web analytics

Estas viendo todo lo que hay en GaysenArgentina.com de 'Relatos Gays'

03
sep

Mi primer pete empezó en el bondi

Medidados de los ´90, Mendoza.
Salía de clase de educación física y como los más grandes recordarán el transporte público no era muy bueno. Me tomo el bondi rumbo a casa e inmediatamente se llenó, viajábamos como sardinas, literalmente.
De repente siento que estoy rozando a alguien con mi bulto, me dio mucha vergüenza y como pude me corrí un poco hacia atrás. El colectivo gira en la rotonda de la terminal y nuevamente siento un roce, miro y era una mano abierta, casi, casi como queriendo agarrarme el bulto. No sabía que hacer, yo era un adolescente pajero y muy calentón, pero muy vergonzoso. No atiné a hacer absolutamente nada, mi corazón comenzaba a latir más rápidamente y mi erección comenzaba a nacer.
Frenada brusca; y la mano se apoya sobre mi entrepierna, la dureza de mi pene fue instantánea, no me animaba a mirar de quién era la mano, mis nervios me impedían reaccionar, estaba paralizado por una mano que me agarraba ahí abajo.
El colectivero detiene la marcha y pide que nos corramos “un pasito más atrás” que las enfermeras del Hosp Notti querían volver a sus casas y que seamos solidarios y hagamos lugar. Yo creo que no había mas lugar.
En ese acomodamiento de todos los pasajeros, la persona que me manoteaba se da vuelta y me apoya el culo contra mi, ya notorio bulto. Yo transpiraba, no sabía que hacer, dos pensamientos se me cruzaban, es mi oportunidad de ponerla por primera vez y que pasa si me ve alguno de mis vecinos!? ya que era la línea que me llevaba hasta Rodeo de la Cruz,lugar donde vivo.
Cada tanto la mano de ese hombre, acomodaba mi erecto pene entre sus nalgas, que se insinuaban en un jogging.
Llevando a la localidad de Villa Nueva, me agarra la pija, gira, me mira a los ojos y me lleva a descender por la puerta trasera. Dude, pero me dejé llevar.
Al bajar no sabía como caminar, mis blancos shorts no disimulaban en absoluto mi pira dura. el sujeto me pasa un sueter, con eso me tapo, para poder caminar.
Hicimos dos cuadras, sin mirarnos y sin decir palabra. Llegamos a un pasillo, entramos, yo siguiendo a ese hombre, de unos 30 años, rubio y de cara aniñada. ( por fin pude arreglarme el bulto… en la calle no me animaba y lo traía super apretado )
Abre la puerta, me pide que pase, atravieso la puerta y me detengo, cierra detrás de mi, siento el cerrojo, me asusto, no sabía que me podía pasar, estaba que explotaba si me tocaba una vez más, seguro que acababa. Él se pone delante de mi, se arrodilla, me soba la garcha, me baja el short, me mira a los ojos, en su rostro se dibuja una sonrisa libidinosa, se engulle mi pija, la chupa de manera suave, me hace pequeños mordiscos en el tronco y dulces besos en el glande. No habrá echo más de dos o tres succionadas que largué toda la leche que tenía, mi corazón no latía mas despacio, mis piernas flaquearon, mi sensación de dolor y placer era maravillosa.
Me limpió hasta la última gota, yo ni siquiera había hablado, no sabía su nombre, solo sabía lo que era el placer de eyacular en una boca.

Relacionados:

Relato gay argento: “como se si me ama tambi... Buenoo.. aqui voy: soy de salta capital y acabo de terminar la secundaria... tengo 18 recién cumplidos, me llamo Juan y escribo esto para pedirles su ...
NUESTRA PRIMERA VEZ CON UN MADURO Hola a todos! somos Lucas y jero, somos una pareja de 27 años ambos, estamos de novios hace 4 años y hemos hecho un par de fiestas en lo que llevamos ...
De Hetero a Gay Pasivo por Eyaculación Precoz. Mi ... Hola, queria dejar mi relato, de mi primer vez como gay, y con un policia que conocí en Internet. Esta es una historia real, prefiero que sea anonima,...
Relato gay: “Con mi primo” Córdoba. Era agosto, creo, hacía calor en esos días, y estábamos solos con mi primo en mi casa. Y bueno, se dio. Estábamos viendo una porno y nos exci...
31
ago

