web analytics

Estas viendo todo lo que hay en GaysenArgentina.com de 'Relatos Gays'

31
ago

Relato gay argentino: “Gozando en Mar del Plata”

Hola, les cuento que soy uniformado y me gusta todo aunque con los hombres prefiero ser pasivo, soy casado.
Un día me mandan en comisión a Mar del Plata porque iba la presidenta, llegué tarde porque fui a dedo y me dicen que se había suspendido, como estaba ahí sin el control de una mujer con la que estaba juntado y no la quería me puse a llamar a la línea de encuentros gay y encontré una persona que quería verme, era profesional y vivía solo, fui caminando con un calor en la cola, hacía mucho que no tenía nada y me recibió en la puerta y subimos a su dpto, ahí me invitó algo y me dió un beso, tuvo que agacharse porque era alto y yo petiso, como el debía ir a su trabajo no perdimos tiempo, nos desnudamos y cuando vi su pene, era enorme, nunca había visto de cerca algo tan grande, nos tiramos en la cama e hicimos un 69, yo trataba de meterme ese trozo en la boca y el me chupaba la cola ¡qué manera de gozar! y aunque me daba un poco de miedo, estaba deseoso de ser penetrado por ese mástil grueso y largo, hasta que me dilató bien el ano, me puso boca abajo con un almohadón bajo el estómago y me lubricó muy bien, me preguntó si estaba seguro y le dije sí a pesar del miedo, pero era mayor la ansiedad de sentir ese pedazo en mi agujero, lo apoyó y comenzó a penetrarme deteniéndose para que me relajara y yo comencé a relajar y entró hasta el fondo sin sentir dolor, ahí empezó a bombear y hasta entró por el segundo esfínter, qué manera de gozar, estuvo como 20 minutos bombeando y sentía sus testículos que me tocaban la cola y yo quería que entrara más y más, no me acabó adentro que era lo que yo deseaba, pero me dejó la cola bien dilatada, nos despedimos y yo me volví a mi pueblo. Después quisimos volver a encontrarnos pero no pudimos y hasta hoy ne he tenido nada en mi cola, salvo una tonfa que me meto para calmar mi ardor.
Espero les guste mi relato, es real ..

COMPARTAN SUS RELATOS GAYS Y TRAVAS DANDO CLICK AQUI

27
ago

Relato gay: “Con el Oso”

Al oso lo encontré en una página muy conocida, ese día estaba muy caliente, los pasivos estaban re histéricos o no tenían lugar. Yo vivo con mis viejos, tengo 23 años y esto sucedió hace dos años. Mido 1,78, pija normal y cuerpo lindo según me dicen, las piernas peludas y el pecho no. Ese viernes era tarde y la quería meter si o si, y el gordo estaba dispuesto y tenía lugar. Y allí fui. No me gustan los viejos, ni los obesos, y no se si me gustan ahora, pero con ese oso fue otra cosa; era deforme como decía en el chat, en eso no me mintió nada: panzon, peludo, con barba, peladito, cicatrices de un accidente, pero no bien me la chupó sentí una boca de fuego en la pija que me hiso hervir la poronga.
