web analytics

Estas viendo todo lo que hay en GaysenArgentina.com de 'Relatos Gays'

28
jul

Relato gay argento: Vacaciones Gozadas

Después de 2 años sin poder haberme ido de vacaciones, decido hacerlo solo. Tuve que poner al día deudas y tarjetas de crédito, así que una vez todo en orden, saqué un viaje a Isla de pascua, en enero de este año. Decidí viajar solo, hasta la fecha, si bien me atraían los hombres, pero nunca había hecho nada con uno, y según dicen, soy fachero “atractivo” y siempre salí con mujeres. Me separo a principios de Diciembre, y planeaba viajar con mi ex, pero desp de la ruptura, ella devolvió el pasaje.
Describiéndome tengo 1.75, pelo castaño claro, ojos avellana, entreno desde los 19 años, tengo buen cuerpo, muy buenas piernas, y dotación normal a grande, 18 x 5.
Llego un martes de muchísimo calor en bs as, pero esa isla tiene una temperatura mucho mas agradable, pero el calor se hacía sentir. La reserva de estadía q realicé era la casa de una persona, a través de un sitio muy conocido de internet. Las fotos y presentación se veía agradable y no era tan cara la tarifa x día. Al llegar, me recibe un hombre de casi 50 años, 1.72, cuerpo normal, piel blanco bronceado. Me saluda, me da un ticket con el check in y, día y hora de check out, y me lleva a conocer la habitación. Era una casa tipo cabaña, grande, amplia, luminosa, muy bien ubicada de los pcipales centros turísticos. Él (Mario) vivía en la planta baja, y para tener una ganancia, rentaba la planta alta, que era una cómoda y amplia habitación, con baño, wi fi, TV.
Nos ponemos a charlar, me comenta, que el era viudo, y q hace 8 años vivía ahí y se dedico al turismo. Me deja q me acomode, y como estaba agotado del viaje, me tiré a dormir. La cama estaba bajo una ventana que daba hacía un volcán. Hermosa vista.
Me despierto casi a las 22hs, había ruido afuera, voy a la PB y veo a Mario en bermuda y musculosa, casi 50 años, muy buenas piernas y un culo gordito y parado… en fin, me saluda, y me comenta los eventos q se presentaban a la noche, con comida, bebida y bailes típicos. Salimos y disfrutamos la noche. aprovechamos la cena para charlar y conocernos mejor. Hablaba muy bien y se lo notaba culto. Me dice de salir temprano a la mañana siguiente, para ir a una excursión a un volcán con aguas termales. Ya siendo casi 1 am, volvemos y cada uno se va a dormir. Duermo en boxer o slip, en este caso, dormía con un slip blanco. Olvide programar el despertador.
Entre sueños, me siento q estoy excitado, al palo digamos. Y siento q me tocan la pija, me acarician y escucho una suave vos, q me despierta. Abro los ojos de golpe, y era Mario, despierto sobre saltado, me miro el bulto y estaba erecto como piedra y destapado. Me cubro con un almohadón, y él, medio colorado y con cara de haberse llevado una sorpresa, me dice q me había quedado dormido y q teníamos q salir a la excursión ya que 40 min teníamos de viaje. Le dije q ya me preparaba, q lo esperaba a abajo. Me fui a duchar, y pensaba mientras si lo q me acariciaban realmente había sido un sueño o fue Mario, q aprovecho que estaba dormido. En fin, armé la mochila, me pongo un minishort de baño bajo la bermuda, musculosa, y salimos. Llegamos al lugar, a eso de las 10 am, había un sol hermoso, y el lugar paradisíaco. Era temprano, no había mucha gente, llegamos a una gruta con agua caliente del volcán. Me dice de ir hacía otro sector que era mas tranquilo y mas lindo. Lo sigo, y era realmente mas lindo q donde estábamos, dejamos las cosas sobre una mesa rustica de madera, me saco la bermuda, la musculosa, y me meto, me quedo solo con un minishort azul de baño. Veo q Mario me miraba intensamente, y me hago el distraído, empiezo a moverme en el agua dándole la espalda, cuando escucho q Mario se había metido. Se me empieza a acercar y noto q no usaba traje de baño. Q pasó con tu traje? le digo.
Mario: es una zona de aguas termales, no pasa nada, acá es muy free y cada uno se baña como quiere.
Yo: Ok, no sabía. Me dice q me saque todo pero le digo q prefiero quedarme así. Se ríe y me pregunta si me estaba intimidando. Le dije q no y seguimos disfrutando el día. Me empieza a contar de como fue que ese lugar se formó, su historia y en eso sale de la gruta, para tomar algo fresco, lo vi como Dios lo trajo al mundo y el culo q tenía, era algo asombrosamente parado y redondo, y sin un solo pelo. Me excito un poco y me dice q salga, q iríamos hacia otro sector. No sabía como disimular la erección, le dije q me alcance la toalla, y con eso un poco, lo disimulé. Seguimos recorriendo, esa noche fuimos a otra fiesta de playa con comida, bebida y esa noche, tomo bastante demás. Estaba algo mareado, y le digo a Mario de irnos.
Entramos a la casa, subo tambaleando la escalera, se ofrece ayudarme, le digo q no q estaba bien, pero en un momento trastabillo y empiezo a reírme. Él riéndose y menos borracho me agarra del brazo y cintura y me ayuda a subir. Le dije q estaba bien, lo salude, cierra la puerta, me desvisto y me meto en la cama, en este caso con un miniboxer negro.
Me duermo profundamente, siento q me vuelvo a excitar, me la sentía como una piedra, sentía calor, entre los ruidos de la noche, escucho algunos ruidos en mi habitación, pero x mi estado, no sabía si era la borrachera o algo mas, en eso siento suaves caricias sobre mi paquete, y calor húmedo. Sentía q podía acabar de esa sensación, me despierto, y lo veo a Mario encima mio, chupando suavemente mi boxer y acariciando con dedos de seda la cabeza de mi pija por el costado de la pierna. Sobresaltado, lo quiero alejar y me sostiene poniéndome un brazo sobre el pecho. Me dice q me calme, muy suavemente, me baja el boxer, tenía la cabeza mojada, y con mucha suavidad, empieza a masturbarme la cabeza de la pija. Soy sincero, me debilitó eso. Estaba muy al palo, excitado a mas no poder, decidí recostarme y dejarme llevar. Mario continuo con su magistral trabajo, pero decidió incorporar su boca. A los 10 min de habérmela estado chupando, le digo q iba a acabar, decidió, sostenermela con fuerza, y se la manda hasta la garganta.. acabo un río de semen x tantos días de abstinencia y se la traga completa… jadee y grite de tanto placer. él estaba contento de q se le dió.. no se xq pero no se me bajaba. Sin dudarlo le digo q quiero ese culo. Me doy vuelta, lo pongo boca abajo y le hago una chupada magistral de orto.. gemia y gritaba de placer. Me dijo: la quiero adentro, quiero q me preñes. Se la meto de una, pega un grito, la dejo un rato adentro y me quedo quieto. En cuanto se acomodó, empiezo a bombearlo. Primero boca abajo, desp lo pongo en cuatro y me excitaba a 100 mil x hora, ver ese ortazo siendo partido x mi pija…quería quedarme hs así… no aguanté mas y cuando quiero salirme para acabar afuera, me sostiene de una nalga y sin control, le acabo adentro.
Nos desmayamos de sueño. A la mañana siguiente, volvimos a repetir. y así todas las noches, hasta q me fuí. Desp de la primera vez, me sentí mas relajado, seguro de mi mismo y q me quedo del lado gay, sin dudarlo.