Relato gay argento: De vacaciones con amigos.

hola soy Diego, tengo 22 años, mido 1,78 soy pelirrojo, ojos verdes, un cuerpo bastante trabajado en el gym, soy homosexual, y activo.
Volví de mis vacaciones en cancún con unos amigos, nos bajamos del avión a las 11 de la mañana y decidimos almorzar el el aeropuerto, terminamos de comer y nos tomamos un taxi al hotel, nos acomodamos y salimos corriendo para la playa.
No tardamos mucho en meternos al mar con mi amiga Camila, (si no fuera homosexual ya me la hubiera garchado), mientras que mis otros dos amigos Nicolas (que esta tan bueno como yo, pero el es morocho) y su novia Macarena se quedaron tirados el la arena. Con Camila decidimos ir a buscar unas patas de rana para nadar un rato, llegamos al puestito de guardavidas para preguntarle donde las podíamos conseguir. El guardavidas (un chico con una cara hermosa, morocho, alto, flaquito pero tenía todo marcado con una sunga roja que le marcaba en culito) nos dijo que dentro de 5 minutos salía con un grupo de personas mas y si nos queríamos sumar, con Cami le dijimos que si y le fuimos a decir a los chicos.
Nos dio las patas de rana y salimos nadando, dijo que íbamos hasta una islita que estaba cerca, llegamos y nos encontramos con una cabaña preparada, con bebidas, comida, dijo que dentro de 15 minutos íbamos a dar un recorrido por la isla y despues íbamos a volver.
Salimos a dar el recorrido con otro guía bastante lindo tambien. -Este me lo quedo yo- me dice Camila riéndose -Todo tuyo yo me quedo con el guardavidas- y nos empezamos a reír los dos. Le dije a Camila que iba para donde estaba el guardavidas.
-Hola soy Diego- le digo estirándole la mano para saludarlo.
-soy Lucio, como andas?- me dice el. La conversación siguió un rato hasta que me dijo -Que bien que nadas, se nota que te gusta nadar, digo por la espalda que tenes- me toca la espalda y larga la carcajada. -No estas nada mal vos tampoco- le digo agarrándolo del hombro. -Bueno hace dos años que trabajo aca -me dice tocándome la parte baja de la espalda, seguimos caminado, contando chistes, riéndonos, hasta queme decido y le digo -A que hora termina tu turno de guardavidas? -A las 7 por?- me dice un poco nervioso- para ir a tomar unos tragos con mis amigos y de paso si podes traer a tu amiguito el guía para mi amiga mejor jajajaja -Bueno yo hablo con Santiago ajaja- me dice -Dale estamos en el hotel que esta en la playa de donde salimos, yo estoy en la habitación 27. -Bueno tipo 7 y media vamos- me dice sonriendo. Cuando quisimos acordar ya estábamos en la cabaña de nuevo, -En 5 minutos salimos para la playa- dice Santiago.
-Cami hoy a las 7 y media nos encontramos con el guardavidas y el guía- la cara de alegría de Camila era inmensa.
Salimos nadando para la playa, llegamos a la orilla y le dejo las patas de rana a lucio, y cuando se da vuelta le doy un golpesito en el culo con la mano, se dio vuelta para ver quien fue y al ver que fui yo sonrió, al ver que no se molestó me di cuenta de que el era homosexual, eso me dio mucha confianza para esta noche.
Llegamos al hotel cada uno se fue a su habitación, me bañé me afeité, me puse perfume, me vestí y les fui a decir a nico y maca si querían venir con nosotros, ellos no aceptaron, lo que no me molestó.
Cami entro a mi habitación, con un vestidito muy cortito, estaba matadora, tocan la puerta y salimos de la habitación, saludamos a Lucio y a Santiago, salimos del hotel y fuimos a un bar que había a tres cuadras del hotel, llegamos, empezamos a tomar, a eso de las 9 de la noche decidimos ir a cenar a un lugar en la playa, comimos a las 10 y media, nos reímos, charla va charla viene, se hicieron las 12, salimos a caminar por la playa, Santiago abrazo a camila y le empezó a decir cosas al oído, despues de un rato de camianta se fueron con la excusa de que Camila estaba cansada y el la iba a acompañar, se despidieron y nos quedamos solos los dos, lo abracé por encima de los hombros sin decirle nada, el no se molesto, al contrario, el me abrazo por la cintura, caminamos hasta llegar al hotel, y me acompañó hasta mi habitación.