Llegue a su casa, estaba nervioso, tomamos algo, en un momento me hizo parar, puso una toalla sobre la mesa, me comenzó a acariciar el bulto y el cuerpo, el pecho, me bajo el cierre y siguió sobando la verga…me decía que era muy lindo, me bajo los pantalones y el bóxer y me hizo sentar sobre le mesa y el sentado en la silla me comenzó la mas hermosa mamada que recuerde…despacio, mi ombligo, mis tetillas, mis axilas, mis bolas…su boca, su lengua, sus labios, su barba, me recorrían y yo gemia transportado de placer….puso mis piernas sobre sus hombros y me lamía justo entre mi ano y las bolas, me hacia garganta profunda…sigui varios minutos se saco la pija de la boca y me dijo: “donde queres acabar” yo le respondi que en la barba y le llene la cara de leche..el me chupo después la pija y me la dejo seca.
Nos fuimos a su habitación. Le pedí que se desnudara, estaba como temeroso, me dijo que no quería mas que oral porque su cuerpo era feo y no le gustaba mostrarse. Yo le dije que me lo quería coger. Su culo era muy caliente, un calor que envolvía mi pija y me recorría los huevos y el vientre, lo clave de una, con forro pero sin lubricarlo asi que lo hice gemir. Me insultaba y yo mas a el, en un momento se puso muy caliente y me pedía mas y mas, me decía “dale, qué no sabes culiarte un oso?” eso me puso como loco, y lo fui bombeando con ganas, hasta que gemia, me calentaba ver esa enorme masa de carne gimiendo con mi pija en el orto, esa formas fofas y redondas dominadas por mí, por un flaco y su poronga. Era hermoso ese poder y esa dominación. Termine una cantidad enorme de leche en su espalda. Despues el se hizo la paja mientras nos bañábamos con mis dos dedos en el culo. Fue hermoso.
El era inmenso, 1,90 y 140ks, y se volvía mi hembra gorda, mi oso puto, me lo culiaba de todas formas, y era adicto a chuparme la pija, buscábamos lugares para hacer lo nuestro, se tomaba mi leche, me suplicaba que lo penetrara, y me gustaba hacerlo suplicar y dominarlo con el poder de mi pija. A veces me pedía que fuera después de entrenar para sentir mi olor de macho y me encantaba que me oliera el cuerpo, las bolas, el culo, y me chupara la verga mientras le metía un dedo en el orto. Un dia me la metió él a mí pero no me gusto, aunque siempre me pedia que fuera pasivo.
Era generoso, inteligente y me ayudaba con mis estudios. Participaba de muchas acciones solidarias y siempre lo encontré de buen humor y bien predispuesto. Odiaba a la gente materialista, y todo lo que fuera superficial. Muchas veces me quede a dormir en su casa y me contaba hermosas historias. Cuando me di cuenta que me había enamorado de él le dije que no lo iva a ver más porque no me quería complicar la vida. Me hago muchas pajas por él, recordando como culiábamos, y tengo muchas ganas de ir a romperle el orto de nuevo. Pero ya no puede ser.