Relacionados:

Relato gay argento: “Con mi nuevo amigo̶... Hola!!! Este es mi primer relato gay que comparto con uds. Comienzo describiéndome, soy alto (1,70), peso 69kg, soy delgado, ojos verdes y homosexual...
Relato gay argentino: “El primo de mi vecino... Bueno amigos, me encanto esto de escribir mis historias, a pesar de que es mi elección ser un "tapado" y no me arrepiento hasta ahora, me gusta la ide...
Relato gay: “DE VISITA EN CASA DE MI TIO ..&... Les cuento un poco de mi: 30 años, deportista, profesional, masculino, soy gay declarado, activo, tapado, poco y nada de ambiente. Esto me paso hace u...
Relato gay: “En el bondi” Buenas,me llamo Daniel, soy de Pilar,Bs. As.,tengo 25 años,flaco, 1.70 y no creo que tenga tanta cara de putito , pero esto me paso el domingo a la ma...
16
jul

Relato gay: Mi primera vez

Me llamo Matias, tengo 19 años y voy a contarles mi primera vez.
Soy muy calenton, la pija se me para con cualquier cosa y hacia tiempo que venia navegando por paginas de encuentros gay pero siempre me arrepentía a último momento por miedo, una noche de sábado que estaba lloviendo, era horrible para muchos pero perfecta para mi, arregle con un maduro de 44 años aproximadamente porque ya queria hacerlo, estaba listo y muy desesperado por chupar una pija, queria sentir el sabor, experimentar lo duro, rojo y grueso en mi boca y, como me había pasado fotos por whatsapp, él o mejor dicho, esa pija era la que yo quería.

Tome un remis y llegue hasta su casa, para mi suerte no había nadie en la calle, como estaba lloviendo ¿a quién podía encontrar? me abrió la puerta y era el maduro más sexy y apetecible que había visto y no exagero para nada, en las fotos no parecia tan bueno como en persona, me sentia bendecido. Me atendió de un short blanco cortito y camisa, tenia las piernas peludas y marcadas, parece que hacia mucho gym, aunque tenia pancita más me calentó eso, era un oso duro marcado y tenia un señor CULO que, me distraje tanto mirándolo que llegamos al living y ni me habia dado cuenta. Me trato super bien desde el principio y puso música, charlamos un rato pero yo queria comerlo desde que lo vi y él no dejaba de hablar, ya queria apretarle ese orto hermoso que tenia y chuparle la pija que tanto me calentó en fotos.

