca abajo contra la cama. Me acomoda y me empieza a chupar el orto.
le daba sin asco desaforadamente. Me hacia gritar como una puta cuando sentia la lengua adentro mio.
Se escupe la pija, y me la empieza a meter de a poquito, siento su enorme cabeza adentro mio, y ese tronco metiéndose.
Me dolía un poco, pero estaba totalmente entregado al placer.
Empezó bombeando de a poco hasta romperme el orto. Los dos no parábamos de gemir. cambiamos de pose, patitas al hombro, y me metía la pija hasta el fondo. sentia que me quebraba por dentro de placer.
Estaba tan excitado que me acabe todo el pecho y el al ver eso empezó a darme bien duro hasta acabarme todo adentro. Senti toda esa leche calentita dentro de mi.
Despues de eso nos quedamos dormidos, al otro dia me lo volvi a garchar a la mañana.

Estamos saliendo en secreto, nunca estuve tan bien.

Relacionados:

Relato gay: Siendo pasivo por primera vez Hola! mi nombre es Valentino, tengo 19 años. Este es mi primer relato, y les voy a contar como me desvirgaron la cola la semana pasada. hace unos a...
Relato gay argentino: “El primo de mi vecino... Bueno amigos, me encanto esto de escribir mis historias, a pesar de que es mi elección ser un "tapado" y no me arrepiento hasta ahora, me gusta la id...
Relato gay: “El cuento del tio al taxista... Mi nombre es Andres, tengo 25 años y soy del sur de la Pcia de Bs.As. Mido 1.80, tengo ojos verdes, pelo castaño claro y cuerpo delgado definiéndos...
Relato gay argento: “El amigo de mi papaR... Les escribo esto que paso la semana pasada. Tengo 26 años y el amigo de mi papa 62. Hasta hace poco yo tenia novia, vivia con ella y al separarme me ...
07
may

Relato gay: Me desvirgaron la cola unos turros

Tengo 18 años y soy de Córdoba, estoy bien marcado y tengo una cola bastante grande y parada. El hecho pasó una tarde en el colegio, tengo muchos amigos y entre ellos, un turro. Es bastante guapo de cara y de cuerpo bien marcado siempre va al gym y unas nalgas excelentes. Es muy apetecible y algo afeminado, el hecho es que un día decidí sentarme a su lado, nos reímos y hablábamos demasiado, estábamos sentados al fondo del curso. Luego del último recreo empecé a seducirlo hablándole más suaves y acariciándole la espalda y demás, el cruzó su brazo sobre mi espalda y me hablaba muy suave y coqueto. Hasta que yo tiré mi última arma de seducción, me acerqué a él un poco y me apoyé sobre el banco, mientras que estaba sentado en la silla yo empecé a sacar cola, al usar remeras ajustadas, se me marcaba bien la espalda.
En definitiva, dejamos de hablar un rato y en ese rato, el no aguantó más y empezó a tocarme las nalgas, se hizo mas atrás y yo no lo miraba, miraba solo el pizarrón. Luego metió su mano dentro de mi pantalón tocándome cada rincón de mi cola mientras que yo decía dentro de mi mente “Seguí seguí no parés!”. Después de un largo rato, metió la mano adentro del boxer incluso se escuchó el ruido que hace el boxer cuando lo soltás y golpea la piel, eso me excitó mucho, comenzó a tocarme la cola más intensamente, me apretaba las nalgas e incluso llegó a meterme su dedo en mi ano, lo cual me excitaba tanto, hasta que 3 minutos antes de salir del cole sacó su mano y se fue a preguntarle algo a la profesora. El volvió mientras yo guardaba mis cosas y comenzó a hablarme como si no hubiese pasado nada.
Mientras salíamos me dijo que me invitaba a jugar a la PS3 con unos amigos en su casa el Sábado, y aquí comienza lo bueno.