COMPARTAN SUS RELATOS GAYS DANDO CLICK AQUI

19
ago

Relato gay: “ME REVENTÓ EL ANO II”

VER PARTE 1

Una vez que todo se dá es mas fácil volver.
Hola, soy Eze, 19 años, de Esperanza, Santa Fe. Llegé una tarde a la casa de mi amigo, esta era la 2da vez que nos veíamos
despues de esa cojida sorprendente y brutal. El jamás se imaginó que yo era gay pasivo. Pero ahí estábamos otra vez.
De nuevo en su cuarto, yo esperaba super nervioso si sucedería todo otra vez. Ese dia me atendió con el torso desnudo,
y un pantalón de fútbol. Maxi tenia 19 años como yo, pero era bien flaco, musculoso, hermosa espalda y una pancita bien formada,
recién se le notaba una leve tablita.
Charlamos un rato en su pieza, Él recostado en su cama y yo sentado en la otra cama enfrente de el. Yo estaba super nervioso.
Maxi no estaba tapado y mi mirada estaba clavada en su bulto. En un momento, el me estaba contando algo y se dió cuenta que
yo le estaba deseando su bulto, asi que me dijo:
Maxi: – ¿La queres, ya que tanto la miras? (mientras se pasaba la mano sobre el bulto)
Yo: Si, obvio.
Me fuí a su cama y me recosté al lado de el. Empecé a besar su cuello y fuí hasta su boca, mientras con una mano le toqueteaba
el bulto, con la otra lo acariciaba. Nos comimos durante un rato, la verdad, esos besos fueron los mas hermosos, y super intensos.
Nuestras lenguas se chocaban todo el tiempo, y el siempre abría de mas la boca, besandome super bien. Con mi mano que le tocaba el
bulto empecé a sentir como su verga crecia y se iba poniendo durisimas. Despues empecé a meter mi mano dentro del boxer y
a sentir el calor de esa hermosa polla.
Él con su mano me masajeaba el orto y me lo apretaba. Ni bien sentí que su pija estaba bien dura empecé a bajar, pasando
por sus tetillas y me detuve a besar su hermosa pancita. (Sin dudas tengo una obsesión por las pancitas, ya que pasé un buen rato besandoselá
y recorriendola con mi lengua). En un momento, el me empujo para que siga mas abajo, ya que llevaba un rato en su panza.
Ahí baje su pantalón y comencé a besar su boxer y su pija super dura. Estuve un rato besando su boxer (me encantan los hombres en boxer
y con la verga parada.) Otra vez, como vio que me detuve sobre el boxer, sacó su verga, se bajó el calzoncillo y me dijo:
Maxi: – Chupala de una vez puto. (eso me re excitó)
Estuve un buen rato besando, chupando, lamiendo, y sobando esa durisima verga. De a ratos él ponía sus manos en mi cabeza y hacia
fuerza para que me la tragase toda, y yo me ahogaba.
Maxi: – Chupala asiii, daleee lindooo!! Tragatela toda!!
Ahora los huevos, chupalos bien ( me decia)
Despues de un buen rato me dijo: – Ponete!
Inmediatamente dejé de chuparsela y subí a su cabeza. Lo volví a besar bien fuerte, pero el me sacaba la cara diciendo: Ponete dale!!!
Yo: -Dame unos besos mas así de lindos y te entrego el orto (eso lo convenció)
Nos besamos un rato mas, pero él ya no resistía las ganas de cogerme.
Asi que se paró, buscó un preservativo del cajón y se lo puso y me dijo:
Maxi: -Acostate ahí, boca abajo y bajate el pantalón (yo tenia mucho miedo y nervios, porque sabia que la anterior vez me habia dolido)
Le pedí que me lubricara pero yo no conocía en ese momento que antes de ponertela tienen que relajarte el ano con los dedos primero.
Abrí mis piernas y sentí que se semi acostó encima mió y empezó a intentar metermela. Mis nervios hicieron que mi ano se cerra por completo,
y el con la calentura que tenia y su pija de 16 o 17cm super dura empezó a hacer fuerza. Las primeras veces su verga no entraba, se safaba
cuando el se acostaba sobre mi. Y se empezó a poner nervioso.
Maxi: – Levantá el orto y abrimelo putito. (pero yo no podia, estaba nervioso)
Volvió a intentar y en un momento entro su verga. En seguida se acostó por completo sobre mi, y su verga entró entera dentro mio.
Me dolió muchísimo, y pegué un grito un poco fuerte. Él empezó a cogerme bien rico, aunque me dolia.
Estuvo un rato pegandome unas embestidas potentes, y de a rato se detenía cuando tenia su polla dentro mio y hacia fuerza contra mi culo
para que entrara bien.
Maxi: -¿Así, te gusta putito?
Yo: – Siii!! Ponemela mas despacito que me duele.
Me besó el cuello y siguió con sus embestidas bien rápidas y fuertes (todo lo contrario de lo que yo le pedí). Yo no paraba de gemir, no aguantaba
mas, sentia que su cuerpo se metia dentro mio.
En un momento, las embestidas eran brutales y de pronto apoyó toda su cuerpo e hizo mucha fuerza sobre mis nalgas, y largó un gemido de placer.
Había acabado en el preservativo. Se quedó un rato encima mio con su polla dentro y hacia movimientos leves.
Maxi: -Ya acabé. ¿Te gustó putito?
Yo: -Si mi amor, quedate arriba mio (ya no me dolia como antes porque su verga estaba mas blanda).
Despues de hacerme varios chupones en el cuello sacó su verga y se fue al baño.
Yo me senté en la cama, me vestí pero tenia una rara sensación de dolor y ardor en mi ano.

Espero que les guste. Ya que mi amigo tiene novia y me abandonó, busco hombres Activos FLACOS! en Esperanza, Santa Fe.
Este es mi email: ezeLandot@outlook.es

14
ago

Relato gay argentino: “Las teteras del Oeste”