Soy calenton dije, pero estaba muuuy nervioso porque era mi primera vez y tenia miedo de todo pero él se encargo que me sienta cómodo aunque queria ir YA YA YA a garchar apenas llegué a su puerta.

AL FIN me hizo la pregunta que tanto esperaba.. !!
me dijo:
– ¿y.. queres entonces?
– si obvio, estoy acá para eso
– bueno veni
Cerro todas las ventanas de la casa y me llevo a su cuarto y apago la luz y prendió la lampara…
dije:
– estoy nervioso
– tranquilo, estamos acá para pasarla bien, no voy a hacer nada que no quieras
– bueno
Continuar viendo las fotos »

Relacionados:

Relato gay: Primer boliche gay Hola, bueno éste es mi primer relato que escribo en el sitio, o incluso en el primer sitio de todos. La verdad es que ya he tenido varias relaciones c...
Relato gay: “ME REVENTÓ EL ANO II” VER PARTE 1 Una vez que todo se dá es mas fácil volver. Hola, soy Eze, 19 años, de Esperanza, Santa Fe. Llegé una tarde a la casa de mi amigo, ...
Relato gay argento: un campamento caluroso Hola! a todos, bueno éste es mi primer relato y espero que les guste. Mi nombre es Emiliano soy de Necochea, mido 1.70m, soy delgado, no tengo muc...
Relato gay argento: EL CHICO DEL FRIGORÍFICO Hace 3 meses me mudé, el edificio donde estoy viviendo queda enfrente de una carnicería grande, una de las mas antiguas de la zona. Tengo 30 años, bue...
13
jul

NUESTRA PRIMERA VEZ CON UN MADURO

Hola a todos! somos Lucas y jero, somos una pareja de 27 años ambos, estamos de novios hace 4 años y hemos hecho un par de fiestas en lo que llevamos en pareja, peor siempre con chicos de nuestra edad, nunca lo habiamos hecho con maduro.
Despues de una fiesta decidimos ir a un boliche que frecuentan gente de 50 años para arriba. Hemos ido un par de veces a tomar algo, cagarnos de la risa y conocer gente mayor y copada. No es un boliche gay, y nunca fuimos con la intención de levantar nada, porque nunca nos había interesado. Una noche despues de una fiesta que termino temprano, decidimos ir a ese lugar. Nos sentamos en la barra y empezamos a chupar cerveza. En un momento se sienta un veterano, cerca de los 50, rapadito, y un poco de panza. Nos pusimos a charlar con el tipo, tenia un pedo que no veía. Charla va, charla viene, le miro el bulto, terrible bulto. Le hice seña a mi novio para que se lo mirara, era descomunal. Despues de chusmearle el bulto, empezamos a ratonearnos, mi novio me hacia seña que ni en pedo se encamaba, pero yo queria verle la pija, si muerta era asi, no me quería imaginar como seria. Despues de varios intentos convencí a mi novio, que si el tipo agarraba viaje, por lo menos una chupada le pegabamos. El tipo se fue al baño y al rato vuelve, le empece a sacar información, si estaba casado, soltero, viudo. Era separado y tenia dos hijas. Nos preguntó por nosotros y sin dudarlo le dijimos que éramos pareja, levantó las cejas y dijo: no parecen gays.
No, porque estamos en publico, pero en la intimidad somos re putos, le dije, tirándome un lance y dandole seguridad tambien ajaja.
Dicen que los hombres la chupan mejor que las mujeres, es verdad’ nos pregunto mientras le seguía dando al whisky.
Mi novio se cagaba de risa y yo cada vez me calentaba mas.
No se como la chupan las mujeres, pero hay hombres que te pegan unas chupadas de verga que te dan vuelta, en un momento me dio miedo en desubicarme, y que le cayera mal, pero ya estaba en el baile jaja, a mi nunca me la chupo un hombre, nos dijo, entonces aproveché y le dije sin vueltas, ¿Queres que te la chupemos?. al principio se rió y dijo que no, y lo terminamos convenciendo con la condición que jamas diríamos nada, y que el solo queria probar. Nos fuimos a nuestro depto. nos sentamos en el sillón mientras mi novio traia unos porrones de cerveza. Le empecé a acariciar la pija (era enorme, me moria de la ansiedad por metermela en la boca)
Ojo que la vas a despertar, me dijo. En ese momento le saqué el cinto, el jean y le baje todo, lo deje en bolas. Tenia una pija rosada y gruesa y unos huevos que le colgaban, ideal para meterselos en la boca. Le preguntamos si quería que se la chupemos. “chupenla toda putitos” nbos dijo. empezaos a chuparsela y de a poco la verga se le fue poniendo dura. El tipo gemía como loco, tenia una verga hermosa. Mientras yo le chupaba la pija, mi novio empezó a chuparme el culo, chupame el culo le dije al tipo, me dio vuelta y empezó a lamerme todo el orto, que bien chupaba el culo!!! mi novio se puso en cuatro al lado mio y chupaba un poco mi culo, y despues el de mi novio, y asi sucesivamente. Le dije si quería chuparme la pija, y nos dijo que no, que la pija no jaja, le puse un forro y de a poquito me fui sentando en su verga dura. Que poronga tenia!! la cabalgué un rato y lo deje a mi novio para que hiciera lo mismo. Cabalgamos un rato cada uno hasta que quiso acabar.
Les quiero llenar toda la cara de leche, nos dijo. Mientras el tipo se pajeaba mi novio y yo nos garchabamos entre nosotros y despues nos pusimos de rodillas para que nos llenara de leche. Impresionante la cantidad de leche que largo. Despues de coger, se tomó otra cerveza y se fue. Lo hemos cruzado un par veces por la calle y siempre mira para abajo. No tenemos ni el cel, pero vamos a volver al boliche, queremos mas de esa pija!!! si llegamos a tener otro encuentro, se viene la segunda parte!!