Cuando llegué a mi casa me clavé como 4 pajas con lo que pasó en el colegio, fui al baño y me quedé un largo tiempo sentado en el bidet recibiendo chorros de agua sobre mi ano y largando esa misma agua, luego salí del baño y agarré el envase de plásticola que tiene forma de pene y me lo metí bien adentro, para prepararme al día siguiente.
El Sábado repetí lo mismo, luego me cambié me puse un boxer bien ajustado, una remera rosa al cuerpo, unos shorts de jeans rotos bien cortitos y ajustados para que se me vieran las piernas y las nalgas (cabe destacar que tengo piernas bien marcadas y depiladas), y unas zapatillas negras. Más trolo imposible!, fuí vestido bien putito para calentarlo, y fui a su casa.
Llegué y me recibió el en cuero y con un pantalón corto blanco, pasé y entré al living digamos, me senté en el sillón y el me dijo: “Esperá un cachito ya vengo” y fue a la pieza de él a no sé que, luego volvió y me preguntó “Sos gay vos?”, yo le dije; “Sí, pero no se lo digás a nadie porfa” me dice: “entonces vení” me paró con sus dos brazos y comenzó a besarme como si estuviese desesperado, luego me agarró de la mano y me llevó a su pieza donde había 3 amigos de él desnudos y con gorras puestas en la cabeza, mi amigo me dice: “Acostate ahí” y me acosté en su cama luego me dice: “ponete en cuatro” me puse en cuatro y uno de sus amigos rompió el short le hizo un hueco grande y mi boxer también lo rompió y luego me lameaba toda la cola, mientras que otro de sus amigos me dijo: “Chupala putita” y metió su pene en mi boca, luego el de atrás comenzó a penetrarme bien fuerte, mi amigo y otro se quedaron mirando y masturbándose. Al cabo de unos 20 minutos chupando pija y recibiendo un buen pene gigante, el de atrás me eyaculó dentro de mi ano y el otro en mi boca. Apenas me eyacularon los dos, mi amigo comenzó a penetrarme y el otro simplemente metió su pene en mi boca, los otros dos se vistieron y se fueron sin saludar. Mi amigo gritó “Te gusta? putito reventado” luego de 30 minutos el de adelante quitó su pene de su boca y me eyaculó en mi espalda, luego se agachó y me besó, saludó a mi amigo y se fué, mientras que mi amigo seguía penetrándome más rapido hasta que eyaculó adentro de mi ano. Luego se acostó en mi espalda y me besaba mientras me decía: “Te amo putito, te gustó el regalito? hermoso” y yo le dije: “Me ré gustó te amo mucho”, y luego el se paró y me prestó un pantalón de joggins suyo, parecido a uno que tengo, el shorts de jeans quedó lleno de semen lo guardé en una bolsa de plástico, luego nos besamos con mi amigo un largo rato, hasta que llegó la noche y tuve que irme. Por suerte cuando fuí a la casa de mi amigo, mi familia no estaba, asi que no vieron como fuí vestido, el short lo guardé en mi armario bien escondido, no pienso arreglarlo y a mi boxer tampoco, y con mi amigo tuvimos y tenemos relaciones sexuales, ojalá dure por mucho.

Relacionados:

Relato gay argentino: “El primo de mi vecino... Bueno amigos, me encanto esto de escribir mis historias, a pesar de que es mi elección ser un "tapado" y no me arrepiento hasta ahora, me gusta la id...
Relato gay: “Con mi alumno” Bueno mi nombre vamos a decir que es Lucas, soy de Entre Rios y este es mi primer relato. Soy profesor de electricidad y les doy clases a jóvenes ma...
Relato gay: “En el bondi” Buenas,me llamo Daniel, soy de Pilar,Bs. As.,tengo 25 años,flaco, 1.70 y no creo que tenga tanta cara de putito , pero esto me paso el domingo a la m...
Relato gay: “el compañero pajero” Hola a todos, mi nombre es Santi tengo 22 años, estudio veterinarias. comparto depto con un compañero de la facu, es un depto chico que tiene una so...
04
may

Relato gay argentino: CAMIONEROS EN ARGENTINA

A full en la estación de servicio de la ruta 51

Venía re cansado del sur, se acababa un largo viaje antes de llegar a mi ciudad, hacía calor y decidí descansar un ratito en la estación de servicios de la rotonda de la ruta 51 en Saladillo y paré ahí, viajaba en coche y aburrido.

Una parvada de gansos le daba color a esa hora tranquilisima de la siesta, unos pocos camioneros bajo los arboles se daban al descanso; en la parte trasera hay una lagunita y un parque y ahí habían algunos sentados dormitando.
Me fije en que estaban sólo con boxer… me fumé un puchito y me senté a charlar con ellos… eran mendocinos y esa tonadita hacía más amena la charla, después de hablar de fútbol de minas de precios y de tantas pelotudeces, nos saludamos y dije que iba a las duchas; me dijeron que eran muy limpias y que era un gusto usarlas, sobre la marcha el más flaco y morocho…. el otro era un gringo blanquecín, dijo que el también iría a ducharse para pasar el calor y para seguir ruta.
Yo me dirigí a las duchas que están junto al baño de varones.

Entré -por cinco pesos. hay una flaca piola que es la que mantiene limpios los servicios. Me desvestí y me puse a afeitar… en eso llega el morocho con una baranda de transpiración muy evidente, como venia sólo con un bermuda y una musculosa para poder entrar en el full, rápidamente se quitó todo y se quedó en bolas… haciendo un par de cargadas
Yo me seguí rasurando y mirando por el espejo, el racimo del flaco estaba muy veraniego o sea con las bolas que casi le arrastraban -separándose de calor del cuerpo- y una chota morcillona

Continuar viendo las fotos »

Relacionados:

Relato gay: Recien mudado Esto paso hace unos años, cuando ocuparon nuevamente la casa de enfrente a la mía. Empiezo hablando de mi, mido 177 soy flaco, no tengo un cuerpo pe...
Relato gay: con mi mejor amigo de la U Me llamo David, lo que voy a contar me sucedió hace ya un tiempo atrás, cuando estudiaba en la facultad, al igual que otros compañeros todos venía...
Relato gay: “Dos policías venezolanos”... Leo no se sentía bien en Caracas; la empresa le había exigido residir ese año en el extranjero “como un sacrificio por nuestro futuro en Hispanoa...
Relato gay: Debutando como NenePAS a lo grande! Hola, me presento: Me llamo Adrián, soy BiSex (PAS), tengo 21 actualmente, voy a contarles mi primera vez como nene pasivo. Cuando era muy pendex...
El contenido de los videos y fotos no es responsabilidad de Gaysenargentina.com sino de los usuarios que aqui los presentan. Entrada prohibida a menores de edad, si eres menor te pedimos que abandones la pagina y si es Ud padre informese.