Los baños de las estaciones de tren, tienen su particular encanto. De chico, una vez fui a mear al baño de Plaza Miserere y mientras lo hacía cerca mio, dos chicos muy putos comentaban como los habían cogido y el tamaño de las vergas de sus machos. Cuando me iba, uno de ellos trató de hacer algo (yo aparentaba mas edad).
A los 18 años en el baño de Haedo me sorprendió un señor muy bien empilchado, que sin ningun inconveniente me agarró la verga y me hizo una mamada de aquellas, tan bien chupaba que de lo loco de la situación no pude aguantar mucho y acabé como no lo hacía con mi novia. Otra vuelta fue un hombre muy mayor el que me peteó, como no tenia la dentadura puesta, la sensación fue especial.
En una ocasión éramos dos los que teníamos la pija afuera para que un chico nos la chupara, era un encanto, parecía una nena, pero se asustó y se fue, nos quedamos los dos solos y el otro tipo tenía un vergón que hipnotizaba, nos metimos en uno de los baños y le empecé a mamar ese prodigio. Aclaro que normalmente soy activo pero siempre anda cerca ese costado femenino. La cuestión es que me tragaba ese pedazo de carne que me hacia abrir la boca al máximo con mucho gusto, y al tantear los huevos me imaginaba la cantidad de leche que me tomaría por segunda vez en mi vida. Pero la mala fortuna hizo que se sintiera a la policía por el andén y en los 70 no era muy conveniente que encontraran peteando a dos tipos en un lugar así. El se fué, calculo que con la leche en la punta de la pija y yo me quedé un rato, y me fuí. Habia otro personaje que tenía día fijo, te miraba en el andén, te hacia señas y cuando entrabas ya estaba al lado de los mingitorios con los pantalones bajos, te pegaba una chupada y enseguida te pedia que le hicieras el orto, era un culo con muchas horas de vuelo, cuando acababa el guaso se daba vuelta, te chupaba la pija y la dejaba impecable. Cientos de polvos echados en una época en que el forro no era una cuestión Si o Si como hoy.
En una ocasión vi un aviso de alguien que se ofrecía como iniciador porque tenía una pija delgada, tomé el número, llamé y resultó ser una tornería cerca de mi casa. El tipo me dijo que fuera mas bien a la noche, que estaba solo. Me puse unos shorts (sin nada abajo) y fuí. Efectivamente su pija era delgada, no creo que llegara a los 3 cm y bastante larga. Luego de un pete de preparación, me puso en 4 sobre un banco, me untó el agujero del culo con vaselina y la metió. Yo quería saber que se siente tener una pija en el culo, que se siente que te hagan lo que tantas veces hiciste. No puedo decir que me dolió, sentí mas bien un roce. Se que acabó porque sentí escurrirse la leche cuando la sacó. Volví a repetir la experiencia y volví a sentir lo mismo, hasta que una noche me cruzo con un vago que estaba mas o menos como yo. Su depto estaba cerca y fuimos, nos pusimos en bolas. Yo al flaco quería rompele el culo y compensarlo con una buena mamada y el quería hacerme eso mismo a mi. Lo echamos a suerte y perdí. Despues de un rato de franela donde obviamente me tocaba la parte femenina, me puso boca abajo y mientras me besaba la espalda me empezó a dedear el culo, en un momento me dice “relajate mamita” y me pone la punta de su verga en el ojete. Me la clavó de una y empezó a bombear, yo sentí que me partían en dos y juré que mi costado femenino daba para una mamada y nada mas a partir de ese día. Despues de un tiempo interminable donde fui “yeguita, putita, mamita, trola” y no me acuerdo que mas siento que me agarra la cintura y entre gritos y bufidos…… acabo? Si es así despues de 30 años sigo esperando que me salga esa leche del culo. Cuando vino mi turno el chia dijo que estaba cansado. No se que cara puse, pero al toque se metío mi verga en la boca y empezó a mamar. Creo que fueron las ganas de desquite por mi culo roto lo que hizo que se me parara y a los pocos minutos empecé a acabar como pocas veces, el flaco quiso salirse pero se tuvo que tomar hasta la última gota. No daba para mas, asi que cansado con el culo roto y de no muy buen humor por la onda, me fui.
Segui yendo a la tetera y conocí despues a Antonio, mi otra novia por algunos años. Pero eso es otra historia…

COMPARTAN SUS RELATOS GAYS Y TRAVAS, DANDO CLICK AQUI

11
ago

Relato gay: “Mi profe del gym me la pone”