Relacionados:

Relato gay: una buena noche con mi amigo Hola, me llamo Rodrigo, tengo 24 años, soy latino de piel morena, cabello negro, guapo (todos lo dicen jeje), mi polla mide 17cm y no es muy gorda, mi...
Relato gay argento: “primer encuentro con al... Hola soy marcos tengo 22 años siembre consumo material de esta página así que es por eso decidí escribir mi historia. Vivo en un pueblo de unos 650...
Relato gay argentino: “Me cogí a un madurito... Hola buenas tardes... Esto sucedió hace unos años atras, era en verano y yo trabajaba de jardinero y me llamaron de un chalet para que le limpie y arr...
Relato gay: “sexo el el cine con desconocido... Hola, esto que les voy a contar es verdad en un 100x100: soy de la pcia de CORRIENTES y en el mes de febrero de este año tuve que viajar a BS AS x uno...
08
jul

Relato gay argento: …y la vida continua

RELATO 1

Soy Gaspar, anteriormente les compartí el relato de mi debut con otro tipo. Esto ocurrio hace 15 años atrás, eran otras épocas, otra cultura. No existían las redes sociales y hacer contactos era mas complicado y mas directo. Para coger o encontrarse con alguien no era necesario hacer un casting virtual previo, y rara vez te dejaban plantado, había diferentes códigos. Yo apenas terminaba una relación de solo sexo, pero sentí que me había enamorado y me jodio bastante. Eran las reglas del juego, esa persona estuvo conmigo hasta que apareció en su vida alguien mejor y sin demasiadas explicaciones me dejo. Yo tenia una sensación de malestar emocional, pero también las hormonas alborotadas y una leche para cogerme a cualquier pendejo que me diera bola. No existían demasiadas opciones de levante, la mía era el boliche. Había uno en la costanera sur de Mendoza, que aun funciona en otro lugar. Yo y unos cientos mas de gays íbamos los sábados allí con la excusa de mariconear y sentirnos libres, pero en realidad el 90% íbamos de levante. Una de esas noches sali a la estación de servicio que había en diagonal. Solo para dar una vuelta, que que dentro no había mucha gente y estaba aburriéndome. Camine con las manos en los bolsillos, haciéndome el pelotudo porque esa era zona de levante, muchos tipos pasaban en auto a la madrugada buscando otros tipos. En la esquina había un auto detenido, de donde salieron cuatro monos. No me asuste (era pendejo y muy inconsciente, había escuchado historias de gays que eran golpeados por grupos de homofóbicos). Este no era el caso, por suerte para mi, solo eran cuatro pendejos que buscaban otro pibe para uno de ellos que se casaba y quería una “fiestita”. Tenia el orto virgen y el dia que decidiera debutar no iba a hacerlo con cuatro futuros gays que me rompieran en ocho. Les dije que esperaba a alguien, y me quede unos minutos hablando con ellos, y respondiendo a preguntas idiotas del tipo “haces de mujer?”, “te gusta que te den por atrás?” etc. Al rato segui camino a la estación y un auto se paro justo en la esquina. Era un fitito hecho mierda, pero dentro solo se veía una persona. Me acerque tipo taxi y lo salude. Me dijo que buscaba “pasarla bien”.
Como el termino es demasiado abarcativo, le aclare que era activo. Como me dijo que no había problema, acepte la invitación de ir a “dar una vuelta”. No sin antes escuchar las carcajadas de los pendejos del otro auto que me vieron subir. El del fitito era un petiso hermoso. Llegamos a la vuelta de la manzana y se estaciono en un lugar sin luz. No había tiempo para preámbulos, me toco el paquete y yo le meti la mano en el orto, muy peludo, pero grande y duro. Me desabotone el pantalón y saque la pija dura y húmeda. Casi en el acto se la trago, y la chupo como loco. Me fascina que me la mamen, pero el pibe no tenia mucha experiencia y me hacia doler. Para evitar que me lastimara le pregunte si se la podía poner. Me dijo que si enfáticamente y nos acomodamos