-no queres pasar?- le digo.
-no se es un poco tarde, y mañana trabajo, no se- me dice
-dale un rato.
-bueno pero un ratito. Al entrar le doy otra nalgueada -De última te quedas a dormir- le digo riéndome. Se da vuelta y me come la boca, -Espero que no te haya molestado- me dice -Vení para aca!- le digo subiéndolo a upa mientras le comía la boca y le daba besos en el cuello, lo tiro en la cama, me desprendo la camisa y el hace lo mismo, me pongo arriba de el y nos seguimos besando, empiezo a bajar, le chupo las tetillas, los abdominales, le desabrocho el cinturón, le bajo la bermuda, y me doy cuenta de que no tenia ropa interior-Venias preparado?- le digo, a lo que el se ríe, empiezo a chuparle la pija, no era la gran cosa pero me gusto chuparsela, tenia un sabor diferente a la de los chicos de buenos aires, dejo de chuparsela y subo otra vez, le doy otro beso, me aparta y se pone el arriba mío, me chupa las tetillas el tambien y me las muerde, cosa que me calentó mas, siguió por los abdominales, les pasaba le lengua de arriba a bajo, me saca la bermuda y me la empieza a chupar a través del boxer, me lo saca con los dientes y me la empieza a chupar. Despues de un rato me dice -Que buena pija papi. y la seguía chupando con mas ganas, me chupo hasta los huevos.
Despues de un buen rato, fui hasta mi bolso y saque un preservativo y gel lubricante,-vos tambien venias preparado- me dice poniéndose boca arriba con las piernas bien abiertas, me pongo el preservativo y le pongo un poco de gel en el culo, se la meto despacito hasta el fondo, el gemía de placer y un poco de dolor, de apoco empiezo a acelerar la penetración, empezó a gemir de placer y se olvidó del dolor por completo, me agache, le di un beso y el entrelazó sus piernas a mi cintura, me abraza y yo me paro para darme vuelta y quedar yo abajo y el sentado sobre mi, dejo de besarme y empezó a saltar un ratito fuerte y un ratito mas despacio, se empezó a masturbar, estaba tan excitado que acabo en mi pecho, sentir toda esa leche calentita, me excitó mas y empecé a darle mas fuerte hasta que llegué al punto que no daba mas y le pregunté -donde la queres?- – En toda la cara- me dice agitado mordiendose los labios, se para y se acuesta boca arriba sobre la punta de la cama, yo me masturbo y le acabo en la cara y el se trata de limpiar todo lo que puede y se lo traga, me la chupa para limpiarla, lo hago parar para darle un beso, el se agacha y me limpia el pecho con la lengua, mordiéndome los pezones, me da otro beso muy largo y me dice -Te jode si me baño? -No, bañate tranquilo, ahi en esa puerta tenes un toallón. -Te podes bañar conmigo si queres. Y se mete en la ducha, despues de unos minutos me meto con el y le empiezo besar la espalda, el cuello, se da vuelta y me empieza enjabonar el pecho, los abdominales, la pija los huevos,yo hice lo mismos, terminamos de bañarnos, nos secamos, el se estaba por vestir para irse y le digo -No te queres quedar a dormir? el accedió, nos acostamos, y dormimos, a la mañana me despierto y el ya no estaba, me había dejado una notita pegada en la heladerita (que todavía la tengo guardada) “Perdón por dejarte y no poder desayunar juntos, pero me tenía que ir a trabajar, fue una noche espectacular, nunca lo había pasado así de bien, gracias por esa noche. Te dejé el desayuno en la heladera”, desayune y salí a buscar a Camila, cuando iba a tocar la puerta salía santiago, yo entré en la habitación de cami y nos pusimos a hablar de lo que paso anoche.
Nos encontramos otras 2 noches mas, y la última fue la noche anterior a irme.
Espero que les guste mi relato.