Soy Alan, tengo 19 años de Esperanza Santa Fe. Mido 1.8 soy alto, de muy buena cola y bien pasivo.
Hace un mes empece el gym y en seguida pegué onda con mi profe, German tiene 31 años y un cuerpo hermosisimo. Es alto mide 1,85 tiene una espalda gigante y una tablita de lavar perfecta. Varias veces german me tiraba indirectas y solo yo me reia. Una vez eran como las 21hs y yo estaba en el gym y ya todos se habian ido y quedamos nosotros. Enseguida se largo una lluvia muy fuerte. Gérman me chamullaba y tiraba indirectas pero yo no me animaba a avanzar.
Termine la rutina y me senté en el mostrador a tomar agua, el se paseaba por el gym con el torso desnudo y en un momento fué y enllavó la puerta. Se sentó a mi lado y me siguió chamullando hasta que me convenció de que valla a la parte de atras con el.
Me llevó de la mano y ni bien llegamos a una piecita llena de colchonetas se dió vuelta y me besó como nadie. Mientras me besaba llevó mi mano a su bulto. Tenia una pija durisima y super larga. Yo empecé a besar su pecho, su tablita perfecta hasta llegar a su bulto, baje su pantalón y boxer y salió una enorme verga, habrá tenido como 20cm y la tenia un poquito torcida. Empece a hacerle un super pete y el intentaba que la tragase toda pero no podia, era mucha verga. Despues de un rato me acostó boca abajo, me bajó el pantalon y se acostó encima mio. Empezó a intentar metermela, la verdad me dolia muchísimo, hasta que media pija la tenia adentro se acostó por completo sobre mi. Enseguida me pegó unas embestidas terribles, el dolor de mi ano era insoportable, yo no paraba de gritar. Su pija estaba totalmente dentro mio y dolía muchísimo, pero tambien me dolia tener su semejante cuerpo encima del mio. Las embestidas eran cada vez mas potentes, yo no paraba de gritar.
De pronto apolló toda su cadera contra la mia y hizo fuerza para que entrara toda su polla y empezó a acabar enormes chorros de leche.
Esa cogida fue inolvidable, el orto me quedó super abierto. El me invitó a que me quede a dormir con el pero no acepte. Si voy bien tarde al gym hasta que todos se van y ahí me la pone como una bestia. Espero que les guste, relato 100% real.

COMPARTAN SUS RELATOS GAYS DANDO CLICK AQUI

01
ago

Relato gay: “MI HERMANO MAYOR ME LA PONE”

Hola, me llamo Alex, soy de santa fe capital, tengo 18 años, mido 1.65m, soy flaco pero no musculoso.
Mi hermano se llama Jeremias, tiene 21 años, mide 1.80m es flaco pero bien musculoso, brazos bien formados y una riquisima tablita en su panza.
Siempre me atrajo mi hermano, mas cuando lo veia en boxer (compartimos el cuarto), pero nunca me animé a encararlo, por respeto a su novia.
Desde los 17 años Jere tiene novia, ya que es muy lindo y sexi. Yo no me quedo atras, pero no tengo la facha de el.
Hace 1 mes terminó con su novia. Y yo empecé a avivar mis deseos por el, ya que desde hacía tiempo no lo miraba con muchos deseos.
Una noche sentados en nuestras camas charlando me dijo que lo que mas extrañaría de su novia era cogersela casi todos los dias, y que la abstinencia despues de tener tanto sexo se hace muy difícil.
Yo: -¿Y porque no vas de putas?
Jere: -Este finde fuimos con unos amigos, pero te cobran un monton.
Aunque la rubia con la que estuve sabia chuparla muy bien y se dejó que le reventara el orto como buena puta, pero gasté bastante.
Yo: (Ya medio caliente) -Se hubiesen cogido un puto!!
Jere: -No había en ese motel, y tampoco iba a pedir un puto enfrente de mis amigos, me iban a decir de todo.
Yo: -¿Pero hay gays en los cabarets?
Jere: -Si obvio, y cobran mas barato que las trolas.
Yo: -Bueno, buscate un puto y te lo coges en secreto jajajaja
Jere: -Ta buena esa, si sabes de algún amigito tuyo que la sepa chupar bien presentamelo y le rompo el orto como a nadie jajaja
(nos reímos y terminamos durmiendo. Yo estaba a mil ya)
Otra noche hablando me dijo que no aguantaba mas la leche, y me señaló su boxer y la tenia super parada, media como 19cm o 20.
Yo empecé a hervir, y el me dice:
Jere: -Me conseguiste algun amiguito bien puto?
Yo: -No.. pero se de alguien que le gustaría probar…
Jere: -Quien? que lo desvirgo ya!!!
Yo: (Me acerqué a su cama, y comencé a manosearle su bulto)
– Yo Jere, dejame que te la chupe.
Jere: -Pero sos mi hermano, vos no sos puto (pero se dejaba que se la siga tocando)
Yo: -Vos disfrutá Jere, yo te la chupo
Y comencé a chuparsela sobre su boxer. El se acostó en su cama y puso sus manos sobre mi cabeza haciendo presión sobre su verga.
Le besé toda su hermosa panza, subí hasta su cara y le encajé un super beso, mientras se la seguía tocando.
Su verga estaba a mil, super dura y larga y hacia un costado, bastante apretada por su boxer.
Bajé de nuevo y seguí besandosela sobre el boxer, hasta que el se lo bajó y salió su super verga.
No era muy gruesa, pero si era cabezona, tenia un gusto super rico. Sus huevos, en cambio, eran gigantes, nunca había visto tan grandes.
Le empecé a mamar la cabecita, ya sentia como suspiraba, hasta que de pronto hizo fuerza con sus manos sobre mi cabeza para que la tragase toda.
Me super ahogué con tanta polla en mi boca, pero enseguida comencé a chuparla como los mejores.
Recorría toda su sabrosa pija con mi lengua, era fantástico, estaba tan excitado que estuve como 15minutos chupandosela a ritmo rapido y trangandomela
Sentia como el gozaba, y me alentaba a que siguiera:

Read the rest of this page »

28
jul

Relato gay: “En el auto con mi amigo hetero.”

Hola, me llamo Joaquín..Para empezar, voy a contarles que soy de Córdoba y cuando esto pasó tenía 18 años, ahora tengo 19 osea que fue hace poco.. Mi amigo, Nicolas, de mi misma edad tenía el auto de sus viejos ya que siempre se lo prestaban para salir de joda . A el lo conozco desde que tengo uso de razón porque hicimos jardín, primaria y terminamos la secundaria juntos, el es flaco, alto, con el cuerpo marcadito, pelo cortito rubio oscuro y ojos verdes… Yo rubio, ojos marrones muy claros y buen cuerpo también.

Era un sábado a la noche, decidimos salir al boliche.. Pasamos toda la noche juntos con varios amigos/as que tenemos en común y nos pusimos re en pedo ya que habíamos estado tomando toda la noche, al finalizar el boliche, Nicolas, ya que tenía el auto decide llevarnos a 5 de nosotros cada uno a nuestra casa, en el auto eramos 3 pibes y dos chicas… Primero llevo a uno de los chicos y después a las dos chicas chicas, dejándome a mi para el último porque yo vivía cerca de su casa.

Cuando quedamos solos me pase para el asiento de adelante, el siempre me había atraído pero era de esos heteros que odian a los putos, si bien a mi no se me nota lo gay, no quería arriesgarme, pero al estar bajo los efectos del alcohol no tuve mas remedio que agarrarle el bulto de una mientas él manejaba…Cuando se lo agarre miró rápidamente para abajo y pasó lo siguiente:

N: ¿Qué haces culiado? Sacá la mano ya.

J: Ah Nico, dale si no nos ve nadie acá (Mientras se la masajeaba abusamente)

N: (Mientras seguía manejando) -dale, saca la mano antes de que te cague a trompadas.

Yo sin decir nada seguía masajeandole el bulto que ya lo tenía al palo y pude notar que venía re bien de verga.. Al notar que no se quejaba más y que se había desviado de el camino le desprendí el jean y lo baje junto su boxer, tenía una verga buena de 18 cm aproximadamente, gorda y blanca, se la mame como por 10 minutos mientras el seguía manejando y gadeando como un animal..cuando paso un rato me dijo:

N: ¿Solo eso vas hacer?

Cuando me levante noté que estábamos en un descampado, lo miré y le dije:

J: Propone algo entonces.

N: Ponete, dale. (Me dijo como obligándome)

Ahí nomas el reclinó mi asiento hacía atrás. me baje el pantalón que tenía junto al boxer, pare la cola y sin darme cuenta ya lo tenia encima mio, la metió de una sin importarle si podía dolerme o no, pegué un ahogado grito de placer y sufrimiento, entonces el me tapó la boca con su mano y me susurró en el oído:

N: Callate puta de mierda que nos van a escuchar.

Siguió bombeando y dándome embestidas mientas yo gritaba como podía y gemía como puta, al cabo de unos 20 minutos me acabo en la cola y se volvió a sentar en su asiento diciéndome:

N: Dale, limpiame la chota.

Aún la tenía al palo, no se como, asique me agache y con mi lengua limpié todos los rastros de semén que le habían quedado, al terminar, se subió el boxer y el jean y me llevó a mi casa sin decir ni una palabra.

Desde ese día hasta el día de hoy no volví hablar con el, pero lo pienso y se que fue una de las mejores noches de mi vida.

El contenido de los videos y fotos no es responsabilidad de Gaysenargentina.com sino de los usuarios que aqui los presentan. Entrada prohibida a menores de edad, si eres menor te pedimos que abandones la pagina y si es Ud padre informese.