como pudimos en el reducido espacio de atrás del fito. Aproveche para meterle dedos en el orto, que era casi una selva atrás, pero estaba húmedo y me calentaba. Me puse un forro y como pudimos lo sente encima mio. La pija entro fácil, estaba muy dilatado. Por la falta de espacio casi no podíamos movernos y lo acomode semi de costado para poder serrucharlo. Me movia hacia los costados y arriba y abajo mientras entraba y salía para sentirle mejor el culo. La sacaba toda y la metía de golpe, eso nos volvía locos a los dos. Senti algo húmedo en el pantalón pero con la calentura no le di bola. Luego de un rato, de haberlo cogido en la única posición que me fue posible, empece a sentir la familiar y maravillosa sensación de calor en la panza y detrás de los huevos, ya me salía la leche. Y hacia rato que no cogía e iba a ser mucha. Le pregunte donde la quería y recibí un “en el auto no!” te la doy en la espalda. Siempre me gusto tirar la leche donde el otro la sienta. Me saque el forro pero no hubo tiempo de que se acomodara el sueter. El primer chorro le dio en el pelo y el cuello, el resto en la ropa y lo menos en la espalda. Yo casi gritaba. Me masturbe para tirarle hasta la ultima gota en la espalda y las nalgas. El pibe en cuatro me regalaba una maravillosa vista de su ano peludo y abierto.
Seguía masturbándose y acabo en algún lado que ni fue su auto. Pero en ese momento me di cuenta de que también me había acabado en el pantalón, que estaba mojado. Ya esta, pensé, a el le fue peor, jaja. Me tire a un costado. En unos minutos estaría listo para el segundo, que seria mas largo. Pero el pendejo me dijo que la había pasado muy bien pero tenia que irse. Me acomode la ropa y baje del autito. Afuera hacia un frio de cagarse, lo salude y me fui. Desde luego, no lo vi nunca mas. Volvi caminando al boliche, inseguro de que alguien mas notara que tenia el pantalón mojado de leche. ya adentro me saque la campera y me sente en una pasarela improvisada para un show de drag queen. No me había dado cuenta de que había un pibe mas o menos de mi edad mirándome, y bailando como loca porque estaba en pedo. Se acerco y me ofreció lo que estaba tomando. Le hice un ademan de que no chupaba. Em eso y para mi sorpresa, se me sento en la pierna, la misma pierna mojada con leche del petiso. Y me dijo al oído “sino chupas, como te divertís?” si queres te cuento, le dije, agarradolo de la cintura y sintiendo que se me paraba de nuevo. Esa noche me quede con el hasta que salimos a la calle y ya era de dia, y pasamos casi todo el dia juntos sin dormir y dando vueltas por la ciudad, porque fue mi primer novio. Y tuve que esperar como una semana para cojermelo. Pero eso ya es otra historia.

Relacionados:

Con mi amigo le hicimos la fiesta a un Maduro Hola, me llamo Franco, tengo 20 años, delgado, 177 cm. Este es mi primer relato aquí y paso hace 3 años. Una noche, me junte con uno de mis mejores am...
Relato gay: “Dos policías venezolanos”... Leo no se sentía bien en Caracas; la empresa le había exigido residir ese año en el extranjero “como un sacrificio por nuestro futuro en Hispanoaméric...
Relato gay: “En el bondi” Buenas,me llamo Daniel, soy de Pilar,Bs. As.,tengo 25 años,flaco, 1.70 y no creo que tenga tanta cara de putito , pero esto me paso el domingo a la ma...
Relato gay: “El cuento del tio al taxista... Mi nombre es Andres, tengo 25 años y soy del sur de la Pcia de Bs.As. Mido 1.80, tengo ojos verdes, pelo castaño claro y cuerpo delgado definiéndose c...
03
jul

Relato gay argento: un campamento caluroso

Hola! a todos, bueno éste es mi primer relato y espero que les guste.

Mi nombre es Emiliano soy de Necochea, mido 1.70m, soy delgado, no tengo mucho físico, tengo piel morena, mi cabello es semi-largo y negro, no soy muy velludo, no se si considerarme guapo porque yo no pienso mucho en eso.