Relacionados:

Relato gay argentino: Una relación medio rara No se como empezar a hacer esto, pero a alguien tengo que contarle esta "historia", por así decirlo, porque supongo que se merece al menos no morir co...
“Con mi amigo despues de 20 años” La historia que voy a contar es totalmente real, cambiare únicamente los nombres para protegernos ya que ambos somos casados y formamos nuestras famil...
Con mi amigo le hicimos la fiesta a un Maduro Hola, me llamo Franco, tengo 20 años, delgado, 177 cm. Este es mi primer relato aquí y paso hace 3 años. Una noche, me junte con uno de mis mejores am...
Relato gay argentino: “Una semana sin camina... emm hola me llamo José tengo 19 años, mi historia empieza cuando conozco al hermano de la señora que limpiaba mi casa, el hermano era gay, (lo supe mu...
26
ago

Pajeando a mi amigo dormido

Es una historia simple, paso ayer y quería compartirla. Tengo 20 y todavía no estuve con otro chabon, aunque espero que pronto se de. Anoche me quedé a dormir en lo de un amigo. Somos amigos desde que empecé la facultad, pero nunca me gusto. Cuando estamos en grupo y sale el tema de sexo, siempre dice que en el colegio de provincia donde vivía le decía tripode (por pijudo). A mi no me constaba, hasta anoche.
Nos tiramos a dormir en su cuarto. El en su cama, yo en un colchón en el piso. El hdp roncaba como viejo y no me dejaba dormir.
Entre lo que no podía dormir se me puso re dura y sin saber muy bien porque me dieron ganas de tocarlo. De verdad todavía no sé como me animé, pero me puse al borde de la cama. Primero puse la mano buscando su bulto, atento a que no se despierte. como seguía roncando me animé a meter la mano despacito por debajo de la colcha. Sentir su pierna peluda me puso a mil… mi pija palpitaba sola.
Meto la mano debajo del slip, siempre pendiente de que siga roncando (jajajaja) Sentir sus pendejos enredarse en mis manos me hacían dar vueltas la cabeza… yo estaba embaladisimo!!!!
Llego a su pija y la siento super gruesa aunque todavía estaba dormida. Lo voy acariciando, suavito para que no se despierte (el) pero sí su pija…
Aunque no la vi, sí sentía como crecía con mis caricias… realmente no exageraba el hdp al decir que era pijudo
Mientras con una mano tocaba su pija, con la otra me pajeaba a full hasta que acabe… pero no quería soltar la suya.
El hdp seguía roncando, así que seguía pajeandolo suavito aunque cada vez más rapido. en eso siento que se mueve un poco, paro un toque pero como seguía roncando sigo con su pija en la mano y siento un líquido viscoso entre mis dedos… fue la gloria!!!!
como dejó de roncar y se movio, quiza por la acaba que acababa de darle, saqué la mano y me quede quieto, agachado al costado de la cama oliendo los rastros de su leche y probando un poquito…
vuelvo al colchon y no paraba de olerme la mano y sentir su olor a macho… todavía seguía a mil… esta vez fui al baño y ví que mi slip tenía tremenda lecheada… me lave un poco y volví al cuarto
El ya no roncaba
Espero que me siga invitando a dormir, ya les contaré si pasa algo más…

Relacionados:

Relato gay: “El amigo gordito y peludo de mi... Este relato es real , paso en diciembre del 2013, yo soy un gordito 20 años 1.90 unos 100 kg. el amigo de mi papa es un gordito peludito de 30 años 1....
Relato gay argento: “Cogiendo con mi primo&#... Bueno esto que voy a contarles es el final bastante predecible de una relación entre mi primo y yo. Un día de hace algunos pocos meses me puse el de...
Relato gay argento: “Mi primer polvo” Mi primer polvo. Un dia me llama mi colega Carlos para jugar un basket. En esa epoca el tenia 18 años yo a punto de 19. El partidillo fue con otros q...
Relato gay: “el compañero pajero” Hola a todos, mi nombre es Santi tengo 22 años, estudio veterinarias. comparto depto con un compañero de la facu, es un depto chico que tiene una sola...
21
ago