Esto paso en un campamento que hicimos mis amigos y yo, fuimos a lo que nosotros conocemos como “arenas verdes” esta cerca de la costa, en vacaciones de Navidad.
El día en que nos fuimos me di cuneta de que habían invitado a más personas. (éramos 16)
Cuando llegaron nuestros amigos a buscarnos a donde nos habíamos juntado, subimos las cosas y cada uno se sento donde queria, menos yo, que me toco ir en la caja de una de las camionetas, porque no había mas lugar adentro, pero yo no era el unico que iba en la caja, antes de irnos un amigo de mis amigos se bajo de una camioneta y se sentó conmigo. Su nombre es Diego, es mas alto que yo, es delgado, aunque tiene su físico, es guapo, pelirrojo y en ese momento tenia el pelo rapado, y una barba candado muy prolija, su piel es muy clara. Comenzamos a charlar. Y en un momento me señalo para un lugar y me dijo que mirara,cuando me doy vuelta se había acercado mucho a mí y creo que me iba a dar un beso, solo que habíamos llegado y la camioneta freno.
Ya estaba anocheciendo, yo no tenia una carpa, porque pensaba dormir con uno de mis amigos, pero el decidió abandonarme por otro de sus amigos. Todos habían traído una salvo yo. Diego me invito a dormir con él y yo acepté. Hicimos un fogón, mientras tomábamos comíamos, hablábamos y cantamos.
Después de un largo rato se fueron yendo a dormir uno por uno. Hasta que Diego y yo fuimos los últimos. Me dijo que fuéramos a un lugar más tranquilo, esperamos a que el fuego se apagara solo, me agarro de la mano y nos fuimos a otro lado de la playa donde habían unas piedras y una especie de cuevas, así no nos veía nadie y se llevo unas toallas.

Esa noche la luna iluminaba mucho y las estrellas eran muy visibles. Nos recostamos en la arena y comenzamos a charlar.
-Me volviste loco desde que te vi. Y cuando te dije que miraras para el otro lado y te des vuelta… Bueno supongo que ya sabes lo que quería hacer.- Me dijo tan dulcemente.
Me quede callado y me acerque y le di el beso que al parecer no se lo esperaba. Después de eso sonrió y encima de mi me lo devolvió tan apasionadamente que me excite, él lo noto, y metió una mano adentro de mi remera, tocando mi pecho delicadamente y yo le desprendí unos botones de su camisa. Se saco su camisa y vi su pecho lleno de vellos rojizos y rizados,y sus lindos pectorales y abdominales, y eso me excito más. Me quitó la remera lentamente, me beso, y fue besando suavemente todo mi pecho hasta llegar a mi pantalon.
– sos tan hermoso.- me dijo mirándome desde ahi abajo.

Subió y nos seguimos besándonos, él agarro mi mano e hizo que tocara su pecho y bajara hasta que tocara su entrepierna por encima de su pantalón, estaba excitado pero se notaba que no la tenia parada del todo.
Volvió a bajar, bajo la bragueta de mi pantalón, pero con los dientes y mi bóxer y empezó a chuparmela. (me media unos 17cm).
-Ahh…- era lo único que podía decir mientras mi corazón se aceleraba.

Él seguía. Hasta que invertí las posiciones e hice lo mismo que el, le bese en cuello, sus pectorales, sus tetillas, esas tetillas eran la gloria, sus abdominales eran hermosos, le baje el pantalón y su bóxer y comencé. Media 18 o 19cm su sabor era algo único y al no tener ni un pelo lo hacia parecer mas largo y excitante. Se la deje de chupar para terminar de desvestirnos, entre besos y manoseo.

nos arrodillamos, el me di vuelta y me puso en cuatro, comenzó a pasar su verga por mi culo lenta y excitantemente. En seguida sentí la cabeza de su verga entrando y lentamente el tronco. La saco y empezó a chuparme el culo, sentir su barba en mi lampiño culo era hermoso. despues de un rato e la metió de una, sentía un dolor pero se desvaneció por el placer. cuando entro por completo sentir su cuerpo contra el mio me hacia temblar de placer. Él comenzó a cojerme lentamente. después siguió subiendo la velocidad mientras nos besábamos. En un momento me estaba dando tan fuerte que hizo que me cayera, pero eso no le impido que me siga dando, el placer era rotundamente genial. Su olor, su olor me excito aun más. Me la saco, se acostó y yo me sente sobre su gorda pija, me agache y lo besaba mientras saltaba sobre el, el sonido que hacían nuestros cuerpos era glorioso, me empezó a masturbar hasta que me corrí en su hermoso y lampiño torso. Después de un rato de seguir dándome,me dijo que iba a acabar, asi que me levante, y lo empecé a masturbar, fue tan rápido que acabo sobre lo que yo había acabado, solamente que el había acabado mucho mas que yo. Le pase la lengua por el pecho y el abdomen, juntando nuestro semen, y besándolo alternativamente, despues de un buen rato besándonos me recosté en su pecho y nos quedamos dormidos, tapados con la toalla.
En la mañana antes de que saliera el sol nos dimos un chapuzón en el mar, el agua estaba helada, nos pusimos la ropa, volvimos al campamento y aguardamos la salida del sol.
Cuando salió el sol , estábamos abrasado y esa vez fue el amanecer más bonito y cálido que había tenido. Y aun más con Diego a mi lado.
Despues de esa noche de pasión, solamente nos dedicamos a chupárnosla dentro de la cara. Cuando termino el campamento, decidimos contarles a los chicos sobre nuestras atracciones mutuas, pareció que no les afecto para nada, pero por respeto cada vez que nos juntamos mantenemos nuestras demostraciones al margen. Esto paso en el 2013, y hasta hoy seguimos en pareja.
Espero que les haya gustado.

Relacionados:

Relato gay: “1ª encuentro con Ale” Hola soy marcos tengo 22 años siempre consumo material de esta página así que es por eso decidí escribir mi historia. Vivo en un pueblo de unos 650...
Relato gay: Mi primera vez Me llamo Matias, tengo 19 años y voy a contarles mi primera vez. Soy muy calenton, la pija se me para con cualquier cosa y hacia tiempo que venia nav...
Relato gay: “Mi profe del gym me la poneR... Soy Alan, tengo 19 años de Esperanza Santa Fe. Mido 1.8 soy alto, de muy buena cola y bien pasivo. Hace un mes empece el gym y en seguida pegué onda ...
Relato gay argentino: “Me cogí a un madurito... Hola buenas tardes... Esto sucedió hace unos años atras, era en verano y yo trabajaba de jardinero y me llamaron de un chalet para que le limpie y arr...
29
jun

Relato gay: una buena noche con mi amigo

Hola, me llamo Rodrigo, tengo 24 años, soy latino de piel morena, cabello negro, guapo (todos lo dicen jeje), mi polla mide 17cm y no es muy gorda, mi novio es blanquito, tiene 35 años, se llama Ignacio, es pelirrojo, y muy guapo, su polla es mas larga que la mía y muy gorda, además es mucho más alto que yo, en fin los dos somos muy buenos ejemplares y hemos hecho muchas cosas muy tiernas pero muy morbosas a la vez, desde la primera vez que cogimos senti que éramos totalmente compatibles para el sexo, el es 100% activo y yo soy 100% pasivo, y en alguna ocasión hemos hecho trios pero será una historia para otra ocasión.

Bien, hoy hace seis meses que vivimos juntos (más de dos años que llevamos saliendo) y evidentemente cogemos casi todos los días, y en muchos de estos días (sobretodo los fines de semana) más de una vez, nunca usamos preservativos entre nosotros pero si lubricante, salvo esa noche. Habíamos acabado de ver una película y nos fuimos a cama, nos arreglamos, él se puso su pijama y yo me quede desnudo (prefiero dormir asi) nos metimos a cama y el me abrazo de cuchara,y senti su enorme pija en mi culo, me beso el cuello y la oreja lo cual me re calentó, e hizo que mi pija se ponga durísima, me dijo: -me la queres chupar un ratito?- me di la vuelta, el se puso boca arriba, lo bese, le bese el cuello,cosa que lo excitaba,baje pasándole la lengua por todo el pecho,y al llegar al pantalon del pijama,le besaba la pija por arriba del pantalón, un rato despues se la saque y comencé a chuparle su hermosa pija, con sus lindos bellos púbicos pelirrojos, la metía toda hasta la garganta y la saboreaba, el gemía y me agarraba del pelo, así estuvimos un montón de tiempo, hasta que el se incorporó, me agarro de la cadera y me puso sobre él, comenzó a chuparme los huevos, que estaban gordos y llenos de leche por tanta excitación, se los metía a la boca y los lamía, mientras yo seguía masturbándolo que comenzaba a soltar precum,me hizo acomodar para que quedáramos haciendo un 69, entonces alzó la cara y se acomodo entre mis nalgas, las abrió y comenzó a chuparme mi culito, le encanta hacer esto, metió la lengua y se lo comía entero, yo gemía con su pija aún en mi boca, me agarro de la cadera y me incorporó….

Continuar viendo las fotos »

Relacionados:

Relato gay: En el hospital Hola! Hoy les cuento algo que me paso en el trabajo.Yo trabajo en un hospital y siempre a mitad de mañana salgo a fumar al costado de un pabellón. Al ...
Relato gay: “En el baño de mi casa” Buenas, este es mi segundo relato que escribo, espero que les guste. Hace 4 años que conozco a mi mejor amigo, siempre le ojeaba el bulto disimulada...
Relato gay: “DE DIA HIJO Y DE NOCHE MUJER DE... Hola amigos, quiero compartir con ustedes la relación de amor filial vivida con mi padre. Mi nombre es Lucas, soy cordobes, tengo 18 años, actualm...
Relato gay argentino: “la asesoría leganal&#... Esta historia en 100% verídica y ocurrió así: me llamo Lucas, tengo 23 años y vivo en Corrientes Capital, soy de buena contextura física, voy al gym t...
23
jun