Relato gay argento: Como perdí el boxer

Buenas gente de la página. Soy fan desde que los descubrí y les dedique varias pajas. Si me permiten quiero contribuir con un relato de una experiencia mas o menos reciente. Tengo 36 años, soy flaco, machín, pija normal, y solo activo. No tengo mucha facha pero si actitud. El invierno pasado contacte un flaco casado por internet. Luego de varios contactos por whatsapp quedamos en encontramos en una esquina. Vivo en una ciudad chica y es medio complicado hacer eso pero estaba caliente y el vago parecía valer el riesgo. Espere unos minutos con un frío que se cagaba y apareció. No era fachero, pero bien masculino y estaba vestido como recién salido de la oficina, prolijo y formal. Le tendí la mano helada por el frío. Me presente y lo seguí a su casa, aprovechando de relojearle la cola que no pude verle bien. Llegamos a su casa y me condujo a una habitación cruzando un patio. Era extraño y por ende muy excitante. Cuando entre había una pequeña habitación apenas iluminada por el monitor de una pc encendida. La verdad a las dos de la madrugada y en la casa de un extraño lo menos que se te ocurre es hacer sociales. Yo ya me lo quería comer. Hacemos algo? Sugerí tocándome el paquete. Me miro el bulto y dijo, para eso vinimos. Se saco la campera que coloco prolijamente en un perchero. Yo me saque mi campera con capucha y la revolee por ahí. Vamos a la cama? Dijo.
No necesitamos cama le dije y de nuevo me empecé a acariciar el bulto insinuando que lo tocara. Por una cuestión de practicidad siempre uso pantalones de gimnasia que son mas fáciles de sacar y poner y zapatillas náuticas por lo mismo. Me baje el pantalón y el amigo se me escapaba del bóxer. Me lo empezó a tocar y masajear. Previamente habíamos acordado que no habría besos, yo lo hubiera besado pero el me dijo que prefería no hacerlo. Me sacó la pija del bóxer y me empezó a Pajear. Te la buenas manos. Chupala, le sugerí. Sonrió y se arrodilló. Mi pose favorita para que me la mamen. Primero me paso la lengua por la cabeza. A esta altura la chota estaba tiesa. Se trago la cabeza y como soy circunciso sentí de inmediato la saliva y su lengua. Me volvió loco. Le agarre los pelos y se la metí toda en la boca. Me sacó mas manos de su cabeza y empezó a chuparme la de un modo que me estremecía. Se la tragaba toda y con su lengua me tocaba a su vez los huevos. Se metía apenas la cabeza y de golpe se ma tragaba. Me volví loco y le agarre la cabeza contra la pared y lo empecé a coger por la boca. Con dos movimientos me saque el bóxer, el pantalón y las náuticas que quedaron por ahí. Apoye un pie sobre su pierna flexionada y lo cogí por la boca. Te gusta putito? Tragatela toda papa. Que rica boca tenes, le decía. A lo largo de mis experiencias me funciono bien ser medio sádico y decir malas palabras en la cama, y este caso no fue la excepción. Luego de unos minutos no aguante mas y le dije que me quería entrar por la cola. Sonrió y se acerco a un mueble a buscar forros mientras se abría el cinto. Yo fui detrás vestido aun con ma chomba, medias y la chota que me llegaba al ombligo. Le baje el pantalón y por fin le toque el orto. Tenia una especie de bóxer suelto estampado y nada sexy. Pero cuando se lo baje descubrí una colita lampiña y durita. Aun me acuerdo y se pone dura. Me arrodille y le bese las nalgas. Tenia perfume el hdp. No suelo hacer esto en un primer encuentro pero no me aguante y le abrí las nalgas metiendole la lengua. Creanme o no, el culo sabia a frutilla, de seguro usaba algún producto lubricante. Estaba bastante abierto y me metí la lengua.
El chabon empezó a gemir y la pija me dolía de dura. Se la chupe un buen rato mientras el se inclinaba para dejarme mas expuesta esa cola hermosa, sentía los bordes del ano y esa sensación increíble cuando metes la lengua en un culo lampiño. Queres pija papa? Si macho, me dijo. Se sacó la ropa y quedo casi en bolas. Yo me apure a sacarme la chamba y quedamos los dos con las medias puestas por el frío del piso. Le saque el forro de la mano y lo abrí con maestría de calentón que quiere ponerla. Me lo puse y le volví a lamer ese ano increíble para lubricarlo. Se la apoye y lo agarre de la nuca para bajarle la cabeza y que sacara mas la cola para mi. Entro fácil, mi pija no es gruesa, pero lo oía gemir y eso me volvía loco. Dos o tres embestidas y se escucho un ruido de portón abriéndose. Es mi mujer! La puta madre! Vestiré rápido pendejo! Yo me quede pasmado y sin entender mucho. Supuestamente la mina se había ido de viaje. Escuche ruido de voces.me vestí como pude. El chabon se puso el pantalón, los náuticos y salió poniéndose una campera. No te muevas de acá me dijo. Yo me puse ma chomba y el pantalón pero nunca encontré el bóxer. Agarre la campera y las zapas y sin saber que mierda hacer me senté en la compu. Abrí la ventana de youtube y teclee una canción de madonna. La puta madre, se va a dar cuenta que soy puto si me ve ma mina escuchando esto. Puse un partido de fútbol, lo primero que se me ocurrió. Estaba muy nervioso pero la pija aun no me bajaba. Me la acomode cuando de repente apareció el chabon y me dijo que saliera ya sin hacer ruido. En circunstancias así mas vale ser obediente. Lo seguí en silencio y salí por el garage. Después te escribo me dijo y ya estaba en la vereda. Zafe no se como. Me puse la campera y la capucha y me fui caminando. Caliente. Doblemente. Con poco disimulo me saque el forro que en el apuro todavía tenia puesto en la pija dormida. Nunca recupere el bóxer. Por las dudas, no volví a ver al chabon. Esa noche termino con una paja.

Relacionados:

Relato gay:”Experiencia con mi amigo” Bueno. Este hecho me ocurrió el ano pasado. Tenia 18 anos y me había cambiado de escuela. En el curso había un chico muy lindo, blanquito, rubiecito y...
Relato gay: “Con el mejor amigo de mi exR... A un mes de haber terminado con mi ex yo continue conservando la amistad con su mejor amigo ezequiel, una tarde fuimos a un picnic en el planetario ju...
Relato gay: “DE DIA HIJO Y DE NOCHE MUJER DE... Hola amigos, quiero compartir con ustedes la relación de amor filial vivida con mi padre. Mi nombre es Lucas, soy cordobes, tengo 18 años, actualm...
Mi primera vez con mi tio Tenia como 18 años y siempre me fantaseaba con mi tio. Una vez lo vi cuando se salía de bañar y me pensaba bañandome con el. Una noche había una fiest...
18
ago

Mi primera y única vez gay

Diría que me considero bisexual pero 100% activo aunque no estoy seguro de la parte gay, lo que si se es que me gusta el sexo y si fuera mujer seria una PUTA PUTAAAAA! pero lo que sucedió simplemente se dio y hoy en día puedo lograr una erección completa viendo vídeos de hombres, o estando orinando en el baño o incluso en los vestidores. Esto fue en la universidad nacional de salta. Estaba entrando a clases con un compañero y le dije me voy al baño los cuales quedaban abajo del mismo anfiteatro A o B no recuerdo.

Cuando entre al baño como el horario de clases empezó hace 5 min seria normal que no hubiera nadie, pero cuando llegue a los mingitorios había un tipo que de inmediato noto mi presencia, me vio de re ojo y regreso su vista al frente y abajo.

Por esas casualidades de la vida “no se por que” en vez de irme a cualquiera de los mingitorios me fui a su lado esa mirada fue sospechosa y me hice el que orinaba por que las ganas se me fueron como cuando te ríes de una broma que no te esperabas. El me miro como nervioso y yo lo mire entonces regreso su vista a su mingitorio en un ops me equivoque “yo pensé, tiene alguna droga!” y así como así pase mi vista y prácticamente toda mi cabeza por sobre el divisor para ver que estaba haciendo. Pero lo que vi fue normal estaba con el miembro al palo y lo pelo para que se lo viera ¬¬ decepcionado regrese mi vista a lo mio y orine sin mas preámbulos.

El salió del mingitorio al mismo tiempo que yo y me fui a lavar las manos, para mi sorpresa el no me siguió para la salida del baño, si no todo lo contrario; era como que había desaparecido. Se me congelo la sangre O.o y pensé que fue un fantasma?!… regrese a los mingitorios pero nada, corrí a los divisores de los inodoros donde vi las 4 puertas abiertas O.O se me puso la piel de gallina pase los primeros 3 y nada; pero en el ultimo estaba este tipo con los pantalones y bóxer en los tobillos y la camisa y remara en la barbilla manoseándose lo suyo a dos manos huevos y palo.
Continuar viendo las fotos »

Relacionados:

“Chupando pija en plaza pakistan” Locos uno de los mejores videos gays con relato incluido que nos ha llegado; es de Martín y nos cuenta la historia:"Mi nombre es Martín, tengo 20 años...
Relato gay argento: “El Galleguito” Hay zonas de nuestra vida que parecen no tener nada que ver con otras, y sin embargo el tiempo nos demuestra que todo es una sola cosa. Hablo de esto ...
Cualquier momento es buen momento Pt 2 PARTE 1 La ultima vez que lo habia visto a mi tio fue en un bar. Recordamos cosas de mi niñez y de las antiguas reuniones familiares. Pero siempre...
Relato gay: “Con mi alumno” Bueno mi nombre vamos a decir que es Lucas, soy de Entre Rios y este es mi primer relato. Soy profesor de electricidad y les doy clases a jóvenes may...
12
ago

Relato gay: Volviendo del trabajo

Soy francisco, de 33 años, bisexual tapado, pero calentón. Esto me ocurrió cuando volvía del trabajo. Cansado, después de un largo día, fui a tomar el subte como siempre. La estación repleta. Deje que se fuera el primer tren y me aliste para subir al siguiente. Se abren las puertas, y el malón de gente me lleva. Quedo en el medio del pasillo, apretado, frente a mí, un morocho robusto, con brazos y manos grandes. Torso ancho. Quedamos frente a frente, casi apoyados uno sobre el otro.
Yo no podía levantar la mirada, porque me había intimidado, si bien soy calentón, me cuesta romper el hielo.
El tren toma velocidad y empieza con sus vaivenes. En una curva, me voy con la inercia hacia él, apoyando todo mi cuerpo en el, por lo que le pido disculpas mirándolo a los ojos. El me responde con una sonrisa y me dice que no me haga drama. Yo no puedo evitar sentir que me sonrojaba, porque estaba comenzando a tener una erección. Creo que él lo noto porque bajo su mirada hacia abajo y cuando la subió, me volvió a sonreír.
Seguimos viaje, y en eso siento que me rozan la pija. Pensando que fue el movimiento del subte, hago que no paso nada. Al rato vuelvo a sentir otro roce y mi pija reacciona poniéndose dura. Ahora ya no era un roce, me empezaron a sobar la pija. Bajo la mirada y sigo la mano para ver de quien es. Era del morocho, quien me vuelve a sonreír cuando lo miro. Ya estábamos por llegar a la estación donde me bajo así que disimulando, voy pidiendo permiso, y me acerco a la puerta.
Bajo y voy directo al baño del subte, tenía que tratar de bajar la erección que ya no sabía cómo disimular.
me acerco la mejitorio y sin importarme quien estuviera me empiezo a pejear, los que estaban dentro del baño, estaban pajeandose y viendo quien entraba, buscando algo. Ya con la pija al palo, veo que entra el. Me había seguido, se pone en el mejitorio de al lado y saca su pija, gorda venosa, más corta que la mía. Me separo un poco del mejitorio par que pueda tomarla con sus manos, y el sin dudarlo lo hace, me pajea un rato y chusmea par ver si no entra nadie. Los que estaban nos guiñan diciendo que ellos nos avisan si entra alguien. En eso él se baja y se mete mi pija en su boca. Me la lame de arriba abajo, se la mete al fondo, siento como me aprieta su garganta. Fue una de las mejores mamadas que me estaban dando. Iba tomando velocidad su chupada hasta que le digo que pare porque estaba por acabar. El meto la pija si siguió bombeando, hasta que no resistí mas y sintiendo un gran espasmo en mi vientre, comencé a lanzarle chorros de leche dentro de la boca, parecía que no acababa nunca, el seguía succionando, se trago todo lo que le di. Me limpio la pija con su boca. Se levanto y me dijo, ahora me toca descargar a mí. Pajeame así acabo, dijo. Yo extasiado como estaba, e invadido por la calentura y el placer, me olvide que estábamos en un baño público y me baje a chupársela. Estaba dura como roca, con cada chupada sentía como le latían la venas, hasta que sin avisarme, me lleno la boca con su leche. No me lo esperaba, así que tuve que escupirla. Se limpio la pija con un pañuelo y se fue. Yo me levante el cierre del pantalón, pase por el lavamanos y seguí viaje a casa.