Relato gay: Como conseguí macho

Esto ocurrió hace como 5 años y me dio vuelta la cabeza, siempre me relacioné con pasivos, afeminados, con lencería, depilados me enloquecen, así fue que conocí a Eduardo, el tenia 45 años en ese entonces, 175 de altura, fisico deportivo, linda cola, nos citamos por primera vez para tomar un café, en cordoba y pueyrredon, charlamos bastante, se notó la buena onda entre los dos enseguida, hasta que me invitó a su casa y tomar una copa, el sexo estaba en el aire, no hacia falta que digamos nada, así llegamos a su departamento, me sirvió un whisky con hielo, y sentados en el sillón nos besamos, fue el comienzo, nos trasladamos a su dormitorio, nos desvestimos rápidamente, con urgencia la calentura nos llevaba, cuando lo vi desnudo me encanto todo depilado, blanco, con la piel mas suave que había tocado, su pija era algo mas grande que la mía, nos seguimos besando e hicimos un 69, el en mi pija, yo en la cola de el, me lo cogí mucho ese día, dos polvos nos echamos, fue muy bueno, nos empezamos a ver mas seguido, y la calentura en mi iba creciendo me gustaba todo de Eduardo a medida que nos íbamos conociendo empezamos a hacer mas cosas, el me acariciaba todo el cuerpo, me besaba las nalgas después de coger, yo también le correspondía, empecé masturbandolo, después le chupe la pija, era exquisita, de a poco los roles fueron cambiando, mas nos encamábamos, mas cosas ocurrían, me empezó a tocar la cola, después me la beso, hasta me llegó a dar unos besos profundos, hasta que una vez después de hacer el amor, estando en la ducha lo bañé, ese día fue muy sexual todo, lo enjaboné desde la cabeza hasta los pies, le acaricié todo el cuerpo, a el se le paro la pija enseguida, me dio vuelta, se agachó y me dio un beso negro profundo, la calentura me ganó y le pedí que me la pusiera ahí debajo de la ducha, lo hizo y me sentí muy lleno, me cogió despacio, y me acabo adentro, eso me calentó tanto que yo también acabe sin tocarme la pija, es la primera vez que me pasaba esto, a partir de ese día pase a ser el putito de el, la relación cambio, en realidad el sexo cambió para los dos, paso a ser mi macho en la cama, me recibía como una nena me trataba como una nena en la cama y a mi me gustaba, entiéndase mi aspecto no era precisamente el de una nena, estoy sin depilar, tengo cara varonil, y algo de pancita y hasta ahora siempre había hecho el rol de activo, había masturbado a algunos hasta había chupado pijas pero nunca me habían cogido
Eduardo me cogió de todas maneras, de costado, con las piernas en los hombros, en cuatro, yo le chupaba la pija, lo besaba en la boca, le acariciaba las piernas, hacíamos un 69 maravilloso, dos años duro, hasta que Eduardo se mudo a tucuman por razones laborales, viaje un par de veces, y el vino para capital, un par de veces, hasta que me llamo para decirme que estaba en pareja, me dolió bastante pero entendí que el tenia que hacer su vida, me dijo que el muchacho es una muy buena persona. Me queda en la memoria el último sábado que pasamos juntos, antes de que viajara, me esperó en su casa con un almuerzo y un conjunto de lencería negro, una malla al cuerpo calada, para mí, y así me senté a la mesa, al rato estaba en la falda de él, dándole de comer con mi boca, se le puso como un garrote, entonces se la chupe un poco y me senté sobre su pija, despacio sin moverse mucho, lo sentía palpitar en mi ano, lo miraba a los ojos y lo besaba, estuvimos un rato largo así, casi sin movernos hasta que me acabo, que hermosa sensación senti el latido de la pija dentro mio, el me chupo la pija y compartimos un beso de leche, el primero, luego nos fuimos a la cama, le bese hasta la sombra, el me puso boca abajo, primero me cogió dulcemente y después un poco mas fuerte, mientras me decía que yo siempre iba a ser su putito, es la primera vez que me sentía tan querido y tan puto y me encantaba, hasta ahora busco sentirme nuevamente igual nunca lo voy a olvidar, fue único…

Relacionados:

Relato gay: Recien mudado Esto paso hace unos años, cuando ocuparon nuevamente la casa de enfrente a la mía. Empiezo hablando de mi, mido 177 soy flaco, no tengo un cuerpo perf...
Relato gay: “DE DIA HIJO Y DE NOCHE MUJER DE... Hola amigos, quiero compartir con ustedes la relación de amor filial vivida con mi padre. Mi nombre es Lucas, soy cordobes, tengo 18 años, actualm...
“Primera experiencia como Activo” Tengo 28 años, esto me sucedió hace 3 años atrás. Mi debut y mis relaciones fueron siempre como pasivo. De hecho, nunca tuve oportunidad de ser ac...
Relato gay argento: “sexo oral en un baño pu... ola gracias por públicar mi relato. Esto primera vez aquí. Les dejo un relato real sobre una de mis tantas aventuras de sexo casual u oral express que...
El contenido de los videos y fotos no es responsabilidad de Gaysenargentina.com sino de los usuarios que aqui los presentan. Entrada prohibida a menores de edad, si eres menor te pedimos que abandones la pagina y si es Ud padre informese.