Relacionados:

Relato gay argentino: “con mi amigo despues ... La historia que voy a contar es totalmente real, cambiare unicamente los nombres para protegernos ya que ambos somos casados y formamos nuestras famil...
Relato gay argento: “Hermoso viaje en tren&#... Esto que les voy a contar es 100% real y me paso antes de fin de año. Antes para ir a laburar tomaba el bondi, como mudaron oficinas a microcentro, ...
Relato gay: “Con mi primo” Córdoba. Era agosto, creo, hacía calor en esos días, y estábamos solos con mi primo en mi casa. Y bueno, se dio. Estábamos viendo una porno y nos exci...
Relato gay: “En el auto con mi amigo hetero.... Hola, me llamo Joaquín..Para empezar, voy a contarles que soy de Córdoba y cuando esto pasó tenía 18 años, ahora tengo 19 osea que fue hace poco.. Mi ...
06
ago

Relato gay: Primer día de facultad

De esto que les voy a contar hace ya unos años. Por entonces yo tenía 18.
Era mi primer semana en la facultad y yo estaba sentado, última clase del día, esperando al profesor. Grata fue mi sorpresa cuando lo vi entrar: un hombre de unos 30 años, el pelo castaño corto con unos músculos fuertes que se dejaban ver a través de su camisa blanca. Se presentó como Martín. De lo que dijo esa clase, no me acuerdo de casi nada. Solo me dedique a contemplar a ese hombre perfectamente hermoso.
Terminó la clase y yo me retrasé guardando mis cosas: quería salir último para poder ver desde atrás a mi nuevo profesor. Mientras acomodaba un libro que se negaba a entrar en la mochila, escucho una voz que me dice:
-Te vi que prestaste mucha atención hoy, seguí y así y no vas a necesitar estudiar mucho. -Levante mi cabeza y, como esperaba, era Martin.
-Ah, sí, eso espero. Mi voz sonaba suave y un poco nerviosa.
– No sos de acá, ¿no?, me preguntó. Por el acento digo.
-No, soy del interior. Estoy alquilando un departamento acá – y no sé porque, le dije la dirección.
-Mira vos, yo vivo en la misma cuadra. -Mi felicidad era inmensa. -¿Querés que te lleve? Estoy en auto.
– Dale, le dije, y lo seguí hasta su auto.
Él manejaba, yo iba de copiloto. Habían pasado unos minutos desde que habíamos arrancado cuando me dijo:
-Te pido perdón por el calor, se me rompió un ventilador del auto y no me anda el aire.
-No hay problema, le respondí mirándolo con una sonrisa tímida.
-¿Te jode si me quito la camisa? El calor esta insoportable.
Eso sí que me tomo de sorpresa, y ante la sola idea de ver a ese macho en cuero, una erección empezó a asomarse en mis pantalones. El corazón se me aceleró un poco y durante un segundo me quede mudo.
-No, obvio que no, le dije.
Entonces él intentó desprenderse un botón de la camisa, pero el tránsito le demandaba tener las dos manos ocupadas. Un segundo y un tercer intento reveló que, manejando, le iba a ser imposible sacarse la camisa. Yo, rápido y ventajero, le dije:
-¿te ayudo? Así te concentras en el manejo.
-Dale.
Continuar viendo las fotos »

Relacionados:

Relato gay: Primer boliche gay Hola, bueno éste es mi primer relato que escribo en el sitio, o incluso en el primer sitio de todos. La verdad es que ya he tenido varias relaciones c...
Relato gay: “Dos policías venezolanos”... Leo no se sentía bien en Caracas; la empresa le había exigido residir ese año en el extranjero “como un sacrificio por nuestro futuro en Hispanoaméric...
Relato gay: “MIS MUCHACHOS JUGADORES DE FUTB... HOLA COMO ESTAN, ES LA PRIMERA VEZ QUE ESCRIBO EN ESTA PAGINA, Y LES VOY A CONTAR MI HISTORIA, TODO ESTO PASO EN UNA CANCHA DE FUTBOL DE BARRIO, CON C...
Relato gay: mi primera vez gay, orgía, doble penet... buenas, bueno soy cantante 19 años y hace 5 meses cante en un pab de mi pueblo, al terminar de cantar bajo del escenario y sube una banda. Yo me pong...
El contenido de los videos y fotos no es responsabilidad de Gaysenargentina.com sino de los usuarios que aqui los presentan. Entrada prohibida a menores de edad, si eres menor te pedimos que abandones la pagina y si es Ud padre informese.